“Es necesaria una Ley de Parto Humanizado, que tenga una aplicación rápida y eficaz” 


Así lo determinó el médico obstetra Dr. Mauricio Campanella, director asociado del Hospital San Felipe de San Nicolás. La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires dio media sanción a la Ley nacional 25.929 sancionada en el Congreso en el 2004. En efecto, los establecimientos sanitarios deberán adecuarse en cuanto se apruebe la reglamentación en la Cámara de legisladores.


La provincia de Buenos Aires dio media sanción a la adhesión a la ley de parto humanizado.La Ley 25.929 fue sancionada por el Congreso de la Nación en 2004 y tiene la adhesión de 21 provincias. Ahora espera la decisión del Senado de la provincia. La Cámara de Diputados bonaerense aprobó y giró al Senado la adhesión a la Ley Nacional 25.929, sobre “Parto Humanizado”, que establece los derechos de madres, padres e hijos durante el proceso de nacimiento.Un dato curioso, un estudio de la provincia reveló que el 80% de las mujeres consultadas sufrieron hechos de violencia obstétrica, es decir, no se tuvo en cuenta su decisión como protagonista en el momento del parto, no fueron informadas íntegramente o se aplicaron mecanismos que no correspondían con el estado de la persona gestante, drogas innecesarias o procedimientos que solo hacen a la rapidez del parto.

Una ley del año 2004
El proyecto, autoría de la diputada del Frente de Todos, Mariana Larroque, incluye el derecho de las madres y padres a ser informados sobre las distintas intervenciones médicas que pudieran tener lugar durante esos procesos, con el fin de que puedan optar libremente. Además, establece que la persona gestante tiene derecho al parto natural y respetuoso en cuanto a su tiempo biológico y psicológico, evitando prácticas invasivas y el suministro de medicación sin justas causas.“Pasaron 16 años, por suerte se conquistaron muchos derechos y lo celebramos. Hoy es un día histórico para quienes habitamos en la provincia, hoy se salda una deuda pendiente con las mujeres, con las personas gestantes, ya que vamos a darle media sanción a la adhesión y para hablar de parto humanizado quiero hablar primero de violencia obstétrica. Hay mujeres violentadas en las salas de parto, por eso la urgencia de la adhesión porque busca proteger los derechos de las mujeres, personas gestantes y los recién nacidos, busca velar por el respeto de los procesos fisiológicos, busca garantizar el trato con respeto, promoviendo la intimidad y teniendo en cuenta su cultura”, dijo Larroque en el recinto.“Es transversal a todas las clases sociales, la constante es la violencia, las convierte en objeto de intervenciones y cuando entran a la institución dejan de tener autonomía sobre sí mismas y sus bebés, es violencia de género y patriarcal. Si no estuviéramos atravesando esta pandemia, los balcones estarían llenos de compañeras que esperan hace 16 años que sancionemos esta ley, es gracias a su lucha que estamos discutiendo esta ley”, detalló la legisladora sobre la adhesión a la ley nacional sancionada en 2004.

San Felipe
El Dr. Mauricio Campanella, director asociado del HIGA, dijo: “Por mi formación médica y la elección que he dado en cuanto a mi especialidad, entiendo que un parto natural es el momento más maravilloso de la vida. Estoy completamente a favor de esta norma, que sin dudas es un avance para la provincia de buenos aires”. El territorio bonaerense junto con Formosa y Catamarca, son los únicos que aún no han adherido a la ley 25.929. “La primera vez que vi una persona nacer fue como estudiante en un hospital público, durante un parto natural de una chica de 19 años. Me pareció tan increíble y poderoso, que solo se puede entender como n momento que debe recibir respeto absoluto, tanto para la mamá como para el bebé”, expresó Campanella, al tiempo que afirmó: “No se puede discutir bajo ningún punto de vista la importancia que tiene el nacimiento, en el desarrollo cultural de nuestra sociedad. No es solo un hecho biológico, es un hecho cultural y social”.
La aplicación de la ley en los establecimientos sanitarios, “no va a suceder de forma inmediata, pero puede hacerse sin ningún tipo obstáculo”. En ese sentido, apuntó: “La mujer debe sentirse acompañada desde un primer momento, con información actualizada y comprensible. Cuando un embarazo es patológico, puede producir sin dudas una complicación. Además, los profesionales debemos tener en cuenta los deseos de las personas gestantes, siempre y cuando no implique una complicación para la vida. Nuestro país durante décadas tuvo altas tasas de mortalidad materna y neonatal, entonces, institucionalizando el parto estas tasas disminuyeron. Lo que sucede es que el control fue deshumanizando el proceso natural, social y familiar. Esta ley, llega para regular e intimar a que las instituciones se humanicen, es decir respeten completamente estos procesos”.