“No sé a dónde voy a jugar” 


Matías Alluchón perseguirá el desafío de “tener minutos” en la Liga Nacional, en su primera temporada como Sub-23. El ex Regatas debería regresar en teoría a Estudiantes de Concordia, club con el que tiene tres años más de contrato y que en enero pasado lo cedió para que ganara experiencia en Atenas de Carmen de Patagones del ex TNA.


Después de haber jugado tres años como juvenil en el ámbito profesional, desde la próxima temporada Matías Alluchón pasará a ocupar ficha Sub-23. El desafío del nicoleño será el de intentar “tener minutos” en la Liga Nacional, con Estudiantes de Concordia, club al que llegó en el 2017 y con el que tiene 3 años más de contrato. Allí arribó desde Regatas, todavía siendo Sub-17, detrás de un sueño. Pudo debutar en la “A” en la 2017/18 y luego tener mayor presencia en la siguiente (sin haber jugado mucho). En la última Liga, Alluchón integró la plantilla del plantel superior de Estudiantes, aunque no pudo jugar mucho, motivo por el cual fue cedido a Atenas de Carmen de Patagones para jugar la Liga Argentina (ex TNA). Igualmente, hizo un análisis de lo que fue el rendimiento de Estudiantes. "Creo que nunca pudimos encontrar nuestra mejor versión en la Liga, tuvimos buenos partidos, pero éramos muy irregulares, y creo que eso nos jugó en contra en la temporada. Luego lamentablemente se suspendió", le contó a la web Pickandroll
Alluchón, quien alcanzó a disputar cinco partidos (3.7 minutos de promedio). Tras esta experiencia, fue cedido a Atenas. Igualmente, allí solo pudo jugar en dos oportunidades, dado que a los pocos días el campeonato se interrumpió a raíz del coronavirus para ser cancelado más tarde el 29 de abril. Pensando en una posible reanudación de la competencia este año, Alluchón apuntó: "La verdad es que todavía no tengo equipo”. “Para aclarar, si bien todavía tengo contrato en Estudiantes –indicó-, no sé a dónde voy a jugar en la próxima temporada, porque aún no se comunicaron conmigo". "En los próximos días seguramente hablaremos, pero no sé si la idea es que juegue en Estudiantes o darme a préstamo, porque a mí me quedan 3 años más de contrato", marcó el jugador de 1.84m y 20 años.
Por otro lado, Alluchón contó cómo fue atravesando las distintas etapas de la cuarentena. A propósito de ello, destacó que en estos últimos cuatro meses pudo “mejorar” su físico. “Lo basquetbolístico no he podido trabajarlo por el tema de que los clubes no lo permiten aún, la pandemia nos complicó en ese sentido”, lamentó, detallando luego de qué manera se entrena. Al respecto, puntualizó: "Al principio de la cuarentena pude alquilar un kit de pesas para poder trabajar en mi casa, estoy motivado. Cuando abrieron los gimnasios empecé a ir, quiero llegar con todo. Estamos esperando las fechas de arranque", manifestó el base, que esta semana también se entrena en la parte física con Regatas, mientras aguarda por novedades en su ciudad natal. “Me siento bien, estoy entrenando para poder tener minutos en la próxima Liga", concluyó, con una clara meta por delante y la firme convicción de triunfar en el básquet.