Agosto: mes de la Madre Tierra 


“Desde el 1 de agosto al 31 del mismo mes se puede realizar la ceremonia que consiste en preparar sahumerio. Asimismo se realiza la korpachada, que es darle los alimentos a nuestra Madre Tierra. En estos momentos de Covid 19 -que estamos padeciendo en el mundo entero- pidamos con fervor y mucha fe que nos proteja y aleje este virus que está matando a nuestro pueblo, que nos perdone por todo el daño que le hacemos”, expresa Rosalía Quipildor.


El 1º de Agosto los pueblos Originarios llevamos a cabo la ceremonia de veneración, agradecimiento y pedido a la Madre Tierra para que el nuevo ciclo que comienza sea de buena salud y prosperidad. Nuestra Madre Tierra se prepara para concebir la nueva vida. Desde nuestros ancestros, esta ceremonia es realizada por los hermanos Coyas, Diaguitas, Atacamas, todo el pueblo Andino y hace unos años los hermanos Mapuches.En la cosmovisión de los pueblos andinos, la Pachamama es la madre de todos. Se trata de una divinidad que abarca el planeta tierra y la naturaleza, de la cual el ser humano es parte y toma de ella su alimento, su abrigo y el espacio en el que se desarrolla y reproduce su identidad y su cultura. Es por eso que ella es venerada y respetada.
Desde el 1 de agosto al 31 del mismo mes se puede realizar la ceremonia que consiste en preparar sahumerio. Puede ser con: ruda, romero, incienso, mirra, hojas de laurel, azúcar, yerba, pelecho del ajo. También puede ser cáscara seca de naranja, limón, azufre, koa. Si no se tiene todo, aunque sea se puede sahumar con azúcar, yerba, incienso o con lo que uno consiga. Siempre con fe. Prendemos unos carbones, colocamos en un recipiente de lata cuando están las brasas bien prendidas, sumamos las hierbas y empezamos a sahumar desde el fondo de nuestra casa hacia adelante. También a todos los integrantes de la familia.

Korpachada
Asimismo se realiza la korpachada, que es darle los alimentos a nuestra Madre Tierra. Hacemos el pozo, calentamos su vientre, luego comenzamos rociando con alcohol en forma de cruz y se depositan los alimentos, bebidas, fruta, galletas, caramelos, la comida más rica para ella, hojas de coca, cigarros, todo lo que nos gusta, siempre la mejor parte.Esta ceremonia se debe hacer con mucho respeto y siguiendo un orden, por pareja. Luego se comparte un pequeño almuerzo y bebidas. También le cantamos algunas coplas, finalmente se tapa el pozo. Se cierra dejando todo como antes y seguiremos cantando y bailando.Se trata de celebrar la continuidad de nuestra existencia porque existe una relación de reciprocidad hacia los seres espirituales y la naturaleza. Solo así concebimos la vida!.
Recibir y dar... Dar y recibir… El género humano es el beneficiario de los dones de la vida, nuestros ancestros, en un gesto de agradecimiento, a nuestros deseos de vivir bien, en armonía con la madre naturaleza, que es la Pachamama. Sigue siendo generosa para la felicidad de nuestro pueblo, es por ello que volcamos en la tierra, agua, bebidas y todos los alimentos que ella nos da. Tenemos que estar alegres para que ella nos sienta y por eso decimos Pachamama Kusilla Kusilla! (Madre Tierra alegría alegría!!!).La tierra no es culpable de nuestros sufrimientos o injusticias, porque a pesar de todos los obstáculos que se nos presentan, seguiremos nuestras tradiciones en esta tierra que nos vio nacer!
En estos momentos de Covid-19 -que estamos padeciendo en el mundo entero- pidamos con fervor y mucha fe que nos proteja y aleje este virus que está matando a nuestro pueblo, que nos perdone por todo el daño que le hacemos.Madre Tierra bendice y protege a todos los trabajadores de la salud, bendícelos a ellos y a sus familiares, como así también a todo tu pueblo.

Oración a la Madre
TierraBendita Madre Tierra,
Creadora de las cosas que poseen aliento y corazón,
Hoy aquí y ahora te honro,
Te siento en el palpitar de mi corazón,
En la fuerza de mi matriz, hija de la tierra
Muchos te han venerado y honrado
Y muchos otros te olvidaron.
Perdona la ofensa,
Danos más conciencia,compasión e inocencia .
Tú que sigues alimentándonosdándonos cobijo y enseñándonos con amor.
Hoy aquí reconozco que soy parte de ti
Como tú lo eres de mí
Que no puedo poseer lo que soy
Que solo puede pertenecer
Aquello que forma parte de mi esencia.
Hoy y todos los días de mi existencia
Te bendigo hermosa madre tierra.
Bendigo tu fuerza, tu amor y dulzura,
tu espíritu y tu materia, así como a todos tus hijos.
Pachamama, Madre Tierra
eres fuente de vida y alegríaKusilla, kusilla!!!

*Por Rosalía Quipildor
Agrupación “Madre Tierra”.

Este año debido al Covid-19, no podemos realizar la ceremonia con la concurrencia de todos los años anteriores. Sí lo haremos los integrantes de Madre Tierra con su debido distanciamiento. Pediremos por todos los que nos acompañaron siempre, por todo nuestro país y nuestra querida San Nicolás que nos cobijó como sus hijos.