Básquet: la vuelta de La Emilia 


Todos los mayores de 12 años del “Pañero” (incluyendo a la Primera División) regresaron a los entrenamientos físicos, bajo las órdenes de Franco Fazeuilhe. Se armaron cuatro grupos diferentes de trabajo y se entrena allí lunes, miércoles y viernes de 14.00 a 18.00.


Siguiendo los pasos de Somisa –que había retornado a los entrenamientos físicos el viernes-, esta semana La Emilia retomó sus actividades basquetbolísticas luego de 140 días, tal como lo hicieron Belgrano y Regatas.El joven entrenador emiliano, Franco Fazeuilhe le contó a EL NORTE como fue esta ansiada vuelta a las prácticas, más allá de que, como es sabido, por el momento la Municipalidad de San Nicolás no autorizó el uso de elementos. Al respecto, comentó: “Volvimos muy bien, con muy buena predisposición de los chicos. De hecho, teníamos pensado armar tres grupos diferentes y tuvimos que sumar uno más porque se agregaron más chicos, por lo que terminamos armando cuatro, por categoría”. “Los pibes están re contentos y muy entusiasmados y todos los que me habían dicho que iban a empezar el lunes, empezaron, lo que es muy alentador”, agregó quien también se venía desempeñando en los últimos como escolta del “Pañero” en la Primera local (esta temporada tenía pensado cumplir a la vez la función de técnico del representativo superior, tras la salida de Ariel Amarillo).
Por otro lado, Fazeuilhe detalló que en La Emilia “los entrenamiento son los lunes, miércoles y viernes, con grupos de diez personas y con practicas de 45 minutos”. Al mismo tiempo, apuntó que después de cada entrenamiento grupal se realiza “un descansó de 20 minutos para poder desinfectar todo y cumplir con los protocolos”. De 14.00 a 14.45 trabajan los Sub-13, de 15.05 a 15.50 los Sub-15, de 16.10 a 16.55 lo hacen los Sub-17 y Sub-19 juntos y finalmente desde las 17.15 a 18.00 se entrena la Primera.En relación a este vuelta, Fazeuilhe si bien consideró que “no fue la soñada” al no poder trabajar con pelota y lanzar al aro, igualmente valoró que “por los menos se pudo volver de alguna manera”. “Lo importante es que los chicos pudieron volver al club, correr al aire libre, se pudieron reencontrar personalmente, que obviamente no es lo mismo que hacerlo a través del zoom”, resaltó el tirador, que pasara por Regatas y Somisa, que este año integró el staff del Campus de Sergio Hernández en Provincial de Rosario