Para CASFER, Argentina necesita volver a tener políticas que agregue valor a las materias primas mediante su industria


La Cámara Santafesina de Energías Renovables (CASFER) analizó una afirmación del ex ministro de Agricultura, Luis Etchevere, quien sugirió que "el gobierno evalúa volver a los diferenciales para la industria en soja" y agregó en su cuenta personal de Twitter: "Esto sería una transferencia de los productores a unas pocas empresas que estuvo vigente más de 40 años y que eliminamos en 2018. Volver a eso sería reinstaurar un subsidio de un eslabón a otro de la cadena".

En tanto, los referentes de la CASFER advirtieron: "El ejemplo más tangible es el desarrollo de la industria de biocombustibles, se generaron fruto de la ley 26.093 (2016) plantas en Santa Fe pero también en Jujuy, Salta, Tucumán, Santiago del Estero, Córdoba, San Luis, La Pampa, Buenos Aires y Entre Ríos, en un proceso inédito de desarrollo de economías regionales y diversificación de la matriz energética y productiva".
De acuerdo a un informe de la _consultora Ramos y Asociados_, la cámara entiende que "por la distancia geográfica, la condición primaria del producto exportado y la ausencia de un sector naviero nacional, en las exportaciones argentinas tiene alta incidencia el flete marítimo". Así mismo, agregan que "en los países de destino se aplican aranceles a nuestras exportaciones, los cuales son más altos para los productos industrializados como el caso del aceite. El ejemplo más claro es China, que mientras aplica un 1,5% de arancel al poroto de soja, aplica un 9% al aceite de soja. Es inexplicable que el ex titular de la cartera no haga comentario alguno al respecto".Desde CASFER sostenemos, tal cual la consultora, que "la incidencia del costo del flete se reduce si se exporta aceite porque su precio duplica el valor del poroto". Si Argentina continúa el sendero iniciado en 2016 y que actualmente se encuentra en vigencia, "la ociosidad de la industria aceitera y del biodiesel continuará creciendo sin duda alguna".
"Esto generará un proceso sostenido de reprimarización de las exportaciones de aceite, harina y biodiesel al poroto de soja, con la muy probable y consecuente baja del precio del poroto que perjudicará directamente al sector productivo. Entendemos que en este contexto comenzarán a crecer fuerte las exportaciones de poroto de soja cuyo destino serán casi con exclusividad China, que se encuentra desarrollando a pleno su industria aceitera, naviera y portuaria y está negociando acuerdos comerciales con los países cercanos, que son nuestros destinos actuales del aceite. "Estamos alertas, la situación requiere de medidas concretas y urgentes", afirmaron desde CASFER.