Básquet: Regatas está de regreso 


Fue el cuarto club nicoleño que retomó sus entrenamientos físicos de básquet. En su vuelta luego de más de cuatro meses, el Náutico tuvo entrenando alrededor de noventa chicos, los cuales estuvieron divididos en tres grupos distintos, trabajando cada uno de ellos en tres diferentes estaciones con diez jugadores como máximo.


Regatas fue el cuarto club nicoleño que retomó sus entrenamientos físicos de básquet, tal como ya lo habían hecho Somisa, Belgrano y La Emilia. De esta manera, el único que aún no volvió fue Don Bosco en la ciudad.Vale apuntar que en Villa Constitución y Ramallo, instituciones afiliadas a la Asociación de Básquetbol de San Nicolás ya pueden trabajar con pelota y lanzar al aro inclusive. En el caso de Sacachispas y Riberas en Villa lo pueden hacer además dentro de la cancha cubierta, mientras que en suelo ramallense Defensores, Los Andes y Social fueron habilitados a entrenarse por el momento al aire libre, aunque pudiendo utilizar elementos. En todos los casos –es decir en Villa Constitución, Ramallo y también en San Nicolás- la actividad está permitida solo para mayores de 12 años y en turnos, con grupos de hasta diez personas como máximo.
De los que compiten en el ámbito de la Asociación de Básquetbol de San Nicolás el único club que todavía no está en condiciones de volver es Mitre de San Pedro, ciudad con un gran número de casos positivos de Covid-19 en las últimas semanas y con pocas posibilidades de regresar en el corto plazo.En la entidad de la ribera, el regreso se produjo ayer, con una nutrida concurrencia de jugadores y en medio de una jornada intensa de trabajo, la cual comenzó a las 16.00 y finalizó a las 19.30. Hubo noventa chicos (todos mayores de 12 años) a lo largo de toda la tarde, trabajando en grupos diferentes y en tres distintos circuitos que fueron armados por los “Profe” regatenses, que fueron en total siete. Estuvieron presentes Pablo Dastugue, Gastón Petrella, Lucas Martínez, Iván Zuelgaray, Galo Crigna, Florencia Botti y Daniel Luchelli.
Una de las estaciones pudo armarse en el estadio cerrado, espacio que fue habilitado por el Municipio de acuerdo a lo que comentó un dirigente de Regatas (lo mismo que el gimnasio auxiliar). Allí se armó una de las estaciones, respetando las distancias y con diez jugadores. Las otras dos fueron armadas al aire libre (no libre de humo, lo cual se sintió muchísimo); una en la calle principal del club y la otra en un espacio verde ubicado entre la pileta y el río. En cada turno hubo treinta jugadores, aunque nunca se cruzó un grupo con otro. La actividad se inició con Sub-13 Naranja y los Sub-13 Azul (de 16.10 a 17.10), y luego continuaron los Sub-15 Naranja y Sub-15 Azul, los Sub-17 Azul y Naranja y finalmente los Sub-19. El último turno estaba previsto para la Primera, pero el único jugador del plantel superior que se presentó a entrenar fue el capitán Santiago López (realizó los ejercicios acompañado por José Defelippo, Matías Alluchón y Valentín Ingrata, tres ex Regatas que se encuentran jugando a nivel profesional y pidieron autorización para practicar allí en esta etapa). Por su parte, Iván Zuelgaray -quien mañana cumplirá 40 años)- forma parte del cuerpo técnico y habrá que ver si una vez que supere toda esta situación decide seguir jugando o retirarse.
Además, respecto de representativo Náutico que se encontraba compitiendo en el Provincial de Clubes, tampoco fueron de la partida los jugadores “residentes” como Rodrigo Noguera, Matías Rodríguez y Martín Ríos. Tampoco estuvieron –lógicamente- Fernando Salazar (oriundo de Ramallo), Federico Dayer (de Pergamino), Francisco Coronato (de San Pedro) ni Bruno Estala (del AMBA). Cabe recordar que en el Provincial al momento de suspenderse de manera provisoria el Provincial allá por el 13 de marzo, Regatas se encontraba jugando los play-offs de Reclasificación ante Social de Alejandro Korn, rival que lo había vencido en el primer encuentro disputado en la localidad que pertenece al Partido de San Vicente. El playoff –previsto al mejor de tres enfrentamientos- debía continuar en San Nicolás, lo que no pudo suceder a causa del coronavirus. Ahora, tras haber vuelto al menos a correr en conjunto luego de más de cuatro meses, en Regatas –como en las otras instituciones- aguardan que en San Nicolás no haya retrocesos y así Municipalidad pueda habilitar próximamente los trabajos con elementos, para que se pueda utilizar la pelota y lanzar al aro.