“Desafío aceptado”: la historia detrás de las fotos en blanco y negro 


En las últimas horas, Instagram fue invadido por fotos en blanco y negro de mujeres que, bajo el lema “desafío aceptado”, se sumaron a una campaña mundial que ya tuvo cerca de 9 millones de participaciones. Pero ¿qué historia hay detrás del desafío viral que parece un simple juego?

La campaña que originó la oleada de autoretratos en blanco y negro, también entre usuarias de San Nicolás, tiene sus raíces en Turquía, y representa la lucha de las mujeres locales contra los femicidios y su pelea por mantener la "Convención de Estambul". El abogado Martín Schapiro contó detalles de realidad que padecen las mujeres turcas y explicó cuál fue el origen del popular desafío a través de un hilo en su cuenta de Twitter que no tardó en viralizarse. “Muchas mujeres en Instagram con sus fotos en filtro blanco y negro y el ‘desafío’ de alguna mujer. Esta oleada de fotos tiene origen en Turquía, y un significado local muy concreto, vinculado a los femicidios y la pelea por mantener la Convención de Estambul”, twitteó Schapiro en @MartinSchapiro. Y añadió: “La Convención de Estambul, un tratado para combatir la violencia contra las mujeres, está bajo ataque por grupos islamistas extremistas que piden al gobierno que la denuncie en nombre de ‘los derechos de los hombres’ y ‘la estructura familiar’”.
Varias famosas del mundo y personalidades de la farándula nacional se sumaron a este reto viral que busca inundar las redes sociales llamando a las mujeres a apoyarse entre sí en la lucha contra el machismo y la violencia de género.