Para Díaz, de Udocba, “las aulas bonaerenses no están preparadas para la vuelta clases presencial” 


Luego de un encuentro entre los gremios docentes con las autoridades educativas provinciales, el secretario general de Udocba advirtió que la vuelta a las aulas “es un asunto delicado”. “Acá tiene que haber responsables que afirmen y certifiquen que están las condiciones dadas para que los pibes puedan volver a un aula”, pidió Díaz.


“No, no lo están”. Así de contundente, categórica e incluso automática fue la respuesta de Miguel Ángel Díaz, secretario general de la Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires, ante la consulta respecto a si las escuelas bonaerenses están o no en condiciones de recibir nuevamente a los alumnos, ahora bajo estrictos protocolos. Fue en una conversación telefónica que el dirigente sindical mantuvo este miércoles con el programa «Pila y Media» que emite Radio U.Fue un día después de que Díaz y dirigentes del resto de los gremios de la educación que integran el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) fueran convocados y participaran de un encuentro promovido por la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires para abordar el documento que estipula las pautas y modelos para distritos respecto al Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio.
“En la provincia de Buenos Aires recién están empezando las primeras charlas con las autoridades de Educación. Tuvimos este martes la primera charla y allí se acordó que en la próxima reunión, que no tiene una fecha definida, también van a participar los compañeros que tienen que ver con la salud. Es un asunto delicado y acá tiene que haber responsables que afirmen y certifiquen que están las condiciones dadas para que los pibes puedan volver a un aula”, señaló el titular de Udocba, quien participó del encuentro junto con dirigentes de Amet, FEB, Sadop y el Suteba.

Aulas inseguras
Por lo demás, Díaz señaló que “ayer [por el martes] el gobernador de la provincia de Buenos Aires nos decía que hay 6 mil pibes infectados, de los cuales 20 están internados y 6 han muerto” y enfatizó que ese cuadro de situación “desmitifica aquello de que los pibes no se infectan”.Y añadió: “En un ámbito cerrado como es el del aula, no es posible que los chiquitos de entre 6 y 10 años se queden sentados en sus asientos y atentos a la distancia respecto de sus compañeros, que no se quite la mascarilla, que no comparta con el amiguito un lápiz o una goma. Entonces, hay que ver bien cómo y cuándo se puede volver”.También advirtió que “no es lo mismo San Nicolás que Avellaneda” y que “en algunas partes del interior se podría empezar antes, aunque definiendo bien un protocolo que sea seguro y practicable”.“El tema de la infraestructura es fundamental. En un determinado espacio, se puede poner una determinada cantidad de chicos. No puede repetirse ahora, bajo estas circunstancias, repetirse la misma lógica que se ha venido dando desde siempre en las escuelas de la provincia de Buenos Aires. Por reglamento, las aulas deben tener capacidad para 30 alumnos, con 1,33 metros de distancia entre los alumnos. Pero la verdad es que hasta antes de la pandemia teníamos pibes cada 30 centímetros en las aulas. Esa lógica ya es impracticable: hay que respetar el mínimo de 1,5 metros porque si no los pibes se infectan, se enferman y se pueden morir”, repasó el secretario general de Udocba a nivel provincial, al tiempo que advirtió que “en promedio, las aulas tienen 30 metros cuadrados” y que “ahí entran 6 pibes, como máximo”.

FUDB
En un comunicado, los representantes del FUDB informaron que plantearon a las autoridades educativas provinciales el cumplimiento integral de las condiciones sanitarias y de las condiciones edilicias.Los gremios solicitaron que se defina la organización institucional y del trabajo docente para que las mismas garanticen el cumplimiento de los derechos laborales, tanto en gestión estatal como en privada.“Este encuentro permite dar los primeros pasos para discutir el cómo para luego dar lugar al cuándo, de un posible retorno, que aún no tiene fecha, a las aulas”, consideró la FUDB a través de un comunicado, al tiempo que añadió: “El protocolo deberá emanar de los Ministerios de Salud de Nación y Provincia, cuando las instituciones se encuentren en condiciones óptimas de asegurar la presencialidad. Para esto, deberán proveer los elementos de seguridad e higiene para todo el personal”.Por último, recalcaron que se avecina un “arduo trabajo”, no sin destacar que la elaboración de este tipo de material incluya los aportes de todos los actores de la Comunidad Educativa.