Lorena Vercelli: “El conflicto no está terminado"


La directora de la empresa concesionaria de todas las líneas urbanas de transporte público detalló que mientras que al AMBA llegan 9.800 millones de pesos en concepto de compensaciones, todas las empresas que operan en el resto de país se reparten un total de apenas 1.700 millones. Fue en contacto con el programa «Primicia Nicoleña» que emite Radio U.

La empresaria enfatizaba el dato este lunes, apenas concluido un nuevo contacto entre la FATAP, la UTA y el gobierno nacional a través de una audiencia en el ámbito (virtual) de los ministerios de Transporte y de Trabajo de la Nación.
“Lo que estamos haciendo es buscar una solución de fondo a esta profunda problemática que estamos sufriendo todas las empresas, trabajadores y usuarios del interior del país”, explicó la empresaria, en el marco de una situación que días atrás había implicado un sorpresivo cese de actividades por parte de los trabajadores, paro que después quedó destrabado. Pero el conflicto sigue latente. Por eso la directora de Vercelli Hnos habló de la búsqueda de una “solución de fondo”.
En tal sentido, la empresaria volvió a subrayar que se trata de una situación que si bien estuvo agravada por las medidas sanitarias restrictivas tiene su origen “mucho antes de la pandemia” de coronavirus.
“El problema central tiene que ver con una inequidad en la distribución de los recursos que está haciendo el gobierno nacional. Alguna gente se imagina que las empresas generan excedentes de dinero con lo que les llega en subsidios; pero la realidad está muy lejos de eso. No son recursos que el Estado regala a las empresas: son compensaciones a las empresas que permiten que el boleto tenga un valor que el usuario pueda pagar. El subsidio no es a las empresas sino a los usuarios”, explicó la directora de la empresa Vercelli Hnos.

Reacciones
En cuanto a las “inequidades que cada vez complicaron más al interior del país”, la empresaria le puso números: aseveró que mientras que a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y al conurbano bonaerense (el denominado AMBA, área Metropolitana de Buenos Aires) llegan 9.800 millones de pesos por compensación, al resto del país llegan apenas 1.700 millones. Y explicó que eso es lo que termina motivando que, por ejemplo, el usuario de San Nicolás “tenga que pagar un boleto de 32 pesos cuando en la Capital pagan una tarifa de 12 pesos”.
En tal sentido, advirtió que “en el interior las empresas, el gremio, los gobernadores y los intendentes se están sumando para decirle a la Nación que la gente ya no resiste más aumentos en las tarifas”.
En cuanto a los intendentes con alguna participación en esta incipiente puja por recursos, Vercelli enumeró los casos de los jefes comunales de ciudades como Córdoba y Rosario en otras provincias, al tiempo que comentó que “sé que acá en San Nicolás también se han sumado a conversaciones y videoconferencias con los intendentes de Mar del Plata y Bahía Blanca, todos en busca de lo mismo: que la ayuda al usuario sea pareja”.