El lunes entregan módulos alimentarios duplicados para las escuelas del distrito


A raíz del receso invernal, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires dispuso que se realice una sola entrega de alimentos equivalente a dos módulos durante el mes de julio para asistir a las familias de los alumnos bonaerenses en el marco de la pandemia de coronavirus. Malena Albert, presidenta del Consejo Escolar de San Nicolás, confirmó la noticia a EL NORTE. El reparto por duplicado en una única vez comenzará el próximo lunes, 6 de julio, y se extenderá hasta el viernes 17 de julio, según determinó el Sistema Alimentario Escolar (SAE). San Nicolás tiene asignados 13.475 cupos alimentarios quincenales, por lo que durante las próximas dos semanas los bolsones de asistencia alimentaria que se entregarán sumarán un total de 26.950.

La entrega de alimentos se realiza de acuerdo a un cronograma de recepción de alimentos, y con la presencia de autoridades de directivos o responsables de cada escuela, personal docente y auxiliar, respetando los protocolos de higiene, uso de tapabocas y distanciamiento. En tal sentido, Albert destacó la recepción unas 250 máscaras por parte de la Municipalidad de San Nicolás y otras 100 donadas al distrito por la empresa Ternium, junto con alrededor de mil barbijos: elementos distribuidos entre los docentes, auxiliares y equipos de coordinación encargados de manipular los módulos alimentarios para su entrega.
“En el mes de julio se entregarán por única vez los módulos alimentarios por duplicado, ya que el 20 de julio comienza el receso escolar invernal. Por eso la Provincia dispuso que exista una única entrega, también como una medida de prevención en caso de que sigan aumentando los casos de coronavirus. Existirá así una menor circulación de personas”, explicó Albert, al tiempo que explicó que “estamos trabajando con las medidas de seguridad e higiene pensando en la posibilidad de una eventual vuelta a clases en agosto”.
A fines de marzo, la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, junto al Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, por entonces a cargo de Fernanda Raverta, habían resuelto asistir a las escuelas bonaerenses con bolsones de alimentos para garantizar la alimentación de los alumnos en sus hogares y evitar así la aglomeración en los establecimientos educativos.
Cada módulo alimentario está integrado por dos paquetes de fideos, dos cajas de puré de tomate, galletitas dulces, harina de trigo, harina de maíz, aceite, azúcar, arvejas, lentejas y arroz. El contenido puede variar según la disponibilidad de mercaderías, pero desde el Concejo Escolar de San Nicolás destacan que en todos los casos los productos que suplantan a otros faltantes equilibran el valor nutricional total del módulo.