A veinte años del “doblete” de San Nicolás en los provinciales 


En el 2000 el básquetbol de San Nicolás cerraba la mejor etapa de su historia, ganando por primera y única vez en la misma temporada dos torneos organizados por la Federación de la Provincia de Buenos Aires. Los nicoleños consiguieron ese logro histórico a través de los Cadetes y de los Juveniles campeones en Pergamino y en Chivilcoy, respectivamente. Pasaron ya dos décadas.


Facundo Mancuso
secciondeportes@yahoo.com.ar

En el 2000 el básquetbol de San Nicolás cerraba la mejor etapa de su historia y, sin saberlo, se preparaba para transitar una década siguiente para el olvido, tanto a nivel clubes como selecciones. En efecto, a los logros conseguidos por Regatas, Belgrano, Somisa y Social de Ramallo con diferentes ascensos entre el año 90 y el 2000, se les sumaron las inolvidables campañas de las selecciones locales, cosechando en esa época siete de sus doce títulos provinciales, a través de los Infantiles (1993), los Cadetes (1997 y 2000), los Juveniles (1995 y 2000) y los Sub-22 (1995 y 1996).Lo cierto fue que hace exactamente 20 años, esos dos combinados nicoleños consiguieron lo que nunca más nadie pudo lograr en la ABSN, ganando por primera y única vez en la misma temporada dos torneos organizados por la Federación de la Provincia de Buenos Aires.
Fueron los de Juveniles y los de Cadetes. Al representativo de Cadetes de ese año lo integraron Nicolás Ferreyra, Patricio Rodríguez, Matías Santi, Facundo Núñez, Joaquín Martínez, Gastón Albarracín, Agustín Pini, Martín Domenech, Federico Carré, Jonatan Treise, Antonio Soria y Alejandro Gómez (tres refuerzos de Zárate-Campana). En esta oportunidad San Nicolás terminó invicto en cinco presentaciones, habiéndole ganado al local, Pergamino, Bahía Blanca, Mar del Plata, Chivilcoy y La Plata. Pablo Dastugue fue el entrenador de ambos seleccionados, asistido por Angel Cachari. En Cadetes el anterior campeonato conseguido por San Nicolás había sido en 1997 –derrotando a La Plata por 76 a 72 en la final–, plantel que estuvo conformado por Manuel Eseverri, Ulises Russo, Cristian Laserna, Damián Gasparini, Maximiliano Ríos (autor de 35 puntos en el duelo decisivo), Matías Bordione, Marcos Ollamburu, Pablo Bella, Lucas Nuñez, Nicolás Peirano, Thomas Gehrke y Francisco Rasio (estos dos últimos provenientes de Zárate-Campana).
Ese mismo año, en Juveniles San Nicolás volvió a trepar a la cúspide, dejando atrás a Bahía Blanca en el segundo lugar. Fue en Chivilcoy; más precisamente en el gimnasio de Colón en donde dio la vuelta olímpica (los otros participantes fueron, junto al local, Junín, Mar del Plata y Esteban Echeverría). Integraron ese recordado equipo los rosarinos Pablo Fernández y Federico Pascual (ambos reclutados por Belgrano), Gustavo Simonella, Martín Fromaget, Nazareno Marchiano, Alejandro Ollamburu, Andrés Ioverno, Bernardo Carducci, Alfredo Degano los muy jóvenes Nicolás Ferreyra y Patricio Rodríguez (tenían 15 años), más el pergaminense Juan Manuel Gandoy, el único refuerzo escogido por el DT Pablo Dastugue tras el Zonal. Fue justamente Gandoy el MVP de ese certamen. El base promedió 15 puntos, mientras que Fernández tuvo una media de 15.2, Pato Rodríguez de 10.6 y Pascual de 10.2. El título llegó de manera anticipada luego del éxito obtenido frente a Mar del Plata en la anteúltima fecha. Fue 66 a 54, con 15 tantos de Pascual, 13 de Marchiano, 10 de Fernández y 11 de Gandoy. En sus presentaciones previas San Nicolás había batido a Esteban Echevería por 75 a 35 (13 de Rodríguez y 11 de Ioverno) y a Chivilcoy por 77 a 71 (26 de Gandoy, 16 de Marchiano y 15 de Fernández). Finalmente, para terminar como imbatible, en la última fecha San Nicolás se impuso por 88 a 80 ante Bahía (27 de Fernández, 22 de Gandoy, 13 de Degano y 10 de Pascual), solo para cumplir con el calendario.
En esta división, San Nicolás celebró en otras tres ocasiones. La primera fue en La Plata en 1965, cuando la misma era denominada Cadetes Mayores, con las presencias de Ricardo Luis Passaglia, Marcelo Ondarçuhu, Alberto Jorge Fiandesio, Daniel Maggiori, Gilberto Tofano, Roberto Fattori, Oscar Zuelgaray, Miguel Arata, Alfredo Gandulfo, Jorge Abeledo, Luis Arriente y Luis Maiztegui. Y aunque no jugó, integró la delegación José Moyano (había disputado la etapa clasificatoria ante Regional Río de La Plata). Quien condujo desde el banco a estos jóvenes fue el legendario Eduardo “Lalo” Barón. Pasaron treinta años para que en Juveniles San Nicolás volviera a treparse a lo más alto del podio, teniendo en cuenta que recién pudo volver a hacerlo en 1995. Lo hizo bajo la dirección técnica de Ariel Amarillo y de la mano de notables actuaciones de Víctor Baldo y de Matías García, más los aportes de Adrián Bengolea, Diego Abaca, Rodrigo Pedraza, Leonardo Segura (todos de Regatas), los villenses Nicolás Gassanea, Fernando Rossi, Rodrigo Ferroni, el jugador de Belgrano Alejandro Montibellier y el cordobés Fernando Cavagna. A esa lista la completó otro oriundo de Córdoba –y curiosamente también de Río Tercero- como Cavagna (reclutado por Regatas). Se trató nada más y nada menos que de Pablo Prigioni, quien con 18 años había llegado poco tiempo atrás a Social de Ramallo. Aquel Provincial contó con la organización de la Asociación de San Nicolás y la de Zárate-Campana y se desarrolló en su gran parte en los gimnasios de Defensores de Villa Ramallo y de Independiente de Zárate (también hubo un encuentro que se jugó en Belgrano). San Nicolás terminó, como ocurriera en 2018, con los pibes de Ariel Amarillo y de Gastón Petrella campeones en La Plata, cuya nómina estuvo compuesta por: Víctor Fernández, Francisco Soldarini, Benjamín López, Ayrton Vega, Nicolás Rodríguez, Genaro Calcaterra (todos de Belgrano), Santiago López, Bautista Ingrata (ambos de Regatas), Bruno Castonjáuregui (Somisa), Matías Alluchón (ya había dejado Regatas y jugaba Estudiantes de Concordia). Como “refuerzos” de Zona I fueron fundamentales el pergaminense Benjamín Levato y el zarateño Facundo Mora.
Entre esas conquistas del 2000 y esta última del 2018, San Nicolás estuvo 18 años sin poder festejar en el ámbito bonaerense. En paralelo la ciudad fue perdiendo su representación en el profesionalismo de la Argentina a través de sus instituciones, que de a poco fueron perdiendo su lugar en la Liga Nacional, el TNA y la “B”; prestigio que pudo recuperar –en parte- a través de Belgrano y Somisa del 2013 a la fecha. Pero aún lejos de esos años dorados, en el que el país pasaba por aquí, literalmente.

Los doce títulosde San Nicolás
San Nicolás ganó cuatro provinciales en Juveniles (1965 y 2018 en La Plata, 1995 en Zárate-Campana y 2000 en Chivilcoy), tiene tres títulos en Mayores (1958 en La Plata, 1976 en Chivilcoy y 1977 en Pergamino). Además se adjudicó los dos torneos que se realizaron en Sub-22 (1995 en Mar del Plata y 1996 en San Nicolás/Zárate) y una vez fue campeón en Infantiles (1997 en nuestra ciudad). En cambio, todavía no pudo consagrarse en Preinfantiles, cuyo primer Provincial se disputó en 1998 en la localidad de 25 de Mayo.