Víctor Fenossi: “La cuota social es imprescindible para nosotros” 


La Emilia fue otro de los clubes que reabrió sus puertas en los últimos días. Allí sus socios pueden practicar tenis y pádel. Mientras tanto, su presidente informó de qué manera afronta estos tiempos difíciles la institución y cuáles son las obras en carpeta.


Facundo Mancuso
secciondeportes@yahoo.com.ar

Como Regatas, Belgrano y Somisa, también el Club Social y Deportivo La Emilia reabrió sus puertas luego de tres meses, acorralado por la pandemia. Después de que San Nicolás ingresara en fase 5 de la cuarentena (pasando del aislamiento al distanciamiento) y el Municipio habilitara la práctica recreativa de trece disciplinas deportivas, la institución emiliana se preparó y desde la semana pasada recibe a sus socios, los cuales pueden practicar allí dos actividades en la modalidad singles: tenis y pádel. Para que esto se pueda llevar adelante, obviamente, se deben cumplir con los protocolos sanitarios correspondientes; además de las normas propias que La Emilia impuso para con los suyos.De hecho, a través de sus redes sociales, el club informó cuáles son esos requisitos necesarios e indispensables para poder ingresar, los cuales son de cumplimiento obligatorio tanto para aquellos que deseen jugar al tenis como al pádel.
En primer lugar se comunicó desde ese ámbito que La Emilia permanece abierto de 8.30 a 21.00, de lunes a domingo. Los turnos para poder practicar tenis o pádel son diarios; es decir que no se puede hacer una reserva un día para jugar en otro. El primero disponible es de 8.30 a 9.50 y el último de 19.00 a 20.20. La manera de solicitar el lugar es a través de la portería, llamando al teléfono 4512892. Los interesados deben dar su nombre y apellido al momento de la solicitud y se aclaró que un mismo socio no puede disponer de más de un turno por día.El siguiente paso, ya al llegar al club, es el de presentación de la respectiva declaración jurada. Los turnos tienen una duración de una hora y veinte minutos. Entre turno y turno debe haber un intervalo de diez minutos para que se puedan reacondicionar las instalaciones, sanitizando y desinfectando el sitio.

La voz oficial
Quien se refirió a este tema y habló del presente de la entidad fue su presidente, Víctor Fenossi. “Esta situación nos encontró con proyectos que debimos postergar. Después de una muy buena temporada de verano que tuvimos, el objetivo era poder arreglar la pileta, que no está bien y necesitaba obras”, explicó el dirigente en primer lugar. Sobre esa obra puntual, luego lamentó: “No sé si la vamos a poder hacer porque si bien hay fondos, tampoco se pueden usar de manera discrecional porque no se sabe cuánto durará esto”. Y por otro lado Fenossi destacó el compromiso en estos momentos de los socios de La Emilia, que son aproximadamente mil. “La cuota social es imprescindible para nosotros. Por suerte alrededor del 50 por ciento de los socios sigue abonando mensualmente”, valoró, y más tarde agregó: “Además a través de los ATP el Estado está abonando la mitad de los sueldos de los empleados, que son nueve en la actualidad”. “Estamos al día con sueldos, obligaciones previsionales y con todos los servicios públicos”, subrayó.
Por otro lado, Fenossi recordó que las instalaciones de La Emilia “son del año 40 y se habían hecho ampliaciones o reformas, pero muy pocos arreglos”. “A eso estamos apuntando en la actualidad –indicó–, sobre todo ahora nos estamos abocando al arreglo de la cancha de paleta que tenía muchos problemas de filtraciones de agua en el techo”. “También nos estamos dedicando a la tarea de mantenimiento en diferentes sectores, pintura en general y poda de árboles”, detalló Fenossi, junto a sus compañeros de Comisión Directiva, por estos días en La Emilia teniendo por delante los mismos desafíos que tienen todos los clubes del país en tiempos de coronavirus. Con voluntad, sacrificio y compromiso, La Emilia supo sortear inclusive momentos más complejos y delicados a lo largo de su riquísima historia. Y del actual allí saldrán seguramente todavía más fortalecidos.