“El año que viene vamos a tener tres dígitos de inflación probablemente”


“De piso, ciento por ciento de inflación. La Argentina va a un descalabro macroeconómico. Y todo producto de la cuarentena salvaje del gobierno. El gobierno le va a echar la culpa a la pandemia, ya lo está haciendo. Falso. La pandemia no tiene porqué provocar el drama económico que vamos a vivir acá, de millones de personas sin futuro”, analizó el Economista y ex candidato a Presidente de la Nación.


En diálogo con “Pablo sin vueltas” de Radio City, el economista y ex candidato a presidente de la Nación José Luis Espert aseguró: “La caída de la actividad económica de este año va a ser mayor que la de 2001-2002. Este año el piso va a ser 11 por ciento. Eso no significa que se esté hoy como en aquella crisis. Esa fue mucho más que una caída del PBI. Hasta ahora estamos hablando de una caída de la economía. El año que viene, donde espero que tengamos elecciones legislativas, vamos a tener tres dígitos de inflación de nuevo probablemente. Vamos a tener una crisis cambiaria no menor. De piso, ciento por ciento de inflación. La Argentina va a un descalabro macroeconómico hacia adelante. Y todo producto de la cuarentena salvaje del gobierno. El gobierno le va a echar la culpa a la pandemia, ya lo está haciendo. Falso. La pandemia no tiene por qué provocar el drama económico que vamos a vivir acá, de millones de personas sin futuro. Hay gente que no tiene retorno. Es culpa del gobierno de Fernández por haberle metido terror a una sociedad para tenerla encerrada, no sé con qué objetivo”.

“Cuarentena ridícula”
Espert evaluó que “Argentina hace 80 años, desde mediados del siglo pasado, que no para de ir para atrás”. “En los últimos 50, directamente hemos agarrado definitivamente mal el rumbo. Hace 50 años Argentina no tenía villas miseria. Hoy tiene cuatro millones de personas viviendo en villas, si no son indigentes bordean la indigencia, pobrecitos nuestros hermanos. No teníamos inseguridad. Hoy te matan en la calle por una moneda. No teníamos droga hace medio siglo, hoy tenemos producción, tránsito y consumo de droga dura a bonete. Argentina es un país devastado a sí mismo, nos lo hicimos nosotros. Esto de que nos va mal viene de hace rato, tenemos que hacer algo diferente. El último año que creció fue en 2011. Por si fuera poco, Macri dejó un país derrumbado, lo destrozó con una crisis económica formidable que empezó en abril de 2018. Fernández agarra un país con 80 años de decadencia, medio siglo que se viene prendiendo fuego cada tanto y con un gobierno previo que le dejó un país devastado, en crisis. Fernández se está mandando una cuarentena ridícula por la duración, por el poco apoyo al sector privado -la gente de laburo-, que va a derrumbar más la economía y va a provocar un daño social. Argentina va a un drama socioeconómico formidable en un año. Se trata del fracaso de Fernández para manejar esta pandemia. No te pueden encerrar 100 días, porque vas a generar un drama económico que va a dejar chiquitito el drama de los infectados. Este es un virus que contagia mucho pero tiene una bajísima letalidad. No digo con esto que la vida no importa sino que le metieron terror a la gente para una letalidad inexistente, es una cosa de locos”, manifestó.
El economista afirmó que “hay un proyecto muy preocupante desde el punto de vista social, político y económico”. “Están probando a ver cuánto chavismo se puede meter en la sociedad argentina. Están probando con la cuarentena, con medio país fundido, ahora van a ir probando con tandas de 15 días. Hay una acordada de la Cámara Electoral, viendo que en el mundo las elecciones se están postergando. Ya nos dijeron que no hay vuelos internacionales hasta marzo. Domésticamente tampoco sabemos cuándo vuelven, hay muchas ciudades sitiadas. Están armando una cosa muy jodida, por eso no dudé en ir a la marcha del sábado en defensa de nuestras libertades”, agregó.

Vicentin y segundo semestre
Sobre Vicentin y la posibilidad de que se produzcan otras situaciones similares, relacionó: “La plata de los que decidieron aportar a una AFJP después de la reforma del sistema previsional que hizo Menem en el `94, cuando Cristina eliminó las AFJP en 2008, toda esa plata terminó yendo al Anses, al Estado. Y esta plata que la gente ponía en las AFJP, éstas –hasta que la persona se jubilara-, la invertía. Muchas AFJP invirtieron en empresas privadas: Aluar, Molinos, empresas de petróleo, alimenticias, empresas grandes. Y hoy el Estado tiene participaciones después de aquel robo de Cristina, en un montón de empresas de primera línea, muchas de las cuales van a quedar knock out luego de esta cuarentena y ergo, el gobierno va a poder meterse –no sé si expropiar-, esta figura existe en el derecho privado. Vos tenés un problema para pagar la deuda, y el acreedor qué hace?: capitaliza su deuda aumentando la porción del capital. Esto puede llegar a ocurrir. A cambio del salvataje, y… me tenés que dar acciones, no te doy un préstamo”.Espert adelantó: “Este segundo semestre va a ser complicado con la inflación, pero el último trimestre vamos a tener un inflación bien alta”.

Sector privado y deuda
Al ser interrogado sobre cómo salir, sin que el Estado se meta en una pandemia, en una parálisis de este tipo, respondió: “Lo que tendría que haberse hecho es lo que hicieron los países que han triunfado contra ésto, sin que el triunfo esté definido porque en algunos hay rebrotes. Lo sensato, lo razonable y esto no es ideología es simplemente usar el seso, es pensar: si encerrar a la gente en su casa, no permitirle trabajar, funde a la gente, la primera cosa que tenés que hacer es hacer la cuarentena lo más corta posible para evitar que la gente se te funda. Es sentido común. ¿Cómo hacés para que la gente no se funda, hacer una cuarentena lo más corta posible pero al mismo tiempo que no se contagie? Tenés que testear de manera masiva, hacer millones de test, no la `pedorrada` que estamos haciendo acá de test. Así sólo cuarentenar y confinar donde están los focos de contagio. Y el resto, con distanciamiento, con barbijo, que haga la vida lo más normal posible. Y además, mientras hacés cuarentena lo más corta posible, ayudás con los ojos cerrados al sector privado para que no se funda. Si hay una función del Estado cuando hay una pandemia, es evitar que el sector privado se te quiebre, se funda. Es el motor de la economía, eso debería haberse hecho”.“Cómo termina la historia de la deuda no sé, es una decisión muy política, no tengo la menor idea qué van a hacer estos chiflados del gobierno. Sí me parece un mamarracho lo que han hecho. Estar negociando con los acreedores después de haberla defaulteado a la deuda. En realidad, si todo esto termina bien, es sacarnos del default. Ojalá que así sea, pero es muy necesario salir del default sino el gobierno va a tener que financiar todos sus mega déficit fiscales, al cual vamos porque no hay recaudación. La gente no paga impuestos con toda la razón del mundo. Vamos a un mega déficit fiscal que financiado todo con emisión monetaria, puede llegar a ser un problemón monetario y cambiario fenomenal”, concluyó.