Nelson Roldán, un crack que la “descosió” en Argentino Oeste 


Este enganche oriundo de Los Toldos es uno de los grandes ídolos que el conjunto de la estación tuvo a finales de la década del 80 y a principios de los 90. Con su prodigiosa zurda deleitó a propios y extraños en las canchas de San Nicolás y la zona, siendo artífice del título que el “Tricolor” logró en el `89.


Marcelo Sassaroli
secciondeportes@yahoo.com.ar

San Nicolás tuvo a lo largo de su historia grandes futbolistas, era un deleite ver a tantos jugadores que regaron los potreros con su exquisitez. Ni hablar del mejor de todos, Enrique Omar “Chiquín” Sívori, quien a principios de la década del 50 fue comprado por River, y luego la rompió en Italia. Antes y después hubo otros que deslumbraron como “Jacinto ´Gato´ López en La Emilia, Modesto “Pocho” Arnedillo, Roberto `Topo´ Viglione, y Patricio Hernández, por mencionar solo a algunos cracks. Y también hubo una época que los clubes locales aspiraban a ascender a la Primera B Nacional traían refuerzos de jerarquía. Y uno de ellos fue un “diez” de lujo como Nelson Gregorio Roldán, adquirido por Argentino Oeste en las postrimerías de 1987.
Radicado en su ciudad natal, Los Toldos, desde hace mucho tiempo, nos contó su trayectoria y los logros cosechados en su carrera.

Su historia
“Nací el 25 de mayo de 1964, arranqué haciendo inferiores en Viamonte Fútbol Club de mi pueblo, Los Toldos. Luego en los años 1983 y 1984 estuve en la cuarta división de AFA de Platense, luego en tercera , llegando a entrenar algunas veces con la primera haciendo fútbol, cuando el “Calamar” militaba en la Primera “A”, comenzó contando el enlace.Luego el ex jugador de 56 años prosiguió: “A mediados de 1984 cuando tenía 20 años y antes de firmar mi contrato profesional en Platense, me fui al San Marcos de Arica de la primera división de Chile. Allí estuve un añoy regresé para competir en el Federal A en el club El Linqueño.”

Su llegada a Argentino
Nelson recordó su incorporación al conjunto de la estación narrando: “Luego allá por el ´87 me fui a jugar el Torneo del Interior para Argentino Oeste de San Nicolás, donde tuve más continuidad. Realmente ya conocía el nivel del club por haberlos enfrentado, y tuve que adaptarme a una exigencia superior de entrenamiento. Era sorprendente el hincha como nos acompañaba y copaba todas las canchas, como siempre lo hizo y hoy día también se hacen sentir de verdad. Y aprovecho la oportunidad para mandarles un saludos afectuoso”.El “diez “ de lujo que tuvo el “Tricolor” subrayó: “En lo personal, fue una época muy linda donde nació una de mis hijas, Mercedes, que es nicoleña.”Grandes recuerdosRoldán destacó luego: “Tengo los mejores recuerdos de esa época, tuve grandes técnicos y muy buenos compañeros, con algunos mantengo contactos en la actualidad. El fútbol nicoleño me marcó mucho, tanto como jugador como ser humano.” “Luego fui a jugar un Torneo del Interior para Defensores de Belgrano de Villa Ramallo, fui a préstamo como refuerzo junto con mi compadre el turco Daniel Nahra donde hicimos una buena campaña con Héctor Storti como entrenador y estaban grandes jugadores como “Tati” Rafaeli, Avelinó Verón, el “Tigre” Alday, José Moreno y Héctor Eleuterio Montes. Posteriormente volví a Argentino Oeste, salí campeón de la Liga Nicoleña en 1989 y jugué el torneo de ascenso en el que quedamos eliminados en cuartos de final frente a San Martín de San Juan. Seguí allí hasta que me vendieron a Almirante Brown, club que militaba el Nacional B”, detalló.El zurdo continuó: “Ahí empezó mi etapa profesional, siempre en la B Nacional, después de debutar y jugar algunos partidos, llegó una buena oferta para pasar a Olimpo de Bahía Blanca para disputar un Federal más. Me pidió Rubén Pagnanini, gran persona y un técnico que me enseñó a ser más responsable en la actividad. Ahí me reencontré como compañero con Nelson David Vivas, con quien me une una gran amistad. También Sergio Marinucci, el arquero Fabián Pérez, todos ex Argentino Oeste…”

Destacó a Vivas
Roldán ponderó el nivel de Vivas diciendo que nombrarlo “es un poco en homenaje y representación a la enorme cantidad de jugadores, algunos que no trascendieron tanto, pero que marcaba el nivel de la Liga en lo futbolístico”. “No quiero olvidarme de ninguno y reconozco la calidad de todos”, apuntó.Después retornó a “La Fragata”, y lo contó así: “A partir de 1991 volví a Almirante Brown donde jugué muchos años, pasé también por el Deportivo Morón y por Douglas Haig de Pergamino en mi última etapa. Retorné a mi pueblo donde seguí jugando al fútbol y dirigiendo el equipo donde había nacido futbolísticamente”.

El retiro
“Colgué los botines a los 39 años, pero luego de un parate de 3 años, cuando tenía 43 jugué un último campeonato de Liga en mi pueblo donde tuve la suerte de salir campeón y que me vieran jugar mis dos hijos más pequeños”.Luego la ex estrella de Oeste narró: “Hoy participo de la categoría Senior de Almirante Brown y además con mi equipo de amigos viajamos a jugar encuentros de Veteranos en diferentes lugares donde casi siempre me encuentro con Adrián Ducca, Fabián Daniele, entre otros, despuntamos el vicio de seguir dándole a la redonda, nos divertimos mucho y recordamos viejas épocas”.

Una gran familia
En la parte final de la entrevista Roldán contó: “En la actualidad, vivo en Los Toldos, mi esposa María Inés sigue siendo mi gran compañera, una luchadora de la vida con la que construimos la familia, tengo cinco hijos, Nelson Francisco que tiene 35 años, María Pía de 34, Mercedes (la nicoleña) de 31, Facundo que tiene 20 y Bruno de 18. Además tengo cuatro nietos, el más grande Renato de 11 años, Ramón de 7, Felipa de 5 y Timoteo de 2 añitos”.Por último Nelson remarcó: “Quiero acordarme de la gente de la ciudad, que fueron muchos los que nos ayudaron y acompañaron en los dos o tres años que vivimos allí con mi familia. Y además agradecer esta oportunidad de seguir en contacto con la gente de San Nicolás, con la que me une un afecto especial”.

SUS CARACTERISTICAS
“Disfrutaba más meter un pase gol que hacerlo”

Nelson describió su forma de juego al sentenciar que siempre se caracterizó “por ser un futbolista ofensivo, jugando de enganche o de volante por izquierda”. Y reconoció que “disfrutaba mucho más meter un buen pase gol, que los que me tocaba hacer”.Sobre el fútbol de ahora, Nelson opinó: “Realmente encuentro que en la actualidad el fútbol es mucho más dinámico y cada vez más hay que resolver en uno o dos toques, para evitar la presión constante. Eso genera muchas imprecisiones pero en todas las épocas hay grandes jugadores que se destacan e intentan hacer una pausa y pensar. Para mí el fútbol de antes no fue mejor que el de ahora. Simplemente que cada época tiene su encanto y el fútbol nos seguirá enamorando siempre”.

FOTO. Nelson Roldán con su magia deslumbró a los hinchas locales y la región hace tres décadas. En la foto se lo observa en un homenaje que le realizaron en Almirante Brown. WEB