El Frente de Unidad Docente advierte al Gobierno que los “aguinaldos y salarios no se tocan” 


El colectivo de gremios de la educación integrado por Suteba, Udocba, FEB, AMET y Sadop expresó en un comunicado que resulta “inadmisible” la decisión del Gobierno provincial de pagar en tramos los aguinaldos superiores a $ 40.000, del sector de trabajadores estatales cuyo salario supera los $ 80.000.


El Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB), integrado por los gremios Suteba, Udocba, FEB, AMET y Sadop rechazó de plano la posibilidad de que el Gobierno de la provincia pague en cuotas los medios aguinaldos de muchos de sus empleados. “Los aguinaldos y los salarios no se tocan”, llevó por título un documento que el colectivo de organizaciones sindicales del ámbito de la educación dio a difusión.“Los gremios que conformamos el Frente de Unidad Docente Bonaerense consideramos inadmisible la decisión de pagar en tramos los aguinaldos superiores a $ 40.000, del sector de trabajadores estatales cuyo salario supera los$ 80.000. El contexto de emergencia por pandemia no debe afectar nuestro derecho a percibir el sueldo anual complementario en tiempo y forma y nuestros ingresos no pueden ni deben ser destinados para otro fin”, señaló el documento.
Los gremios docentes advirtieron que la medida ya anunciada por el Gobierno provincial y nacional “debe ser revertida”, dado que “implica una injusticia para quienes continuamos realizando nuestra tarea cotidiana, volcando nuestro mayor esfuerzo para garantizar la continuidad pedagógica”.En tal sentido, el FUDB argumentó que el hecho de pagar en dos o varias cuotas el aguinaldo de junio afecta a uno de los sectores esenciales en el marco de la pandemia del COVID-19.“Los y las docentes estamos sosteniendo la escuela pública, a pesar de la sobrecarga horaria y de las dificultades y gastos que suponen estar conectados con nuestros alumnos cotidianamente de forma online. Además, colaboramos con una actividad tan esencial como la distribución de bolsones de alimentos en las escuelas. Tanto el gobernador como diferentes autoridades han puesto de relieve nuestro trabajo incansable: los y las docentes estamos poniendo el hombro con la vocación y compromiso de siempre.En estos tiempos complejos que estamos viviendo, el Estado provincial debe valorar esta tarea. La forma de hacerlo es cumpliendo con cada compromiso de pago. Asimismo, exigimos que las Asociaciones Empleadoras paguen el salarios y el SAC en tiempo y forma a los/las docentes de establecimientos de gestión privada”, manifestaron en el comunicado oficial.
“Las erogaciones extraordinarias que el Estado necesite para enfrentar esta situación de emergencia no se pueden obtener de afectar el cobro en tiempo y forma de los salarios y el aguinaldo de los/las Trabajadores/as Estatales, sino que deberían explorarse otros instrumentos impositivos que se apliquen a quienes tienen mayor capacidad contributiva”, agregaron.

Paritaria
Por otra parte, el FUDB le pidió a la ministra de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, Mara Ruiz Malec, que se convoque a las comisiones técnicas de la paritaria docente.Los gremios expresaron la necesidad de tratar “la grave situación por la que está atravesando la educación, a raíz de la pandemia y su impacto directo en el trabajo docente”.En ese marco, los sindicatos del FUDB requirieron al Gobierno de Axel Kicillof que se lleven a cabo las reuniones de Comisión Técnica Salarial; Comisión de Condiciones Laborales; Comisión de Salud y Comisión de Relaciones Colectivas.El 28 de febrero pasado, la mayoría de los gremios docentes que integran el Frente de Unidad Docente de Buenos Aires aceptaron la oferta salarial del Gobierno bonaerense, que elevó el sueldo inicial de un maestro de grado a 29.000 pesos y se logró así que las clases comiencen con normalidad.Se acordó en ese momento que el salario inicial ascendía en marzo a $ 29.001 y en junio a$ 31.059, mientras que para un maestro de jornada simple con máxima antigüedad, en marzo el salario ascendería a $ 39.117 y a$ 42.003 en junio.El Estado provincial asumió, además, el compromiso de reabrir la paritaria en junio con el objetivo de que el salario docente no pierda poder adquisitivo y de mantener abiertas las comisiones de salud laboral y relaciones laborales.