Hubo 29 casos de alcoholemia positiva durante el fin de semana


Durante el fin de semana se reforzaron los operativos de control de tránsito en virtud de que la celebración del Día del Amigo genera condiciones para que más gente participe del festejo en lugares públicos o en el ámbito privado. Es por ello que los operativos de control de tránsito se refuerzan en puntos clave como las cercanías de bares y boliches, donde –una vez más- se registró un importante número de secuestro de vehículos producto de conductores que dieron positivo al momento de procederse con el test de alcoholemia.

De acuerdo a la información suministrada a este medio por la subsecretaría de Ordenamiento Urbano, en la madrugada del sábado hubo 11 secuestros de autos y 5 de motos por constatarse mayor cantidad de alcohol en sangre. El registro de mayor cantidad de alcohol en sangre se dio en el conductor de un auto cuyo test arrojó la presencia de 2,99 miligramos de alcohol por litro de sangre, cuando el máximo permitido para ese tipo de vehículos es 0,50 miligramos. En tanto en la madrugada del domingo hubo 11 conductores de autos y 2 de motos que dieron positivo de alcoholemia. Ese día, el mayor registro se constató en un automovilista que tenía 3,50 miligramos de alcohol en sangre. “La directiva del Ejecutivo es muy clara: Los controles vehiculares no pueden relajarse. Lo que notamos es un alto grado de irresponsabilidad de quienes no sólo representan un riesgo para terceros sino también para ellos mismos”, afirmó el titular de la subsecretaría de Ordenamiento Urbano, Pablo López de Armentía. “Los índices de secuestro de vehículos por alcoholemia son elevados, sobre todo en una época del año en la que muchos menos autos circulan por las noches debido a las bajas temperaturas”, explicó López de Armentía.

Multas caras
Los operativos de control se diseñan en conjunto con personal policial, y se van moviendo a diferentes sitios durante una misma noche. Son efectuados por inspectores que cuentan con apoyo de personal de las diferentes comisarías y Comando de Patrullas, quienes actúan ante casos de resistencia a la autoridad. El Juzgado de Faltas establece m multas abultadas para quienes dan positivo de alcoholemia, que pueden ir desde los 10.000 a los 20.000 pesos. Una vez cancelada esa multa se procede a la devolución del vehículo secuestrado. Además, el infractor debe acudir obligatoriamente a la charla de concientización que se realiza semanalmente en el CEMAC. La infracción por exceso de alcohol en sangre es considerada una «falta grave» que amerita el secuestro del vehículo. En relación a ello, López de Armentía expresó que “el corralón está a tope”. Se estima que en el corralón municipal hay unos 70 autos y 1500 motos. Vale aclarar que también se secuestran vehículos por falta de casco, en el caso de conductores de motos, y por falta de documentación obligatoria.