Reclaman implementación completa del programa Fines


“Lo que está abierto es la terminalidad, el último año nomás, para que puedan obtener su título. Estamos pidiendo que el programa funcione plenamente, que se abran todas las comisiones desde primer año para que todos puedan acceder, no solamente los que tendrían que finalizar sus estudios de tercer año en este 2020”, explicó a EL NORTE la secretaria General de Suteba San Nicolás Nancy Monti.


Suteba realizó un petitorio para exigir la continuidad del plan Fines en medio de la pandemia de COVID-19. Miles fueron los maestros que firmaron la solicitada para retomar la actividad esencial. Una situación similar a los docentes de los planes Fines, atraviesan los formadores de Secundario con Oficios, Secundaria Rural, Familias a Estudiar y Secundaria con Formación Profesional que quedaron a la deriva por las demoras administrativas y la llegada del virus.
“Del programa Fines, lo que está abierto es la terminalidad, el último año nomás para que puedan obtener su título. Estamos pidiendo que el programa funcione plenamente, que se abran todas las comisiones desde primer año para que todos puedan acceder. No solamente los que tendrían que finalizar sus estudios en tercer año en 2020. Por otra parte, Piedas está funcionando, no es lo ideal, pero es un programa que solamente hasta ahora se está implementando en la provincia de Buenos Aires, por el cual aquellos docentes que no llegan a un cargo, se pueden anotar y pueden acceder con un salario similar al del IFE. Está destinado a docentes y auxiliares. Actualmente hay en funciones algunos docentes en instituciones educativas, solamente se los cita para entregar bolsones en alguna escuela o continuidad pedagógica, si no se encuentran entre la población de riesgo”, explicó a EL NORTE la secretaria General de Suteba San Nicolás Nancy Monti.

Necesidad de continuidad
Desde el gremio a nivel central marcaron: “Son miles de adultos con su posibilidad de estudios coartada. Estaban en primer año y no pudieron empezar el segundo. Lo único que arrancó fue la última etapa de los que se tienen que recibir, pero la continuidad de los que estaban cursando, no. Son miles de jóvenes y adultos que ya estaban inscriptos. Tenemos una urgencia como trabajadores para mantener nuestras fuentes de trabajo y el compromiso de garantizar la educación. Los jóvenes y adultos que no pudieron terminar en tiempo y forma el secundario, sea por las circunstancias que sea, siempre fue el sector más vulnerado y postergado. Muchos de esos maestros únicamente dependen de ese ingreso económico al ser su única fuente de trabajo, de modo que esas familias se vieron imposibilitadas de percibir sus haberes en lo que va del año. El contexto trastocó todos los tiempos y espacios, pero nunca abandonamos el reclamos para el inicio de las clases y si bien entendemos que no hay mala voluntad, la realidad es que necesitamos una respuesta urgente”.
Fines es parte de una política pública destinada a garantizar el derecho a la educación por fuera del sistema formal de enseñanza, y según el gremio docente, alrededor de unos 15.000 profesores dictan clases en diferentes puntos de la Provincia a jóvenes y adultos en el marco de este plan.Así, Suteba optó por realizar un petitorio a las autoridades.También la problemática tuvo su arribo en la Legislatura bonaerense por medio de un pedido de informes presentado por el diputado Sergio Siciliano, en el que reclama definiciones al Gobierno sobre la continuidad de la educación para adultos. El texto ingresado exige conocer de qué manera la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia “ha resuelto la continuidad pedagógica” y pide que se detallen “las vías de inscripción disponibles para que los mayores de 18 años puedan terminar sus estudios”.

Programa Piedas
Oficialmente, el Gobierno provincial marcó que los docentes bonaerenses del Plan de Finalización de Estudios Primarios y Secundarios (Fines 2020) serían incluidos en el programa para la Incorporación Especial de Docentes y Auxiliares en el marco de la emergencia sanitaria, lo que les posibilitaría cobrar una remuneración mientras esté vigente el aislamiento social.La Dirección General de Cultura y Educación detalló que se trata de unos 4400 docentes y que la medida se logró en “un esfuerzo en conjunto” con el Ministerio de Educación de la Nación.Consignó que “los y las docentes que el año pasado se desempeñaron en el programa de terminalidad educativa en la provincia de Buenos Aires y no poseen otro cargo para el presente ciclo lectivo, podrán incluirse en el Programa de Incorporación Especial de Docentes y Auxiliares”.
La inscripción se realizó hasta mediados de abril.Los docentes del Fines percibirían así una retribución salarial neta que equivale a ocho horas semanales para docentes, lo que significa unos 10.200 pesos.Para acceder al programa, los docentes debieron estar inscriptos en los listados oficiales del 2019, tener domicilio en la provincia de Buenos Aires, no poseer otros cargos docentes en el presente ciclo lectivo y haberse desempeñado exclusivamente en el programa Fines durante el año pasado, en al menos tres meses diferentes, sean continuos o alternados. Además, no deben recibir beneficios jubilatorios de las diferentes cajas previsionales ni el Ingreso Familiar de Emergencia creado por Decreto 310/2020, u otros programas equivalentes.