Preocupa a la Cámara Argentina del Acero la intervención estatal y eventual expropiación de Vicentin 


La entidad que presiden el CEO de Acindar y el presidente de Ternium manifestó su preocupación por la eventual expropiación de la agroexportadora. Advirtieron que la estabilidad de reglas y la previsibilidad son condiciones necesarias del sector privado para viabilizar inversiones que permitan reactivar el empleo local.


La Cámara Argentina del Acero (CAA) expresó la “preocupación” del sector industrial siderúrgico en torno a la intervención estatal sobre la compañía cerealera Vicentin y los planes del Gobierno nacional de expropiarla. Fue a través de un comunicado de la entidad que integran las productoras de acero que operan en el país, y que tiene como presidente al CEO de ArcelorMittal Acindar, Marcelo Marino, y como vice primero al presidente de Ternium Argentina, Martín Berardi.“Desde la Cámara Argentina del Acero manifestamos nuestra preocupación ante la intervención y el proyecto de expropiación de Vicentin, empresa que se encontraba tramitando el correspondiente proceso concursal ante la Justicia, mecanismo institucional establecido para canalizar conflictos de esta naturaleza en el marco de la Ley de convocatorias y quiebras”, expresó la entidad siderúrgica, al tiempo que remarcó que “en momentos en que la Argentina necesita consolidar un clima de confianza para atraer inversiones y generar empleo, es importante que el Estado nacional en su conjunto sea quien impulse y garantice los principios esenciales contemplados en la Constitución Nacional”.
Por lo demás, la CAA que presiden los hombres de mayor peso en las compañías que marcan el pulso económico de nuestras localidades del norte bonaerense y sur santafesino señaló que “la salida de la crisis y la pospandemia se dará en cooperación ente el Gobierno y la iniciativa privada que tiene la capacidad de generar crecimiento sustentable”.Para la cámara siderúrgica, “la confianza, la estabilidad de reglas y la previsibilidad son condiciones necesarias del sector privado para viabilizar inversiones que permitan reactivar el empleo local”.

Exportaciones
Por otra parte, la Cámara pidió revisar la no devolución de reintegros industriales y la imposición de retenciones a las exportaciones. El planteo fue formulado en un trabajo elaborado para analizar la coyuntura sectorial, y que apunta a las exportaciones “como una vía para suplantar la baja de la actividad interna y generar productos de valor agregado que signifiquen ingresos de divisas”.Para ello, la entidad reclamó “rever” la situación actual de no devolución de reintegros industriales y la imposición de retenciones a las exportaciones industriales “que imposibilita llegar a los mercados con una oferta competitiva”.“El mercado mundial del acero cuenta con una sobrecapacidad del orden del 40% del consumo actual. Esta situación motiva una intensa competencia por acceder a los mercados demandantes, a los que solo es posible acceder con ofertas realmente competitivas, similares a las que tienen países de la región”, acotó.
La CAA concluyó que si se eliminan las retenciones a las exportaciones y se restituyen los reintegros, “Argentina podría lograr ingresos de divisas derivadas de mayor nivel de exportaciones, con impacto fiscal neutro”. Y que esto posibilitaría “que las plantas productoras operen también con un mayor índice de ocupación mejorando su productividad, con el consiguiente impacto positivo en la actividad económica”.

El acero crudo tuvo unacaída interanual del 52,2%
Según consignó en su informe mensual la Cámara Argentina del Acero, la producción de acero crudo correspondiente al mes de mayo de 2020 fue de 194.300 toneladas, 52,2% menor respecto a la de mayo de 2019 (406.800 toneladas), aunque resultando 81,4% superior respecto de los valores de abril de 2020 (107.100 toneladas). “Las perspectivas para los próximos meses están vinculadas no solo a la evolución de las autorizaciones para volver a producir en un marco de riguroso cumplimiento y adaptación de los protocolos sanitarios en concordancia con la evolución sanitaria y de la reactivación de los sectores clientes, sino además al comportamiento de la economía de los sectores consumidores, fuertemente golpeada por la inactividad que viene manifestándose desde el 20 de marzo último. La industria del acero continúa apostando al país y sus potenciales exportaciones, y se encuentra en condiciones de abastecer plenamente a los sectores demandantes, en la medida que vayan retomando actividad sus industrias clientes”, señaló el comunicado de la Cámara.