Cuando Argentino Oeste estuvo por segunda vez cerca del ascenso 


En 1987 Villa Dálmine de Campana había eliminado al conjunto de la estación en las semifinales del Zonal Sureste, y en junio de 1993 Sarmiento de Junín fue su verdugo en la misma instancia, haciendo añicos sus sueños de subir a la Primera B Nacional.


Marcelo Sassaroli
secciondeportes@yahoo.com.ar

En la temporada 1992/93 se disputó “Torneo del Interior”, organizado por el Consejo Federal de la AFA, con el objetivo de clasificar 12 clubes representativos de las Ligas del Interior que habrían de participar, conjuntamente con los cuatro clubes clasificados en los puestos 2do., 3ro., 4to. y 5to de Primera “B”, en los zonales Sureste y Noroeste del que surgirían dos equipos que jugarían en la Primera “B” Nacional en la temporada 1993/94.Los equipos participantes fueron divididos en seis regiones, cada una de las cuales clasificó a dos equipos para los Torneos Zonales. Las Regiones en que se dividió el Torneo del Interior en esta temporada se denominaron: Bonaerense, Norte, Cuyo, Litoral, Centro Oeste y Sur.En la Región Bonaerense, participaron equipos de la provincia de Buenos Aires (representando a 35 ligas afiliadas). Se jugó a tres rondas, y Argentino Oeste fue el representante de la Liga Nicoleña, al haber sido bicampeón local en 1992.

Jugadores de nivel
El conjunto de la estación era conducido por el rosarino Luis Hisgen con Oscar “Pelele” Rubiola como ayudante de campo y el profesor Carlos Cena como preparador físico. Ese plantel contaba con jugadores de jerarquía como los defensores Adrián Waniewski, Jorge Pierani y Silvio Constantino, los volantes Miguel Pérez, Daniel Ochoa y Rubén Plaino, el polifuncional Marcelo Scándalo, el talentoso enganche Claudio “Indio” Figueredo y los delanteros Walter Carreras (ex Defensa y Justicia), Marcelo Donatelli, Marcelo Mangione y recién comenzaba a aparecer el velocísimo Daniel Chávez (había jugado un par de años antes la Primera B de la Liga Nicoleña para Villa Esperanza). Atajaba Omar Allegri, y además estaban el lateral ex UOM Alberto Rielo, Marcelo Urruty y el paraguayo Daniel Osvaldo Amarilla Cruz.El 15 de noviembre de 1992 debutaba en el estadio Municipal de San Pedro, donde cayó por 1 a 0 ante Mitre, club al que por rara coincidencia enfrentó en las tres fases provinciales, por lo que se midieron en seis oportunidades. En esa primera fase en el marco del grupo F logró clasificar al levantar en la recta final, con una goleada por 7 a 2 sobre Racing de Colón, el último, y una victoria en casa por 2 a 1 sobre Tráfico´s Old Boys de Pergamino, por lo que con ocho puntos fue primero aventajando al “Rojo” sampedrino en diferencia de goles. Ambos avanzaron a la segunda etapa de la competencia, quedando al margen el elenco pergaminense con siete unidades.
En la segunda ronda, por la zona 3, otra vez el debut fue ante Mitre en rodeo ajeno, pero esta vez le fue mejor y rescató un 1 a 1. Finalmente obtuvo el primer puesto con 10 puntos, contra 9 del vecino adversario. Quedaron eliminados Rivadavia de Lincoln y Gral. San Martín de Chacabuco, goleando a este último por un estruendoso 9 a 0.

Tercera ronda
En la tercera fase, otra vez su primer rival fue Mitre, y nuevamente como visitante. La mano venía complicada porque el conjunto nicoleño perdía 1 a 0 y además se quedó con diez hombres. Pero pudo empatarlo, y sobre la hora consiguió una milagrosa victoria por 2 a 1 que nació en una corrida de Daniel Chávez, a quien el arquero rival volteó poco antes de ingresar al área y fue expulsado por último recurso. De ese tiro libre, el arquero que debió ocupar los tres palos dio rebote y llegó el agónico gol. A partir de allí el equipo se encaminó para ganar con amplitud la ronda, tras vencer a Jorge Newbery de Lobería, igualó 0 a 0 con Defensores del Este de Pehuajó como local, pero en las segunda rueda doblegó a sus tres rivales y terminó como gallardo líder con 11 puntos. Los otros tres clubes quedaron afuera con 5 unidades.

El Zonal Sureste
El “Tricolor” formó parte de uno de los dos octogonales, cuyos ganadores ascenderían al Nacional B 93-94. Además estaban, Club Mercedes (Mercedes), Ferrocarril Oeste (Gral. Pico, La Pampa), Germinal (Rawson, Chubut), San Martín (San Juan ), San Miguel (Los Polvorines ), Sarmiento (Junín) y Sportivo Desamparados (San Juan). Hisgen se había alejado, por lo que Rubiola se puso al frente. En cuartos de final le tocó enfrentar al Ferro pampeano, y lo goleó por 5 a 1 como visitante en magnífica actuación y como local se impuso por 3 a 1 prevaleciendo fácilmente en el global, mientras que Sarmiento eliminaba ajustadamente a Desamparados, ganando 1 a 0 en Junín e igualando 0 a 0 en San Juan.
Argentino le dio pelea al “Verde” en el estadio “Eva Perón”, en un partido disputado el 30 de mayo de 1993. Pero cuando apenas transcurrían 20 minutos sufrió la expulsión de Mangione, en una exagerada sanción por dos infracciones no violentas. Al influjo del “Indio” Figueredo presentó dura batalla, en una cancha pesada porque había llovido. El período inicial finalizó igualado en cero, y en el complemento el dueño de casa creció al compás de su figura Daniel Cangialosi (luego jugó en el Vélez de Carlos Bianchi). Apareció Máximo Nardoni para capturar un rebote que dio Allegri, y luego el chaqueño Oscar Morales estiró la diferencia, para decretar el 2 a 0. Argentino aguantó como pudo, finalizando con nueve porque Carreras también vio la roja.

Desquite a estadio lleno
La revancha se disputó en cancha de Somisa el 6 de junio, con tribunas pobladas. “Pelele” Rubiola planteó un esquema ofensivo poniendo tres delanteros netos al incluir a Donatelli, mientras que el “Mono “ Mangione quedó habilitado porque al no hacer faltas groseras no recibió suspensión. De esa manera buscaba un triunfo de al menos dos goles para igualar la serie. Se alineó de la siguiente manera: Allegri; Constantino, Waniewski, Rielo; Plaino, Daniel Ochoa, Miguel Pérez, Figueredo; Daniel Chávez, Marcelo Donatelli y Mangioni. Pero a partir de la expulsión de Ochoa, cuando finalizaba la primera mitad, todo se hizo cuesta arriba en el complemento. El conjunto que conducía Mario Finaroli aprovechó los espacios y se impuso por 2 a 1 con dos tantos de Jorge Stranges, mientras que el “Gringo” Donatelli marcó la paridad transitoria. El sueño de pelear por el ascenso se esfumó cumpliéndose 27 años de esa eliminación, y fue el propio Sarmiento el que escaló a la segunda categoría del fútbol argentino al vencer en la final a San Miguel, al imponerse por 5 a 0 como local e igualar 1 a 1 como visitante.