Luis D’elía: “Ginés y Gollán saben lo que están haciendo”


“A este gobierno le tocó bailar con la más fea”. La definición corresponde al dirigente piquetero Luis D’Elía. Fue en contacto con el programa periodístico «Una buena mañana» que emite Radio U, conducido por Gustavo Pacheco. La referencia tenía que ver –naturalmente– con la atención impostergable que reclama al Gobierno nacional todo lo concerniente a la pandemia de coronavirus: desde lo sanitario a lo social, pasando por lo económico.

En ese contexto, el dirigente de la Federación de Tierra y Vivienda (FTV) que se encuentra cumpliendo prisión domiciliaria por atentado a la autoridad y usurpación valoró positivamente la gestión de la pandemia, tanto en la Nación como en provincia de Buenos Aires.
“Es un gobierno al que le tocó bailar con la más fea. Ni bien arrancó, a los pocos meses se encontró con esta pandemia. Pero lo cierto es que si hoy en la Argentina no estamos sufriendo una catástrofe sanitaria como las de Brasil o Estados Unidos, es gracias a que el gobierno actuó con premura, con eficacia y con solvencia política a la hora de imponer un criterio sanitario. El presidente Fernández y el gobernador Kicillof han jugado muy bien en esto y tienen además dos muy buenos ministros de Salud. González García y Gollán son dos tipos que realmente saben lo que hacen y tienen muy buena experiencia. Creo que estamos en muy buenas manos”, valoró D’Elía.
Consultado respecto de la aparente armonía entre los gobiernos nacional y provincial del Frente de Todos con el de la Ciudad de Buenos Aires, gobernada por Juntos por el Cambio, comentó: “No me hace ruido el acercamiento y el trabajo articulado con Larreta. Es correcto. Como también lo será el trabajo en conjunto para abordar los efectos económicos de la pandemia, porque hay que empezar a darle bola a la economía. Pero yo no hablo de liberar actividades, sino de pensar propuestas alternativas a los criterios tradicionales del capitalismo”.
En cuanto a su condena y su actual situación de presidio domiciliario, el dirigente cargó contra el “poder hegemónico”.
Y amplió: “Todos los que intentamos sustanciar y poner en marcha ideas nacionales, populares y muchas veces revolucionarias sufrimos la consecuencia inmediata de que los factores de poder que hoy concentran la prensa hegemónica nos saltan a la yugular inmediatamente. El poder hegemónico tuvo todas las redes, todos los call centers, todos los trolls, todos los canales de televisión, todas las radios, los periódicos, las consultoras y las encuestadoras, y perdió las PASO por 18 puntos. Parece que no le sirvió de mucho”.