La tensa espera de Defelippo en la Liga Nacional 2019/20


El escolta de Comunicaciones de Mercedes (Corrientes) se encuentra en San Nicolás aguardando que se defina la continuidad o no de la temporada 2019/20 de la Liga Nacional. Por su parte, el otro nicoleño que compite en la “A”, Víctor Fernández, se recupera de una lesión y ya no volverá a jugar si se reanuda el certamen.


Facundo Mancuso
secciondeportes@yahoo.com.ar

Uno de los dos nicoleños que se encontraba compitiendo en la Liga Nacional antes de la suspensión a causa del coronavirus, José Defelippo, transita por una tensa espera, aguardando que se defina la continuidad o no de la temporada 2019/20 de la Liga Nacional. El escolta de Comunicaciones de Mercedes (Corrientes) al menos pudo regresar a San Nicolás hace algunos días, por lo que realiza la cuarentena en su ciudad natal, después de haber estado dos meses en suelo correntino. Se entrena por su cuenta con una rutina personal que el preparador físico Claudio Álvarez le preparó tanto a él como al resto de los componentes del plantel (también los jugadores recibieron un plan de alimentación de parte de una nutricionista). Y se conecta con sus compañeros y el cuerpo técnico de manera virtual con frecuencia a través de la plataforma Zoom.
Cuando esta problemática recién se había instalado en el país, Defelippo –junto con todo el grupo de trabajo de “Comu”– estuvo afectado a una rápida medida de aislamiento después de que el 7 de marzo regresara de viaje desde los Estados Unidos su compañero Novar Gadson. De hecho, fue ese incidente el que motivó la suspensión del torneo. Tras cumplir con la cuarentena, el viernes 20 los jugadores fueron liberados por el entrenador Ariel Rearte, aunque Defelippo permaneció en Corrientes junto a sus padres.
En su cuarta temporada en la institución, el ex Regatas disputó 26 partidos en el certamen (el total de los que jugó su equipo), alcanzando promedios de 7.3 puntos, 4.6 rebotes, 2.4 asistencias, 1.5 robos y 21 minutos de juego, en los que se constituyeron en sus mejores números en el profesionalismo. Vale apuntar que Defelippo ocupa ficha Sub-23 en Comunicaciones, con el que ascendió a la “A” en 2017.
Distinta es la situación de Víctor Fernández, quien se encontraba en San Nicolás previo al brote del COVID-19 y a la posterior suspensión de la competencia. Venía realizando la recuperación por una hernia de disco en Rosario, lesión que le había impedido estar presente en los últimos cinco compromisos de los suyos en la Liga. Aunque al haber cerrado el instituto en el que se recuperaba, el base de La Unión de Formosa –que fuera revelación en la pasada temporada jugando en Quilmes de Mar del Plata– debió seguir con el tratamiento en su casa.El aporte del juvenil surgido en Belgrano con relación al que había tenido con Quilmes, en este campeonato para La Unión fue menor; aunque no por ello deja de ser valioso para un chico que transita por su segunda temporada en el profesionalismo (más allá de que llegó a jugar en tres ediciones del Federal con Belgrano). En efecto, Fernández promedió 5.7 puntos, 1.5 rebotes, 1.1 asistencias y 16.5 minutos como relevo en la conducción de Lucas Pérez, luego desafectado de la plantilla formoseña. Si en algún momento la Liga se reanuda, sería con un máximo de doce participantes (lo más probable es que sean los ocho mejores clasificados de un total de veinte competidores). De ser así, Comunicaciones volvería a jugar, porque se encontraba quinto en la tabla, detrás de Quimsa de Santiago del Estero, San Lorenzo de Almagro, Gimnasia de Comodoro Rivadavia e Instituto de Córdoba, y por delante de Ferrocarril Oeste, San Martín y Regatas de Corrientes, Boca Juniors, Ciclista Olímpico de La Banda, Bahía Basket e Hispano Americano, el duodécimo. En cambio, como La Unión ocupa la decimoséptima posición ya es un hecho que no volverá a jugar, por lo que para Fernández el campeonato de una u otra forma ya terminó.