Básquet: Lo que el viento no se llevó


La Emilia es sinónimo de básquet en San Nicolás. Tan solo con nombrar al “Lunguito” Rodríguez alcanza para dimensionar su impronta. Sin embargo –a pesar de sus grandes nombres y de los míticos equipos campeones provinciales de 1976 y 77– los “Pañeros” nunca pudieron ser campeones en la Primera local y en Inferiores solo registran dos títulos. A recordar el último, el de los Cadetes Menores de 2003, EL NORTE se dedicará en esta nota.



Facundo Mancuso
secciondeportes@yahoo.com.ar

Hablar de La Emilia es hablar de un pedazo grande de la historia del básquetbol de San Nicolás; por haber sido cuna de muchos de los notables jugadores que tuvo el medio nicoleño en todos los tiempos –empezando por Julio Ariel Rodríguez– y por haber dado luz a los inolvidables campeones provinciales de 1976 y 1977, bajo la capitanía de un símbolo del club y del pueblo, Héctor “Toti” Zamparo (con Ricardo “Pacú” Gorrasi como DT y junto al “Bicho” Ferrieri, Luis Oroño, Armando Cisneros, Ramón Carreras, Juan Domingo Gandoy, Horacio Seguí, Carlos Ortelli, por citar a quienes más jugaban en esos ciclos).
Sin embargo, desde la creación de la Asociación de Básquetbol de San Nicolás, de 1985 a esta parte La Emilia nunca pudo alzarse con el título de la Primera local. Y en Divisiones Inferiores solamente suma dos.El primero fue en 1986, en la categoría Infantiles, equipo que –dirigido por Edgar Tetamanti– estuvo integrado por Gabriel Petazzi, Diego Martínez, Silvio Fischer, Sebastián Borda, Ariel Guevara, Silvio Dadone, Carlos Rolandelli, Leonardo Silpituca, Maximiliano Schurman y Leandro Lucero.Para volver a festejar La Emilia debió esperar casi veinte años y ya lleva diecisiete sin poder repetir ese logro.En efecto, la última vez que los “Pañeros” se consagraron campeones fue en 2003, en Cadetes Menores. “Esos chicos venían jugando juntos conmigo desde Cebollitas, tenían entre 14, 15 y 16 años, eran amigos y muchos de ellos todavía lo siguen siendo”, rememoró Hernán Rodríguez, entrenador del representativo emiliano que ganó el certamen al derrotar por 2 a 1 en la serie final a Somisa (por entonces llamado Del Acuerdo).El quinteto inicial estaba conformado por Guido Domínguez, Franco Tizi, Juan Manuel Antílopi, Darían Núñez y Gianfranco Menichelli. Al plantel lo completaban Maximiliano Fazeuilhe, Jesuan Maiorov, Fernando Negri, Juan Manuel Re, Alejandro Lete y Facundo Chiavon.En el inicio de las finales, La Emilia ganó como visitante en suplementario por 80 a 76, luego de que en el tiempo regular terminaran 67-67. En el vencedor Menichelli fue el goleador con 20 puntos, seguido por Domínguez con 17, Núñez con 16 y Tizi con 12 (26 de Bruno Petroni, 18 de Affranchino y 15 de Zapata para los somiseros). En el segundo choque, Del Acuerdo (con 17 de Affranchino, 16 de Petroni y 15 de Zapata) se recuperó y al ganar por 71 a 54 en reducto ajeno sobre La Emilia (18 de Núñez) igualó el cruce y forzó la definición en un tercer encuentro. El duelo decisivo se desarrolló en cancha de La Emilia el lunes 29 de diciembre. Allí –con 24 tantos de Domínguez y 21 de Menichelli– ganaron los dueños de casa por 73 a 69 y se quedaron con el torneo.
Al recordar esa brillante campaña, Rodríguez apuntó que “esa fue una camada de jugadores terribles, muy pareja y con jugadores con mucho talento e inteligencia, que podían jugar en varias posiciones y que eran todos de selección”. “Fue un equipazo –subrayó–, que ese mismo año llegó a la final del Zonal de Zona I y perdió con Náutico de Zárate, que después fue campeón argentino”. “Al año siguiente perdimos en semifinales con Del Acuerdo y ya después el equipo se empezó a desarmar por diferentes motivos y yo me fui a trabajar a Belgrano”, resaltó “Nani”, quien ya por entonces desde hacía unos años se desempeñaba al mismo tiempo como preparador físico de La Emilia en la Liga Nicoleña de Fútbol y en el Argentino “B” (en lo que fue el comienzo de una gran carrera en la profesión, en la que por estos días sigue trabajando, en el fútbol profesional de Perú).
Regatas fue el campeón en 2004 y 2005, y en 2006 la categoría se disolvió –por disposición de la Federación de Buenos Aires– y se unificó con Cadetes Mayores, pasando a llamarse solo Cadetes; para luego pasar a ser Sub-17. En cuanto a La Emilia, a pesar del esfuerzo y la dedicación de algunos directivos, de haber tenido muy buenos técnicos y destacados valores individuales, ya no pudo volver a conformar un equipo como ese del 2003, que dejó una huella que ya nadie volvió a pisar en la institución; una marca que se volvió indeleble ante el paso del tiempo y que el viento no se llevó.

El dato
En las Divisiones Inferiores de la ABSN Belgrano domina el historial de campeones con un importante margen de ventaja por sobre el resto y con una innumerable cantidad de logros (más de setenta), aunque en 2019 por segunda vez en treinta y cinco temporadas no pudo obtener ningún título (antes eso había ocurrido solo en la primera, en 1985). Un poco más de la mitad de campeonatos ganados que los belgranenses registra Regatas (descontando mucho en la última década). El club que los sigue es Somisa, con once conquistas; Automóvil Club y Náutico de San Pedro tienen cinco, Don Bosco cuatro, Riberas del Paraná tres y La Emilia dos.

Por siempre “Pañeros”
Además del “Lunguito” Rodríguez, antes y después del segundo máximo goleador histórico que tiene la Liga Nacional, en localidad de La Emilia surgieron jugadores de la talla de “Pochi” Armoa, Wilfredo Uboldi, Roberto Bocanera, Reynaldo Bianchi, Speroni, Oscar Retta, Héctor “Toti” Zamparo, Horacio y Oscar Zuelgaray, Rogelio, Alberto y Carlos Fiandesio, los hermanos Degano, Carlos Domínguez, “Nino” Menichelli, “Gato” Martín, Alberelli, Bussi, Garabello, Ramos, “Pepo” Bellagamba y más acá en el tiempo Andrés y Leonardo Silpituca, Claudio Butus y en el profesionalismo Martín Pasquinelli (ganador de seis ascensos en distintas divisionales), Iván Zuelgaray (con más de 350 partidos jugados sumados los que disputó con Belgrano en la “A” y con Regatas en el TNA), Leonardo Lete (un referente del Federal, el que jugó cinco veces con Belgrano y en la última edición con Somisa) y Fernando “Pato” Borda (aún vigente en las competitivas ligas santafecinas).
Y en las últimas épocas –sin haber tenido demasiada proyección nacional– los más destacados valores que emergieron de la cantera emiliana fueron, entre otros, Ramiro Zarzo (con presencias como Juvenil en Liga y TNA con Belgrano), Guido Domínguez, los hermanos Franco y Bruno Voltatorni, Cristopher Abramor (jugando el Federal en la actualidad), Joaquín Del Pozo, Germán Tiglio y Franco Fazeuilhe.


FOTO: La Emilia fue en 2003 campeón del torneo local y subcampeón de Zona I en Cadetes Menores.