Recuperadores urbanos juntan toneladas de materiales reciclables


La pandemia del COVID-19 puso en evidencia el valioso rol de los recuperadores urbanos, posibilitando mostrar la importancia del trabajo cartonero en el abastecimiento de la industria. Más de 120 personas recolectan diariamente materias primas que luego distintas empresas usarán para confeccionar, por ejemplo, envases para los alimentos e insumos para la salud, entre otras cosas.


Con las medidas de prevención necesarias que la emergencia sanitaria decreta adoptar, el Movimiento de los Trabajadores Excluidos (MTE) recuperó decenas de toneladas de materiales reciclables mensualmente, evitando su entierro en el relleno sanitario y abasteciendo a la industria de materia prima para productos esenciales.Los trabajadores y trabajadoras ponen manos a la obra diariamente, recolectando, clasificando y procesando plásticos, cartones y papeles, que funcionan como materia prima para la fabricación de bolsas, films y otros insumos útiles para la industria farmacéutica y de salud, entre otras. Estos insumos se realizar a partir de los materiales reciclados que los trabajadores juntan.

Recolección
¿Cómo funciona actualmente el circuito circular de residuos reciclables en el marco de la Gestión Social del Reciclado?La Cooperativa de Recuperadores Urbanos de San Nicolás brinda el servicio de recolección diferenciada, proponiendo un circuito que va desde el vecino a manos del recuperador, del recuperador a las Unidades Productivas, de ahí a la Planta de Reciclado para tratamiento y comercialización, y finalmente hacia la industria, desde donde vuelve al vecino como un nuevo producto.El servicio en nuestra ciudad funciona a través de la implementación de Puntos Verdes y Puntos Azules; esta modalidad se implementó hace más de dos años.Puntos Azules son comercios y domicilios particulares que se comunican al teléfono de las promotoras ambientales, para combinar día y horario del retiro de materiales por parte de un recuperador urbano.Puntos Verdes son las escuelas, comisiones barriales, empresas y demás instituciones comprometidas con el reciclado inclusivo, con los que se acuerdan la frecuencia y días y horarios de retiro de los materiales. También son Puntos Verdes los contenedores verdes ubicados en la zona del centro y de la Delegación La Emilia, a los cuales la comunidad puede acercar sus materiales reciclables que luego serán retirados por la Cooperativa El Palenque.El número para contactarse con promotoras ambientales, para coordinar los retiros, es: 336 458-3958.

Trabajo
En San Nicolás hay aproximadamente 250 cartoneros, de los cuales alrededor de 120 están nucleados en el MTE y gozan de algún tipo de reconocimiento por el servicio ambiental que prestan, reinsertando los materiales reciclables en la industria, evitando el entierro y moderando el impacto ambiental.Dentro del MTE las y los recuperadores se agrupan en 14 unidades productivas ubicadas en diferentes zonas de la ciudad, trabajando en la recuperación y la comercialización colectiva de los materiales reciclables de las calles, los comercios, las escuelas y en el relleno sanitario.Además de los recorridos que los cartoneros realizan por la ciudad para la recolección, alrededor de 70 recuperadores trabajan separando y evitando el entierro de los materiales reciclables que llegan mezclados con los residuos desechables al relleno sanitario, lamentablemente, aún en condiciones muy precarias.La Cooperativa de Recuperadores Urbanos Nicoleños El Palenque, nucleada en el MTE de San Nicolás, trabaja desde 2017 mediante un convenio con la Municipalidad, en un Sistema de Gestión Social del Reciclado, que revaloriza el trabajo de los recuperadores urbanos y crea conciencia social en materia de separación de los residuos.En 2019, este Sistema avanzó en función de la cesión a la Cooperativa, por parte del Gobierno municipal, de la planta de separación y tratamiento de residuos dando lugar a la puesta en marcha del Centro de Reciclado donde trabajan actualmente.Hoy, son más de 120 trabajadores y 9 promotoras ambientales, mujeres que trabajan a diario haciendo “puerta a puerta”, volanteando para concientizar e invitar a las charlas gratuitas a la comunidad, para lograr cambiar hábitos y mejorar la salud de toda la población, fomentando la separación de residuos en origen.