“Hoy estamos hablando de evaluación pero no de calificación, es necesario dejar bien clara la diferencia”


“Ahora más que nunca, el proceso de seguimiento que incluye la evaluación es de cada estudiante, porque los alcances de la continuidad pedagógica son diferentes en cada uno de nuestros alumnos, inciden muchos factores. Desde Educación tratamos de brindarles igualdad de oportunidades a todos, pero sabemos que el contexto de nuestros alumnos es desigual”, expresó la inspectora Jefe Distrital Eleonora Mangialavori a EL NORTE.


Los ministros de Educación de todo el país resolvieron que “no habrá calificaciones numéricas en el territorio nacional en este contexto de excepcionalidad” de la pandemia de COVID-19, en la primera asamblea virtual del Consejo Federal de Educación (CFE). El ministro nacional Nicolás Trotta determinó que “la evaluación, durante este período, será de carácter formativo y tendrá por propósito retroalimentar el proceso de aprendizaje, adaptar contenidos y hacer devoluciones orientativas a las y los estudiantes y a las familias”. Sostuvo: “Nuestro principal objetivo como Ministerio es garantizar el derecho a la educación. En este contexto, se profundizan las desigualdades ya que la realidad de cada hogar es muy distinta en cada rincón del país. Por este motivo, todos los actores que conformamos el sistema educativo estamos de acuerdo en que es momento de evaluar, pero no de calificar”.
La inspectora Jefe Distrital de Educación de gestión pública, Eleonora Mangialavori, explicó a EL NORTE cómo se evaluará en este contexto.

Redefiniciones de calendarios
Días atrás, llegó a San Nicolás la tercera edición de los cuadernillos de continuidad pedagógica desde Nación. Esta semana se organizan las cantidades en función de las necesidades de las escuelas para proceder a la entrega desde la Jefatura distrital hacia los directivos, y ellos, a los alumnos sin conectividad.Mangialavori indicó que junto con el documento base bonaerense sobre la Enseñanza y Evaluación, se redefinirá el calendario escolar y el calendario de actividades docentes. “Está siendo trabajado por la Subsecretaría de Educación y el Consejo General de Cultura y Educación para adecuarlo al contexto actual. Esta actualización se está considerando en función de cómo va evolucionando la pandemia y el impacto de las decisiones sanitarias en el sistema educativo. Se reorganizará la enseñanza de los contenidos, cada dirección de nivel y modalidad comunicará estas propuestas, lo están haciendo especialmente sobre los tramos de inicio y finalización de los niveles de enseñanza Inicial, Primario y Secundario, en estos casos”, señaló.

Documento base
“Respecto de enseñanza y evaluación en cuarentena, nos llegó un documento base donde se socializa la mirada, que es coherente con la mirada de Nación, sobre cómo es el proceso de evaluación en el marco de la pandemia con la suspensión de la presencialidad en las clases. Podemos decir que el proceso de evaluación está y se evalúa, tenemos que diferenciarlo de calificación. Cuando hablamos de calificación sí es consignar una nota o un concepto, pero cuando hablamos de evaluación estamos hablando de valorar, registrar los insumos, de lo que se va haciendo en el proceso de enseñanza. La evaluación, en este caso, es formativa, en proceso, significa que hay una retroalimentación constante. Con las distintas estrategias y seguimiento constante y continuo, se va tomando información para reorientar y mejorar. En el marco de esta educación entendida como vínculo, como lazo en la continuidad pedagógica, en la no presencialidad en las escuelas, o en esta escuela que está en la casa, lo que se busca por medio de la evaluación es tomar insumos para efectuar decisiones que fortalezcan estas propuestas en este tiempo y nos va a servir para planificar el regreso a las clases presenciales. Cuando estemos en la escuela, en función de estas valoraciones, poder profundizar aquellos contenidos que no se pudieron desarrollar”, analizó.

Sostenimiento del lazo
La inspectora distrital destacó que “hay que pensar en una pospandemia y cómo se articulará con el ciclo lectivo 2021”. “Ahí sí se podrá calificar. Hoy estamos hablando de una evaluación, pero no de calificación, es necesario dejar bien clara la diferencia. El proceso de evaluación hoy tiene que ver con una valoración, valorar el progreso, los avances, tener en cuenta las dificultades y sobre esa base ir diseñando el proceso de enseñanza aprendizaje. Ahora más que nunca, el proceso de seguimiento que incluye la evaluación es de cada estudiante, porque los alcances de la continuidad pedagógica son diferentes en cada uno de nuestros alumnos ya que inciden muchos factores (conectividad, lo que está pasando en cada familia, lo emocional, lo afectivo, lo económico). Desde Educación tratamos de brindarles igualdad de oportunidades a todos, pero sabemos que el contexto de nuestros alumnos es desigual”, expresó.
“Los docentes en este proceso de evaluación están tomando registro de los intercambios, de las devoluciones, apreciaciones cualitativas sobre las producciones. Este intercambio con las familias a modo de devolución también está, que son los insumos para que al regreso a la presencialidad nos permita calificar. En esta continuidad pedagógica de la pandemia, es el sostenimiento del lazo de la escuela con los docentes, como también el acceso a las propuestas de enseñanza para ver cómo se resuelven las actividades que propone el docente, si se plantean interrogantes, si hay opiniones de parte de los alumnos, de las familias, si se puede acceder o profundizar el conocimiento específico de las áreas y materias, si hay realización de actividades con autonomía, si se va haciendo un registro de lo producido. Atendiendo siempre al contexto y la realidad de las escuelas y los alumnos”, concluyó.