Héctor Storti: “Va a ser muy difícil volver a jugar” 


El entrenador realizó una cruda descripción del presente de Defensores de cara a una posible reanudación del Torneo Federal “A”. Contó que existen deudas con los sueldos del plantel y del cuerpo técnico y que el grupo inversor que se había asociado con el club previo al inicio de esta temporada desde marzo dejó de hacer aportes.


Por cuestiones económicas, Defensores de Villa Ramallo había puesto en duda su participación en el Federal “A” previo al inicio de la temporada 2019/20. Sin embargo, al asociarse con un grupo inversor pudo mantener su lugar en la tercera categoría del fútbol argentino, el cual a lo largo del tiempo logró defender con sólidas bases institucionales y deportivas, convirtiéndose en un ejemplo entre sus participantes; con austeridad pero a la vez con mucha creatividad. Aun así, el panorama se complicó luego de que la AFA suspendiera todas sus competencias a causa del Coronavirus cuando ya se habían disputado veintitrés fechas del torneo y las instancias decisivas se acercaban (solo quedaban siete para que se complete una larga fase regular).
El Granate después de un flojo comienzo, con la llegada de Héctor Storti a la dirección técnica en reemplazo de Sergio Stricker logró ser competitivo y estar a la altura de todos sus rivales, al punto tal de que en la Zona “A” ocupaba el octavo puesto de la tabla. “Con un trabajo de hormigas, buscando y probando, logramos armar un plantel distinto todos los años con el mismo presupuesto y siempre somos competitivos. No muy a gusto, nos asociamos con esta gente, porque entendíamos que era esto o nada. Siempre con el sueño de que resultara por el futuro deportivo del club más que nada, pero surgió todo este problema y no está resultando”, apuntó en diálogo con el programa radial Supernoba Storti, palabra de peso en cada decisión que Defensores tome.
El DT señaló que “la sociedad sigue en pie, pero desde enero que están atrasados los sueldos de plantel y del cuerpo técnico”. “Después del partido en Chaco con Chaco For Ever, más o menos el 20 de marzo, la gente de la empresa dejó de participar y de hacer aportes”, detalló.A su vez, el emblemático entrenador, dirigente y ex jugador histórico de la entidad ramallense, contó: “Nuestros dirigentes están comunicados con la gente de la empresa, pero no aparece la solución económica porque ellos aducen que con esta situación les resulta imposible aportar dinero y cumplir con los compromisos que asumieron”.
Más allá de esta realidad de Defensores, en el Consejo Federal ya informaron semanas atrás que la intención es definir los ascensos a la Primera Nacional dentro de la cancha; es decir jugando. Y hoy para la gran mayoría resulta imposible pensar en jugar. Esto lo hizo saber el propio Storti en representación de “Defe”. A propósito reconoció: “Así va a ser muy difícil volver a jugar”. Y relató que en Defensores “los dirigentes tuvieron que hacer y están haciendo muchos esfuerzos pero se fueron cayendo los sponsors, los 290 mil pesos que entraron (NdeR: de parte de CONMEBOL y FIFA) son una ayuda pero está muy lejos de ser esa una solución”. “Eso más otras gestiones que se están haciendo, son estímulos que generan expectativas –sostuvo- pero no resuelven el gran problema que tenemos”. “Todos los clubes están más o menos igual; la incertidumbre es muy grande en general en la categoría”, agregó Storti, quien más tarde, acerca del trato que a la distancia sigue teniendo el cuerpo técnico con el plantel explicó: “Nunca paramos de entrenar, pero fines de abril se tomó la decisión de que todos los jugadores que no son de acá se volvieran a sus ciudades, y se empezaron a ir gracias a algunos permisos que el club gestionó a través de la Municipalidad, lo que le permitió al club dejar de pagar algunos alquileres y utilizar ese dinero para afrontar otros gastos”. “Igualmente tres veces por semana seguimos entrenando de manera virtual, incorporamos a un psicólogo y a un psiquiatra con conocimientos en el ámbito deportivo y así vamos a seguir hasta que se terminen los contratos”, puntualizó Storti. Al respecto de esa cuestión, “Manguera” indicó: “Ocho contratos son reglamentarios como mínimo pero nosotros tenemos once firmados, ocho que culminan ahora el mes que viene y tres que son para el año que viene”. “Aunque estén con contrato o no, todos los jugadores viven del fútbol es por eso que nos preocupa esta situación”, lamentó.
Consultado acerca de que el campeonato se reanude antes de fin de año, Storti comentó: “Por lo que uno puede hablar con uno u otro, del Consejo Federal me dijeron que la idea es que todo se defina tal como estaba...pero leí que se podrían hacer dos octogonales con los ocho primeros de cada grupo; esto no es oficial pero mañana (por hoy) se oficializaría cuando hablen algunos directivos aprovechando la asamblea de AFA”. “Si fuese así nosotros entraríamos pero nunca se sabe porque hay dos equipos que tienen un partido menos, y si se los hacen jugar podrían superarnos”, describió Storti, al referirse a los casos de Crucero del Norte y Unión de Sunchales, sus más inmediatos perseguidores en la tabla de posiciones (Defensores tiene 29 puntos, Crucero los mismos y Unión 28, aunque estos dos últimos con un encuentro menos en su haber).Por lo pronto, Storti anticipó que Defensores “ya presentó un protocolo” sanitario de seguridad a la Municipalidad de Ramallo con el deseo de “retomar algunas actividades” a nivel social y deportivo. De todos modos, a juzgar por sus declaraciones, la vuelta del fútbol profesional es incierta al menos en un corto plazo.

El dato
De los once jugadores con los que Defensores tiene contratos firmados en el actual plantel, son ocho los que quedarán en libertad de acción después del 30 de junio. Ellos son Hernán Ruben, Luis Casarino, Juan Cruz Cartechini, Cristian Romero Giraud, Nicolás Czornomaz, Lionel Monzón, Leonardo Mignaco, Ricardo Acosta, Joaquín Boreán, Matías Quinteros y Juan Ceballos. En cambio, los vínculos que la institución de Villa Ramallo tiene con Jonathan López, Lucas Jofré y Nahuel Navalón vencerán en junio del 2021.