Ramallo: se llevaron cien mil pesos de un mayorista de alimentos


Un sujeto, con su rostro cubierto con un barbijo, una capucha en la cabeza y empuñando un arma de fuego, se llevó unos cien mil pesos de un negocio dedicado a la venta mayorista de aumentos en Villa Ramallo. El sujeto actuó con mucha tranquilidad y perpetró el robo en no más de un minuto. “ En ningún momento levantó la voz y se fue caminando por donde había llegado”, relató el propietario del comercio ante EL NORTE


El robo se produjo en un negocio dedicado a la venta mayorista de alimentos ubicado sobre la Avda. Dusso, en su cruce con calle Moltrasio, de Villa Ramallo. Eran las 10.30 del viernes, cuando uno de los propietarios del lugar se encontraba hablando por teléfono en la puerta de acceso y en ese momento apareció caminando un sujeto que hasta ese momento parecía un ocasional cliente. Cuando Facundo Silva - dueño del comercio - ingresó tras él y le preguntó que andaba buscando, el delincuente le contesto que mercadería y si podía pagar con un cheque. Para exhibir casi al instante un arma de fuego y decirle que se trataba de un asalto. Lo fue apuntando con el arma escondida dentro del bolsillo de un camperón y le pidió que le diera toda la plata. Cuando Silva le entregó la recaudación del día que tenía en un cajón y otra parte que estaba en la caja registradora, pero el ladrón le pidió más. “Dame la plata que tenes ahí adentro”, le dijo señalando una caja de acero en la que guardan el dinero destinado a los proveedores y que en general es una cifra muy superior a lo antes entregado.
"No sé si alguien nos hizo un trabajo de inteligencia estudiando nuestros movimientos o él mismo había estado con anterioridad en el salón, pero tenía claro donde guardábamos la plata”, dijo Silva ante EL NORTE.En todo momento el ladrón se mostró tranquilo, nunca levantó la voz y se fue caminando por el mismo lugar de donde había llegado. “No me ató y tampoco me maltrató. Solamente me dijo que habían estado toda la mañana esperando que no haya clientes y que no haga nada cuando él se vaya porque lo estaban esperando otras personas arriba de un auto”, contó luego visiblemente conmocionado por el momento que le había tocado vivir.“La plata va y viene, y en algún momento la vamos a recuperar, pero el momento que pasas es muy malo y ya miras con otros ojos a todas las personas que entran a comprar”, aseguró.
La Brigada de Investigaciones se encuentra trabajando en este caso, pero hasta el cierre de la presente edición de EL NORTE no se habían producido novedades sobre el hecho.