Los bustos de nuestros próceres también se calzaron el tapabocas


El fotógrafo Sergio De La Vitta concretó en nuestra ciudad un curioso proyecto artístico: retrató las más emblemáticas efigies de héroes, próceres y personajes históricos, con sus rostros de bronce cubiertos por barbijos. El artista nicoleño explicó que su intervención busca ser un homenaje a aquellos trabajadores esenciales que en nuestra ciudad constituyen la primera línea de combate contra el coronavirus.


En medio de la emergencia sanitaria por el avance de la pandemia de coronavirus, en nuestra ciudad José de San Martín y Bartolomé Mitre también se calzaron el tapabocas. Las imágenes de bronce de esos y otros personajes históricos fueron intervenidas artísticamente por el fotógrafo nicoleño Sergio De La Vitta, quien colocó barbijos y tapabocas sobre las efigies que se alzan en sitios emblemáticos de la ciudad para luego retratarlas en una movida que busca concientizar y también ser un homenaje a todos los trabajadores “esenciales” que en San Nicolás constituyen la primera línea de combate contra la enfermedad que tiene en vilo al mundo entero.Sergio tiene 32 años, es nicoleño y se define a sí mismo como “fotógrafo de pasión”. “Hay muchos que día a día enfrentan riesgos y combaten contra el COVID-19 de frente. A ellos, que dejan lo mejor de sí, sus hogares, familia, amigos, mascotas y salen a la calle, les dedico mi intervención”, contó el artista a EL NORTE, al tiempo que refirió que la reciente publicación de los retratos es consecuencia de un trabajo por el cual intervino, durante las últimas semanas, distintos bustos emplazados en plazas y parques de la ciudad. “Pensaba: cómo puedo expresar esto que me pasa en tiempos de cuarentena; y hacerlo a través de la fotografía y el arte fue lo primero que se vino a mi mente. Aun así, me veo en la obligación de explicar el mensaje que quiero dar con estas imágenes, porque nadie está obligado a saber interpretarme y el concepto puede darse fácilmente a malentendidos, más aún tratándose de las esculturas y monumentos de mi ciudad, a los cuales respeto y quiero mucho como nicoleño. El mensaje que trato de dar es: cuidarse no debería ser una proeza digna de un monumento, sino un acto de amor y respeto hacia los que luchan día a día contra el COVID-19”, señaló De La Vitta, quien destacó que el homenaje de su obra está dirigido especialmente “a los enfermeros, médicos, farmacéuticos, policías, cadetes, choferes de colectivos, carniceros, verduleros, repositores, cajeros y tantos otros que salen día a día; para ellos, esta es mi más humilde muestra de respeto y espero que cuando pase todo esto también tengamos memoria y más tolerancia con ellos”.
Por lo demás, el fotógrafo agradeció el acompañamiento de su iniciativa por parte de la Subsecretaría de Cultura de la Municipalidad de San Nicolás y, también, del Centro de Veteranos de Guerra y Caídos en Malvinas de nuestra ciudad. La efigie del soldado anónimo del Monumento a los Caídos que se alza en la costanera baja fue una de las cuatro intervenidas. Las otras: el ecuestre y alto general San Martín del parque que lleva su nombre; el busto de Bartolomé Mitre, en la plaza central de la ciudad; y la imagen del fundador Rafael de Aguiar en uno de los renovados miradores sobre el río Paraná.Los interesados en conocer los retratos que integran esta obra del fotógrafo nicoleño, pueden hacerlo en su cuente personal de Instagram: @sergiodelavitta