Matías Quinteros: “Tenemos que ganar el próximo partido”


El arquero es uno de los refuerzos, erigiéndose en uno de los puntos altos de un Defensores que viene en levantada y pretende conseguir un lugar a uno de los Hexagonales para luchar por el acenso a la Primera Nacional. “Cuando se reanude el torneo tenemos que enfrentar a Crucero del Norte y necesitamos un triunfo si pretendemos clasificarnos”, precisó el “uno”.


Marcelo Sassaroli
secciondeportes@yahoo.com.ar

Matías Ezequiel Quinteros fue uno de los refuerzos que Defensores de Belgrano de Villa Ramallo trajo para afrontar el Torneo Federal A edición 2019/20, renovando casi totalmente el plantel al irse una decena de jugadores. Y el arquero oriundo de Necochea se convirtió en uno de los pilares de la campaña del equipo que faltando siete fechas para culminar la ronda regular está en una posición expectante ubicándose en el octavo puesto con 29 puntos junto con Crucero del Norte de Misiones, a solo dos unidades de Douglas Haig de Pergamino y DEPRO de Colón (Entre Ríos). Desde hace poco más de una semana el certamen está paralizado debido a la pandemia de coronavirus que nos azota, por lo que cada jugador está practicando por su cuenta a la espera de que esta situación se resuelva. El guardavallas, quien reside en el pueblo desde mitad del año pasado, opinó sobre la campaña del “Granate” y sobre su actuación individual, consolidándose como uno de los baluartes en los que se apoya la levantada del equipo, tras un flojo inicio bajo la dirección técnica de Sergio Stricker, siendo reemplazado por el legendario Héctor Storti tras disputarse la sexta jornada, a principios de octubre del 2019.
En el comienzo de la charla, el “uno“ –de 31 años–, sintetizó su trayectoria profesional así: "En el“2011 comencé en Unión de Mar del Plata en el Federal A, donde estuve hasta el 2015, luego me incorporé a Rivadavia de Venado Tuerto que participaba del Federal B y perdimos la final por el ascenso ante Villa Mitre de Bahía Blanca. Posteriormente me fui a la primera división de Guatemala, donde tuve un linda experiencia. Cuando regresé al país me contrató Mitre de Santiago del Estero y conseguimos el ascenso, y en el 2017 me sumé a Alvarado de Mar del Plata, y allí también logramos subir. Así que en los clubes que estuve se pelearon por cosas importantes, y el año pasado me llamaron de Defensores, que es una institución que ha peleado por ascender en los últimos certámenes, y lo hemos enfrentado con Alvarado. Conocía que acá se trabajaba seriamente, por eso decidí rápidamente aceptar la propuesta y me vine hasta acá”.
Consultado sobre cuáles son sus características en el puesto, este golero, de 1,93 de estatura, señaló: “Soy sólido, trato de resolver las cosas fáciles, no soy vistoso para verlo desde afuera y si hay que rechazarla fuera de la cancha para evitar el peligro, no dudo en hacerlo. Pretendo darle seguridad al equipo, siendo un puesto en el que se necesitan minutos de juego para afianzarse y acá lo conseguí. Tuve la continuidad necesaria, porque en Alvarado había atajado ocho partidos, por lo que vine a buscar continuidad y a atajar un torneo entero. Afortunadamente pude consolidarme y agarrar confianza, porque es importante el respaldo que me dan los jugadores. Yo trato de transmitirles seguridad desde el arco y darles tranquilidad, porque es un juego en el que yo dependo mucho del equipo y ellos dependen de mí”. De menor a mayor Luego Matías se refirió a su visión sobre lo realizado por el equipo en la actual temporada, y manifestó lo siguiente: “No comenzamos de la mejor manera, como está acostumbrado Defensores a pelear arriba. Se armó un plantel nuevo, con muchos chicos que hacían sus primeras armas en este torneo tan difícil y parejo. Eso se sintió un poco al principio, pero con el correr de los partidos nos afianzamos en lo colectivo y comenzamos a sacar buenos resultados. Se convirtió en un rival para cualquiera, y el que no enfrentamos decía “uhhh, nos toca Defensores”.
El arquero añadió: “Ahora este parate nos encontró en un buen momento, pero sabemos de lo que pasa en el país y en el mundo. Habíamos ganado dos partidos seguidos ante Douglas Haig de Pergamino y Boca Unidos de Corrientes, y luego empatamos como visitante ante Chaco For Ever, que es uno de los clubes más duros de la categoría y que tiene una localía fuerte. Tuvimos las mejores oportunidades, pero no pudimos concretar, mientras que ellos prácticamente no llegaron, y nosotros hicimos un buen planteo y podíamos habernos traído algo más”.

Ambiciona clasificar
Por último, Quinteros hizo alusión a las expectativas quedándole seis partidos por disputar, porque en la antepenúltima fecha quedará libre. Subrayó: “Soy consciente de que este parate es obligado, el Profe Leo Storti nos dio una rutina para hacer en nuestras casas para que cuando se reanude el torneo no nos cueste tanto. Nuestro próximo adversario será Crucero del Norte como local, que está en la misma posición que nosotros, por lo que necesitamos obtener un triunfo si queremos tener chances de clasificar para el Hexagonal. Mientras tanto practicamos solos, pero sin perder de vista cuál es nuestro objetivo y extrañando la pelota”. Epígrafe quinteros Matías Quinteros aportó su seguridad en el arco de Defensores, que irá por la clasificación.


FOTO GENTILEZA GONZALO MENDIBURU.