Sin desmanes en el penal de San Nicolás en medio del reclamo de mejoras de salubridad


A raíz de los motines desatados en los penales de Batán, Florencio Varela y la cárcel de Santa Fe, en reclamo de mejores condiciones de alojamiento en el marco de la emergencia por el coronavirus, hecho por el cual ya hubo tres muertos, desde la Unidad Penal Nro. 3 informaron que la situación en la cárcel nicoleña es tranquila. Allegados a los reclusos aseguran que hay tensión por la suspensión de las visitas.


En un creciente clima de violencia y protestas en diversas cárceles del país, en reclamo de mejores condiciones de detención, atento a lo que está sucediendo con la emergencia por el coronavirus, a pesar de ciertas versiones que estuvieron circulando por las redes sociales locales, en la Unidad Penal Nro. 3 que funciona en San Nicolás no se registraron todavía incidentes al respecto. Fuentes oficiales aseguraron a nuestro medio que aún el clima es tranquilo, pero que se está atento a cualquier tipo de repercusión por lo que suceda en otros penales.Por otro lado, tomamos conocimiento –por allegados a los reclusos– de que hay mucho malestar entre los internos por ciertos privilegios que han ido perdiendo a causa de la cuarentena, especialmente respecto a no poder recibir más visitas, lo que ha generado mucho enojo.

Motines
Todo empezó el lunes cuando presos alojados en las cárceles de Batán y Florencio Varela se amotinaron en reclamo por mejores condiciones de alojamiento en el marco de la emergencia por el coronavirus, y por el hecho varios de ellos resultaron heridos.Según informó el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), los motines se produjeron en la unidad 54 de Florencio Varela y de la Alcaidía de Batán, donde los detenidos pedían mayores medidas de prevención y condiciones de alojamiento.Desde el SPB indicaron que en el pabellón 2 del penal de Florencio Varela “los internos provocaron disturbios y tabicaron el acceso” al lugar, pero depusieron su actitud tras negociar con las autoridades.En tanto, en Batán los internos rompieron algunos elementos de los pabellones y los tiraron. Según el parte oficial, “ante la imposibilidad de entablar un diálogo y debido a la premura de controlar la situación, fue necesaria la intervención del personal penitenciario especializado en estos conflictos, por lo que con el uso de la fuerza mínima indispensable se restableció el orden”.
El reclamo de los detenidos se da luego de que la semana pasada la mayoría de los detenidos decidiera restringir las visitas de familiares para evitar la propagación del virus.MuertosDos internos de la cárcel santafesina de Las Flores murieron esta madrugada durante disturbios iniciados en la tarde del lunes, y la cifra de fallecidos se elevó a tres contando a otro preso del penal de Coronda, en el marco del reclamo por mayores medidas preventivas contra el coronavirus.Así lo confirmó el secretario de Asuntos Penales de Santa Fe, Walter Gálvez, quien indicó que “en Las Flores la situación se tornó incontrolable cuando tomaron la farmacia de la cárcel y allí se mezclaron el consumo y las grescas. Hubo dos muertos por peleas entre los internos”.El funcionario añadió que “en Coronda la situación está controlada desde la tardecita. Hubo un fallecido previo al motín. Hay dos heridos. Hubo destrozos en la sastrería del Iapip (Instituto de Industrias Penitenciarias), donde se fabricaban 10.000 barbijos”.Intervinieron en el operativo el ministro de Seguridad, Marcelo Saín, y el secretario de Justicia, Gabriel Somaglia, con agentes de las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) y del Grupo de Operaciones Tácticas (GOT), que respaldaron la labor del Grupo de Operaciones Especiales Penitenciarias (GOEP). (DIB)