Cómo desinfectar correctamente el hogar y los elementos que utilizamos a diario


Los especialistas explican sobre el uso de lavandina y alcohol para, sin entrar en pánico, desinfectar correctamente los espacios y elementos que utilizamos. Además, el grupo “Bromatología en Casa” aclara cómo manipular las compras que entran en el hogar, y qué pasa con las frutas y verduras que están sin envasar, en constante contacto con superficies y personas.

El aislamiento social sostenido, la agilización en el diagnóstico y la incorporación de medidas de higiene, son las claves para detener e inactivar al COVID-19. Es preciso cambiar nuestros hábitos y costumbres por los próximos meses, hasta que la pandemia sea controlada. Entre ellas están: lavarse las manos cada vez que se llega o se deja un lugar o ante cualquier contacto con otra persona, directo o indirecto. Esto implica: haber compartido una lapicera, un medio de transporte, haber tocado dinero, la pantalla del cajero automático o hasta envoltorios de alimentos o bolsas de supermercado.

Limpieza
En el hogar, se recomienda tener envases a gatillo con soluciones de lavandina y alcohol común medicinal. Es importante señalar que estos productos no se usan puros para desinfectar. La lavandina debe diluirse de la siguiente manera: una medida del producto (taza, tarrito, jarra, etc.) más nueve medidas de agua, por lo que se llama “lavandina al 10%”. El alcohol que se compra en farmacias y supermercados, se prepara de la siguiente manera: siete medidas del producto (tapita, tarrito, vaso, taza) más tres medidas de agua, y así se obtiene el llamado “alcohol al 70%”. Con estas dos sustancias se pueden desinfectar distintas superficies, como mesadas, pisos, muebles, y distintos objetos de uso diario como el calzado, mochilas, carteras, llaves, picaportes, billeteras. Los especialistas indican, además, que cuando se llega al hogar es importante dejar los zapatos al costado de la puerta, rociarlos con solución de alcohol o pasar un trapo con lavandina al 10%, y en casos en que se haya tenido mucho contacto cercano con otras personas (por ejemplo en medios de transporte) se recomienda también quitarse la ropa y lavarla de inmediato, así como también darse una ducha.
El coronavirus puede vivir en superficies de plástico y acero inoxidable hasta por tres días, dijeron investigadores en un estudio publicado como una carta al editor en The New England Journal of Medicine. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC, por sus siglas en inglés) han dicho que se cree que el nuevo coronavirus se propaga principalmente por las gotas respiratorias, como las gotas al toser o estornudar.

Desinfectar siempre
Para superficies blandas como alfombras, cortinas y muebles, se recomienda lavar con agua y jabón o con limpiadores apropiados para el tipo de tela, y los que se puedan ponerlos en la lavadora. No sacudir la ropa sucia. El teléfono móvil se puede limpiar con alcohol, así como tus gafas o lentes. Recomiendan no olvidarse de limpiar manijas de las puertas, controles remotos, llaves, juguetes de los niños, entre otros. Con respecto al uso de guantes, afirman que se utilizan para monotareas y no para transportarlos de un lugar a otro. Siempre, es mejor el correcto lavado de manos. “Cuando se limpia, se pasa un trapo, paño, se barre, o pasa la aspiradora para eliminar la suciedad visible, pero si no se desinfecta no se mata los virus o bacterias”, explicó Martín Piña, director de la carrera de Ingeniería en Alimentos de Fundación UADE, al portal Infobae. “Primero hay que limpiar y luego desinfectar con un agente químico, que podrá ser alcohol o lavandina. El alcohol que se vende en las farmacias es al 96%, y está demostrado que al 70% tiene una mejor acción bactericida, por lo que es ideal diluir 70 ml de alcohol en 30 ml de agua, y será mucho más efectivo. Para una mayor practicidad al momento de la limpieza, podrá colocarse en un rociador una dilución de alcohol al 70 para tener a disposición sin tener que preparar cada vez”, declaró el especialista.
Sobre la lavandina, Piña aconsejó: “Leer siempre la etiqueta para ver la concentración de cloro que cada marca contiene y diluir acorde a cada concentración”.

Bromatología en Casa
La compra en la verdulería o el mercado requieren ciertos cuidados para evitar el contagio. Los integrantes de "Bromatología en Casa", un equipo interdisciplinario de profesionales de la industria alimentaria y gastronómica, explican qué hacer. "Siempre es recomendable limpiar los productos (como botellas, sachets o latas) que compramos en el supermercado, no solo por el coronavirus, sino también por otros microorganismos", apuntaron. La forma correcta de desinfectarlos es con un trapo limpio y solución de alcohol al 70 por ciento. También se recomienda limpiar las mesadas y superficies donde apoyamos esos productos con un paño diferente y alcohol de la misma graduación. Con respecto a las frutas y verduras, los profesionales recomiendan "sanitizarlos", es decir, desinfectarlos de forma segura. Esto se logra, primero, colocando los vegetales en la bacha y lavándolos uno por uno solo con agua para quitarles la suciedad. Luego, hay que retirarlos de la pileta y colocarlos sobre la mesada limpia. A continuación, hervir agua y desinfectar la bacha arrojándola sobre toda su superficie. Una vez que la pileta esté limpia, llenar con agua potable fría ayudándonos con una jarra medidora para saber cuánta cantidad estamos colocando. El agua debe llegar a un nivel en el que los vegetales queden sumergidos. El próximo paso, es agregar lavandina apta para desinfección de alimentos/agua con un gotero. Para calcular la cantidad de gotas de lavandina necesarias, los integrantes de "Bromatología en Casa" explican que siempre se debe leer la etiqueta del envase, ya que la concentración adquirida varía según la marca del producto. Finalmente, dejar reposar por diez minutos, retirar los vegetales y dejarlos secar sobre un repasador limpio o papel de rollo de cocina.