Passaglia declaró emergencia sanitaria en San Nicolás y quedarán canceladas o restringidas las reuniones masivas


A través de un decreto, y con fines preventivos frente al avance del Coronavirus en el país y la provincia de Buenos Aires, el Intendente Municipal declaró la emergencia sanitaria en el Partido de San Nicolás por 180 días. Y puso en vigencia una serie de disposiciones tendientes a evitar la concentración de personas en un mismo lugar. Bares y restaurantes funcionarán a mitad de su capacidad. Boliches y pubs no abrirán sus puertas por un mes.

El intendente municipal Manuel Passaglia firmó en la mañana de hoy el decreto que declara un estado de emergencia sanitaria en San Nicolás por los próximos 180 días. Es frente al avance del COVID-19 (coronavirus) en el país y la provincia de Buenos Aires, pese a que todavía no se reportaron casos confirmados –al menos hasta el cierre de esta edición– en nuestra ciudad. La emergencia da un marco de carácter preventivo al desarrollo de las actividades, prohibiendo algunas y restringiendo y limitando otras. El decreto también incluye recomendaciones a la comunidad toda. A través del Decreto Municipal 271/2020, que además de la firma del Intendente lleva también la de la secretaria de Gobierno y Atención al Vecino, Agustina Gruffat, San Nicolás adhiere «en todos sus términos al Decreto 132/2020 del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires», firmado este jueves por el gobernador Axel Kicillof, que declaró el estado de emergencia sanitaria en el ámbito de la provincia de Buenos Aires.
«Declárese, con fines preventivos, la emergencia sanitaria en el Partido de San Nicolás por el término de 180 días contados a partir del dictado del presente decreto, en virtud de la pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en relación con el Coronavirus (Covid-19)», se lee en el artículo segundo del decreto municipal. A través del artículo tercer, la Municipalidad da por suspendido «todo acto, reunión o acontecimiento de carácter eventual en espacios públicos cuya asistencia supere las 200 personas». Y se establecen también restricciones a otro tipo de actividades. «Restríngese la capacidad de ocupación en un cincuenta por ciento, la que no podrá superar los doscientos asistentes, para todas las actividades artísticas, musicales, festivas, religiosas, sociales o de cualquier índole, en restaurantes, bares, salones de fiesta, salones de eventos y todo otro tipo de establecimientos en los que se realicen cursos, convenciones, congresos y/o que tengan la potencialidad de aglomerar gran cantidad de personas», establece el artículo cuarto.
En cuanto a los eventos deportivos que se desarrollen en el Partido de San Nicolás, el municipio estableció que deberán realizarse sin concurrencia de público. Más allá de esto, las federaciones y asociaciones optaron en su gran mayoría por suspender las competencias previstas. El artículo sexto, suspende «las actividades que se desarrollen en locales inscriptos y autorizados bajo el rubro ‘Boliches bailable / Pubs’». Pedidos y recomendaciones Mediante otro apartado, el Ejecutivo Municipal encomienda a la empresa prestataria del servicio de transporte público de pasajeros que «extreme las medidas que fuesen necesarias para colaborar en la prevención de la transmisión o contagio del Coronavirus a través de la desinfección de unidades y campañas de concientización».
Después sigue una serie de recomendaciones a la población, entre las que se cuentan el lavado de manos frecuente con agua y jabón; la desinfección de superficies y ventilación de ambientes; una adecuada higiene respiratoria: cubrirse la nariz y la boca con el pliegue del codo o usar un pañuelo descartable al toser o estornudar; no viajar a áreas de transmisión comunitaria del virus; el aislamiento voluntario y preventivo de los viajeros provenientes de zonas de transmisión en sus domicilios, sin concurrir a lugares públicos durante 14 días. Por lo demás, y siempre a tono con las recomendaciones directrices de la OMS y del Ministerio de Salud de la Nación, desde el municipio piden que en caso de registrar síntomas, las personas afectadas no concurran a los establecimientos de salud sino que deben comunicarse telefónicamente al 148, al 107 o al 0221-4255437. El conjunto de medidas descritas en el articulado del decreto regirán durante al menos 30 días corridos. La situación sanitaria se irá monitoreando y ese período podrá ser prorrogado o ampliado.

Un comunicado
Ya en la noche del jueves, horas antes de la firma del decreto que declara la emergencia sanitaria en San Nicolás,el municipio había lanzado un comunicado de prensa informando que “el intendente Manuel Passaglia tomó la decisión de suspender todo tipo de eventos en la ciudad, priorizando la salud de los nicoleños y atendiendo a los requerimientos del Ministerio de Salud de la Nación que sugiere que no se realicen actividades de concurrencia masiva”. En particular, se comunicaba en aquel momento la suspensión de la última jornada de la muestra Expoagro, pero también se incluía a “bares y boliches” y “toda acción que signifique la concurrencia masiva por tiempo indeterminado”. En ese comunicado ya se anticipaba que sería declarada la emergencia sanitaria en San Nicolás “para destinar todos los recursos que sean necesarios para cuidar a los vecinos de nuestra ciudad”. Y se adelantaba asimismo que “durante la semana, se tomarán más medidas relacionadas con los ambientes de trabajo y las actividades que impliquen la llegada de gente a la ciudad, siempre atendiendo a lo que dictamine el Ministerio de Salud de la Nación”.



DECRETO MUNICIPAL
Los fundamentos

Entre las consideraciones que dan fundamento al Decreto 271/2020, el Intendente y la Secretaria de Gobierno y Atención al Vecino apuntaron: «La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado al Coronavirus (Covid-19) como una pandemia, luego de que el número de personas infectadas superara los 100.000 casos, afectando a más de 110 países. En la situación actual, resulta imprescindible la implementación de medidas de prevención y control tendientes a reducir el riesgo de propagación del contagio en la población. El Decreto 132/2020 del Gobernador de la provincia de Buenos Aires solicita la adhesión de los municipios para garantizar la salud pública de los ciudadanos bonaerenses».


FOTO: Además de la firma del intendente Manuel Passaglia, el Decreto Municipal 271/2020 también lleva la rúbrica de la secretaria de Gobierno y Atención al Vecino, Agustina Gruffat.