Juan Manuel Ullúa, folclorista apasionado


Fue invitado a la Fiesta Mailín, en la provincia de Santiago del Estero, una de las más importantes celebraciones religiosas del norte del país con una gran convocatoria, por supuesto, que tendrá lugar el próximo 21 de mayo en honor al “Cristo Forastero”. De acuerdo con la tradicional festividad, la ceremonia se hará en el templo del santuario del Señor de los Milagros, que se encuentra en Villa Mailín, en el departamento Avellaneda de dicha provincia.


El músico conduce un programa radial de Folclore llamado «Folclore al estilo Juan Manuel Ullúa», que hoy se trasmite por Radio Soberanía FM 98.1, de 8 a 10 horas. Es un programa con más de 30 años en el aire, que ha pasado por distintas emisoras. “Fui mutando de espacio, según los años, el público y la calle lo disponían, pero nunca dejé de hacerlo. El folclore para mí es mucho más que música, es mucho más que una historia que puedo contar, es un estilo de vida, que me entusiasma y anima”, aseguró Ullúa, entrevistado por El Norte. “Por suerte, tuve el acompañamiento de distintas publicidades, que me dieron una mano para que el programa pueda estar al aire y sea viable en el tiempo. Hoy, los costos de producción son muy altos, y muchas veces es el impedimento para que una excelentísima calidad de artistas puedan conocerse”, expresó.
El cantante entiende que nunca importó el alcance de la emisora, lo importante siempre fue el contenido: “Soy un historiador del folclore. Conozco a todos los artistas, cómo se formaron, por ejemplo Los Fronterizos, Los Chalchaleros o los Quilla Huasi. Sé, y ese saber tiene sus frutos”, marcó el entrevistado, al tiempo que explicó no necesitar una tablet, un libro o una computadora para saber sobre el género, domina las historias y las técnicas con excelencia. Respecto a los escenarios modernos y los artistas emergentes, dijo: “No soy chapado a la antigua, todo lo contrario. Cuando un músico me hace llegar una canción, la escucho y la paso en la radio. Los grandes ya tienen difusión, yo quiero que conozcan músicos nuevos, tanto intérpretes como compositores”, enfatizó. Su nivel de fanatismo es enérgico, su hija se llama Tamara, por la célebre cantante Tamara Castro, una titana del folclorismo argentino. “Para escuchar al chaqueño Palavecino, a Soledad o Luciano Pereyra, basta con prender la televisión. Quiero que la persona que está del otro lado, conozca a un entrerriano que no sale en los medios comunes”.
En nuestra región, “en San Nicolás, tenemos una riqueza inconmensurable. La cultura, tanto en lo escrito, lo poético, como en lo musical, tiene muchísimo talento. El cantor nace con un don”. Juan Manuel fue finalista en la Fiesta Nacional del Ternero, también en el Festival del Mar en la ciudad de Mar del Plata, entre otros lugares en los que subió al escenario, tanto como los que recorrió para vivir el folclore de primera mano: “Tengo muchos caminos recorridos y por eso me animo a volver a subrayar la riqueza enorme que hay en nuestra ciudad”, reafirma y asevera que esto se debe a lo afortunada que es la zona, estando a orillas del río Paraná, en una ciudad tan fértil como radiante y serena.“Lo que hace falta es motivación para los artistas emergentes, tanto como espacios que sirvan como medio para que se den a conocer, y también para profesionalizarse. Y, por supuesto, la difusión. Hoy es un pilar fundamental para que un músico pueda trascender”, reflexionó.
Para finalizar definió: “El folclore es defender lo nuestro, defender nuestra cultura, nuestras raíces. Hablar sobre quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos”, y agradeció a familiares y amigos por apoyarlo desde siempre.