Este viernes los concejales se reúnen en sesión extraordinaria


Este viernes, 27 de marzo, los concejales de San Nicolás volverán a verse las caras en el recinto de sesiones Soberanía Nacional del Palacio Legislativo local. Será desde las 8:30 en el marco de la última sesión extraordinaria del corriente receso de verano, en un encuentro que el viernes fue convocado a través de un decreto firmado por el presidente del Cuerpo, Sergio Ponce, y el secretario legislativo, Marcelo López. Se enumeran allí los temas y proyectos que deberán ser analizados por la asamblea: entre ellos, hay iniciativas –tanto del oficialismo como de la oposición– que podrían generar debates acaso calientes entre ambas parcialidades políticas.

El decreto de convocatoria incluye, en concreto, un orden del día integrado por un total de cinco expedientes. Y el primero de ellos es el que contiene el proyecto de resolución impulsado por los bloques opositores de Unidad Ciudadana y el Frente Renovador (acaso reunidos formalmente este año en un espacio único del Frente de Todos), en el cual le solicitan al intendente Municipal que «suspenda los efectos de la Ordenanza Fiscal y Tarifaria 2020 y revise el mecanismo de cálculo de los tributos».
Para que el proyecto llegue a tener una sanción definitiva –sea por su aprobación o por su rechazo– el Cuerpo debe aprobar antes la declaración de «interés y urgencia» para su efectivo tratamiento. Habrá que ver si la bancada oficialista de Cambiemos habilita esa declaración. Sin duda, habrá intercambio de pareceres.
Y existe aun otro proyecto en la convocatoria vinculado, aunque de manera indirecta, al espinoso tema del valor de las tasas retributivas de servicios municipales: una iniciativa elevada por el Departamento Ejecutivo que busca rescindir un convenio que la gestión municipal de Marcelo Carignani había suscrito con vecinos del barrio Costa Juncal, que implicaba una sensible morigeración en las tarifas de las tasas que sus vecinos tributan.

Recursos trabados
Por otra parte, mediante otra iniciativa legislativa los concejales que integran el bloque oficialista intentarán “destrabar” el arribo a San Nicolás de recursos que el Gobierno local tenía acordados con la anterior gestión provincial, destinados a obra pública. El reclamo es por aproximadamente unos $ 65 millones. Algo más de la mitad corresponde a obras de cordón cuneta y carpeta asfáltica que ya se ejecutaron; otros $ 30 millones son necesarios para la continuidad de las 84 viviendas que se están construyendo en barrio San Francisco, obra que ya debiera estar terminada, pero cuya actividad mermó notoriamente en los últimos meses merced a la falta de los recursos comprometidos.ç
Se trata, en concreto, de un proyecto de comunicación que lleva la firma de los concejales de Cambiemos. Se enumeran allí los ítems que el oficialismo local busca “atacar” el retraso, por parte de la Provincia de Buenos Aires, en el envío de recursos comprometidos para la ejecución de cuatro obras puntuales, tres de ellas ya finalizadas y la restante, en ejecución y con sensibles demoras.
Las obras ya finalizadas, por las cuales los concejales de Cambiemos pedirán que «se reanuden las diligencias para la realización del pago pendiente que a la fecha (…) y asimismo se informe plazo para su efectiva realización», corresponden a trabajos de cordón cuneta y pavimentación con carpeta asfáltica.
En ese sentido, uno de los planteamientos irá dirigido –en caso de aprobarse el proyecto– al Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires, repartición bonaerense con la que el municipio había acordado el financiamiento para el pavimento que ya es una realidad en los barrios Azopardo y Yaguarón de la zona norte de la ciudad.

Al Instituto
Los otros dos pedidos por recursos que todavía no llegaron para cubrir trabajos ya concluidos, serán para el Instituto de la Vivienda, también bonaerense. Y conciernen a los pavimentos construidos en los barrios San Francisco y 12 de Marzo, en la zona oeste. Según indican en el oficialismo, la deuda provincial por esas tres obras ya finalizadas ascendería por encima de los $ 34 millones.
Por otra parte, también buscarán respuestas oficiales del Instituto de la Vivienda acerca del retraso en la llegada de más de $ 30 millones comprometidos en la obra de construcción de 84 unidades habitacionales en barrio San Francisco. La demora data de meses y viene ralentizando la ejecución de los trabajos por los cuales en el municipio alguna vez planeaban un sorteo de adjudicación de viviendas para los ya pasados meses de diciembre de 2019 o enero de este año.
Se trata de obras que el Municipio acordó oportunamente con el Instituto, y que incluyó en el «Plan de Acceso a tu Vivienda»: política municipal que apunta a la reducción del déficit habitacional acumulado durante décadas en la ciudad.