Juan Vera cuestionó una “discrecionalidad política” en el reparto local de obras


En la mañana de ayer, dirigentes de la seccional San Nicolás de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) en conjunto con las autoridades del Centro de Jubilados y Pensionados de la organización gremial local anunciaron formalmente que luego de incesantes gestiones en el municipio y el Instituto de Previsión Social (IPS) los jubilados municipales percibirán con el salario de febrero el 10 por ciento de aumento correspondiente al último tramo del acuerdo paritario 2019 que redondeó un 40 por ciento y se pagó en tres etapas.

“Desde noviembre venimos esperando que salga el pago. A partir de entonces empezamos a realizar las gestiones para que los jubilados y pensionados puedan cobrar ese 10 por ciento, y que por cuestiones administrativas se fue demorando inexplicablemente”, manifestó María Eugenia Bravo, secretaria general de ATE San Nicolás.
“El 6 de octubre el IPS recibió el decreto del Intendente que autoriza el pago, pero nadie sabía dónde estaba el decreto. No es la primera vez que ocurre, con lo cual necesitamos que cuando el Ejecutivo envía algo tan importante sea en el lugar que corresponde para que nuestros jubilados no tengan que verse afectados por esta larga demora”, añadió Bravo. “Para nosotros es importante trabajar en conjunto con el Centro de Jubilados porque así logramos destrabar un trámite burocrático que no debiera demorarse tanto. Nuestros trabajadores municipales pasivos necesitan cobrar en tiempo y forma lo que les corresponde”, apuntó la máxima dirigente local de A¨TE.

Reclamo
Por otra parte, María Eugenia Bravo destacó que “a partir de nuestra lucha en el día de hoy (por ayer) los trabajadores activos que aún no habían cobrado los 4.000 pesos adicionales que se pagara oportunamente a la gran mayoría”.
En ese sentido, Bravo reclamó que “estas sumas no debieran pagarse en negro porque así no llegan a los jubilados. Entre octubre y diciembre de 2019 el municipio pagó montos adicionales por fuera del básico por 12.000 pesos. Y un premio anual de 4.000 pesos que tampoco se incorporó al básico, con lo cual los jubilados no lo terminan cobrando. Lo que le pedimos al Sr. Intendente es que esos adicionales no se paguen más en negro”, completó la secretaria general de ATE San Nicolás.
Ademas de María Eugenia bravo, de la conferencia de prensa participaron también el Presidente del Centro de Jubilados y Pensionados de ATE San Nicolás, Miguel Ángel Grosso, la Secretaria Adjunta de Comisión de ATE, Elena Rodríguez, la Secretaria de Administración, María Eva Draghi, Pedro Pereyra, Roberto Álvarez.