La UOM retoma negociaciones de compensación salarial


El último día de noviembre del año pasado, la Unión Obrera Metalúrgica y la cámara Adimra iniciaban las conversaciones formales en el marco de la activación de la cláusula de revisión que conmina a las partes a acordar la actualización salarial por desfasaje inflacionario.

Desde entonces se sucedieron varias reuniones, cuartos intermedios y hasta una conciliación obligatoria que no pudieron destrabar la discusión. El bono decretado por el presidente Alberto Fernández, y que las empresas metalúrgicas y siderúrgicas han pagado, descomprimió la negociación que por estas horas vuelve a ponerse tensa en virtud de que el gremio y los empresarios deberán empezar a discutir paritarias 2020 en abril próximo.
“Queremos cerrar lo antes posible. Nosotros consideramos que la compensación debe ser del 15 por ciento”, le dijo a este diario un dirigente de la UOM San Nicolás, quien también confirmó que el miércoles 26 de febrero el sector liderado por Antonio Caló se reunirá con los empresarios siderúrgicos representados en la Cámara Argentina del Acero. Hasta aquí, la oferta empresarial es “seguir cumpliendo con el decreto del Gobierno”, confió el mismo dirigente.
El objetivo de la negociación es actualizar o reajustar el convenio que se firmara oportunamente para 2019 en función de que la inflación superó lo que se tenía como expectativa.
La UOM, como la mayoría de los gremios, acordó en paritarias la denominada «cláusula de revisión» que difiere de la «cláusula gatillo» en un aspecto central: mientras esta última actualiza salarios automáticamente una vez que el nivel de inflación supera lo establecido en paritarias, la cláusula de revisión conmina a las partes (gremio y empresarios) a sentarse a la mesa de negociaciones para acordar el ajuste y actualización del salario. Cabe recordar que el último acuerdo para el sector se firmó en mayo de 2019 y fue de un 36%.