Las tasas municipales, motivo de cautelares y opiniones encontradas


En las últimas horas, la Jueza en lo Contencioso Administrativo Dra. María Isabel Fulgheri hizo lugar a seis medidas cautelas interpuestas por ciudadanos nicoleños contra el último aumento de tasas municipales, disponiendo “no innovar” hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo.

Puntualmente, la resolución judicial suspende el cobro de las tasas volviendo al valor de diciembre, sin tener en cuenta el último incremento aprobado por el Concejo Deliberante y los mayores contribuyentes de San Nicolás. Las cautelares que salieron hasta el momento eran alrededor de seis, pero es casi seguro que todas las demás presentadas ante la justicia corran la misma suerte. La medida de “no innovar” sólo se aplica a estos casos puntuales.

La nueva ordenanza
La ordenanza impulsada por el Departamento Ejecutivo y luego rubricada por mayoría en el HCD (la oposición votó en contra) cambió el criterio para la base imponible. En lugar de tener en cuenta los metros lineales de frente, tal como era hasta el año pasado, se pasó a tener en cuenta el valor fiscal de la propiedad. Y si bien se estableció un tope de hasta el 100%, el mismo solo rige para los inmuebles hasta determinada valuación (luego queda liberada).
Esta decisión del gobierno local encontró una fuerte oposición en los sectores más afectados, que son justamente los de mayor capacidad contributiva (sus propiedades tienen un mayor valor fiscal).
El fundamento del planteo legal es que como se trata de una tasa retributiva de servicios, en realidad no se puede tomar como base imponible la valuación fiscal, sino que el monto a cobrar debe surgir del servicio que se brinda. La justicia local hizo ahora lugar a la medida cautelar, pero aún no se expidió sobre la cuestión de fondo.
Cabe consignar ademàs que, según todos los letrados consultados por este medio, este tipo de acciones judiciales deben ser interpuestas por cada ciudadano que se considere afectado; pero no cabe un recurso colectivo que involucre a todos los nicoleños.

Situaciones dispares
Esto último obedece a que en realidad el nuevo criterio de cobrabilidad ha resultado prejudicial para los sectores con más recursos, pero no así para otros de menos recursos. De hecho hay casos en los que las nuevas tasas vinieron con incrementos inferiores al de la inflación del ultimo años. También hay otros casos en los que les vino menos que el año pasado, y otros en los que vinieron montos similares.
De todas maneras, justo es decir que también algunos contribuyentes no tan acaudalados en la actualidad (pero con propiedades valiosas), recibieron fuertes incrementos por encima de la inflación, haciéndoseles difícil pagar las tasas.
De acuerdo a la información recabada por EL NORTE, muchas de las presentaciones realizadas ante la justicia son de nicoleños que viven en el barrio cerrado Costa Juncal. También hay reclamos de otros barrios como por ejemplo Somisa, y otros de la zona sur de la ciudad.
A la hora de argumentar el nuevo criterio para la tasa, el municipio alegó que se decidió esta formula de cálculo para que el peso mayor de las tasas recaiga en quienes tienen mayor poder adquisitivo, aliviando la situación de los que menos tienen.
Consideró que era injusto el criterio de los metros lineales de frente, porque había muchas propiedades con muchos metros de frente y pocos de fondo, que pertenecen a gente sin recursos. Mientras que otras “mansiones” con ocho o diez metros de frente pero 100 metros de fondo, pagaban menos en concepto de tasas.
Por otra parte, sostienen que este criterio de tomar la valuación fiscal de la propiedad no es algo antojadizo ni que se aplique solo en San Nicolás, sino que ya rigen normas parecidas en grandes municipios bonaerenses como Tigre, Vicente López y San Fernando, por citar algunos ejemplos.

El camino judicial
Otro tema a tener en cuenta es que este tipo de recursos ante la justicia no son gratuitos. Se trata, sin dudas, de un derecho que tiene cada ciudadano de presenterse a reclamar. Pero existe la posibilidad de que –si el fallo judicial finalmente no le es favorable-, el contribuyente tenga que pagar luego todo junto, más los gastos del juicio y de abogado.
De hecho, tal como está planteada la situación parece bastante claro que el gobierno municipal ya ha decidido no dar marcha atrás con este aumento de tasas. Así lo ha expresado públicamente, señalando que solo se va a hacer lugar a reclamos puntuales que se sustenten en errores propios de la implementación de la nueva normativa. En este sentido, los reclamos se están atendiendo en el CEMAC (Garibaldi y Almuerte).
Así las cosas, todo parece indicar que estos juicios tendrán un largo camino judicial, con las apelaciones en las distintas instancias. Y algunos hasta suponen que probablemente este caso llegue a la Suprema Corte de Justicia de la provincial de Buenos Aires.
Otros ciudadanos en cambio, simplemente han optado por seguir pagando sus tasas, con el correspondiente aumento (o no) según lo establecido por la última ordenzanza.