Javier Ferreyra sigue peleando por su vida


Luego de la golpiza que sufrió Javier Ferreyra - el hombre de 39 años que el pasado sábado 18 de enero fuera salvajemente atacado por una patota en la ciudad de Ramallo - continúa peleando por su vida en el hospital San Felipe de Sam Nicolás. Su familia tienen fe que el cuadro se pueda remediar, pero también son conscientes de la gravedad de las heridas que sufrió.

Ya pasaron 11 días desde el día que una patota compuesta por entre seis u ocho personas atacó cobardemente a Javier “El Pela” Ferreyra. Desde ese momento este hombre pelea por su vida en la sala de terapia intensiva del Hospital San Felipe de San Nicolás y hasta el momento no hay ninguna señal que permita confirmar que logrará salir de este mal momento. La situación en la que se encuentra Ferreyra es muy grave, aún su cerebro continuaría inflamado y por otra parte el respirador que le colocaron al mismo momento que ingresó al nosocomio nicoleño le produjo una neumonía por lo que no sería de extrañar que de continuar en esta situación por estas horas se le tenga que practicar una traqueotomía, según aseguraron sus familiares ante EL NORTE.
Por otra parte a principios de esta semana se tenía previsto que lo intervinieran quirúrgicamente en la zona de la mandíbula a raíz de la fractura que sufrió en esa zona en medio de la brutal paliza que le propinaron, pero al no poder conseguir la prótesis que le tendrían que haber colocado esa práctica médica tampoco pudo ser realizada. “Nosotros seguimos teniendo fe en su recuperación, pero los médicos son muy cautos a la hora de darnos la información. Nos han dicho que el respirador le ha traído complicaciones a raíz de los días que han pasado y que entre mañana -por hoy- o pasado -por el jueves- le podrían hacer una traqueotomía, pero nada más que eso. Seguimos esperando que despierte, que nos reconozca y que empiece a recuperarse”, contó mediante mensaje de WatshAap su hermana Anahí Ferreyra a EL NORTE.

Los hechos
Javier Ferreyra y el grupo que lo atacó habrían estado compartiendo la noche del viernes y la madrugada del sábado en un domicilio de la ciudad de Ramallo, en medio de los festejos por el cumpleaños de uno de ellos. Pasadas las 7 de la mañana y por razones que hasta ahora se desconocen de manera oficial, la víctima habría discutido con uno de los participantes de la reunión, éste le habría pegado un golpe de puño, y ante lo ocurrido Ferreyra decidió irse. Sus agresores lo persiguieron y a un par de cuadras de la casa donde hasta un rato atrás habían compartido el festejo, lo alcanzaron y lo molieron a golpes. Le pegaron trompadas, patadas y hasta lo golpearon con palos y una piedra de grandes dimensiones que habría sido el arma que le produjo la grave herida en uno de sus pulmones. En medio de la agresión aparecieron en escena un par de vecinos que con mucho esfuerzo lograron dispersar a los belicosos, pero a esa altura ya habían logrado su cometido de golpear con alevosía a Javier. Un llamado telefónico alertó en la Estación de Policía Ramallo Primera sobre lo que había ocurrido y a los pocos minutos arribaron al lugar un patrullero y una ambulancia del Gomendio.
En primera instancia a ese nosocomio fue trasladada la víctima, pero ante la gravedad de las heridas se decidió su derivación al Hospital San Felipe. Al mismo tiempo con los datos que contaban en su poder los efectivos policiales comenzaron a buscar a quienes habían sido sus agresores. Logrando horas después la aprehensión de tres hombres y una mujer que habrían tenido algún grado de participación en el hecho. Con el paso de las horas la situación de los masculinos empeoró y pasaron a estar en calidad de detenidos. En tanto que la mujer recuperó la libertad, pero no se descarta que con el avance de la investigación su situación pueda ser similar a la de sus amigos. Por otra parte aún existe una quinta persona que participó del ataque y se encuentra prófuga de la justicia. “Lo estamos buscando, pero desapareció de los lugares que solía frecuentar”, se informó extraoficialmente desde la investigación a EL NORTE.


FOTO: En su página de facebook se lo puede ver a Javier en la costa argentina.