Javier Ferreyra continúa peleando por su vida en el Hospital San Felipe


Javier Ferreyra es el hombre de 39 años que en la mañana del sábado fuera agredido por una patota sobre calle España de Ramallo. La víctima se encuentra internado en la sala de terapia intensiva del Hospital San Felipe y en las últimas horas fue despertado del coma inducido. Su estado sigue siendo muy grave, según aseguraron sus familiares ante EL NORTE. Por el hecho se encuentran detenidos tres sujetos y uno sigue prófugo.

Javier Ferreyra sigue peleando por su vida en la sala de terapia intensiva del hospital San Felipe de la ciudad de San Nicolás a raíz de la terrible golpiza que le propinaron en la mañana del sábado un grupo de personas con las que habría estado compartiendo la noche del viernes. Ferreyra, ramallense que en la actualidad se encuentra viviendo en Capital Federal y había regresado para visitar a familiares, sufrió graves heridas que aún ponen en riesgo su vida. En las últimas horas se fueron conociendo mayores detalles de lo ocurrido a minutos de la agresión en el domicilio donde se desarrolló la reunión en cuestión - al parecer se habría tratado de un cumpleaños - y de la cual la víctima se habría retirado luego de mantener algunas diferencias con el resto de los participantes. A dos cuadras de este lugar fue alcanzado por estas personas que lo persiguieron a bordo de una automóvil Fiat Uno y en ese momento se produjo el brutal ataque.
“No hay muchas certezas sobre lo que pasó, pero con el paso de los días nos han llegado algunos comentarios sobre lo que pasó. Según nos contaron, Javier, en un determinado momento habría discutido con una persona y cuando estaba ya en la calle para irse recibió una trompada que lo tiró al piso. Se levantó y se fue, pero un par de cuadras después fue alcanzado por estos tipos - se habla que habrían sido entre seis y ocho, pero aún no hay precisiones sobre ese punto - que lo molieron a golpes. Lo agredieron a piñas, patadas, con palos y hasta lo golpearon en el tórax con una piedra que le produjo graves daños en el pulmón”, relató Anahí, hermana de Javier, ante EL NORTE.
Posteriormente la mujer agradeció que se haya metido en el medio un vecino para defenderlo porque si no lo hubieran matado en ese momento: “Un vecino escuchó los gritos, salió afuera de la casa y vio que lo estaban moliendo a palos. A los gritos les dijo que lo dejaran, que no le pegaran más, pero como no le hacían caso se fue a buscar un palo para sacarlos a los golpes. En ese momento mi hermano pedía por un tío nuestro que vive cerca de donde lo estaban agrediendo y éste llegó al lugar para ver que había pasado. Los vecinos le contaron que mi hermano lo llamaba, pero él no lo podía reconocer porque estaba bañado en sangre”.

Graves heridas
A raíz de los golpes que recibió sufrió un grave traumatismo de cráneo - por ese motivo fue inducido a un coma farmacológico a la espera de la desinflamación del cerebro y así poder corroborar su estado-, fractura expuesta de mandíbula, le fue afectado el pulmón izquierdo, rotura de pleura y neumotórax, indicó Anahí. “Su estado es muy delicado, pero él es fuerte y estoy segura que va a salir adelante. Hoy -por ayer- en el parte médico de la mañana nos dijeron que lo fueron despertando del coma farmacológico y que estaba muy violento porque las heridas fueron muy graves. Así que lo estaban tratando de calmar para poder ver cómo evoluciona, pero igual nos dijeron que el estado sigue siendo muy delicado”, dijo posteriormente la hermana de Javier Ferreyra.

Justicia
Con posterioridad la mujer comentó que ahora se encuentran enfocados en la recuperación de su hermano, que pueda salir de este mal momento, y que esperan que se haga justicia por lo sucedido: “Si bien los aprehendidos son tres, según los testimonios más personas habrían participado de la agresión. “La gente dice que eran siete u ocho, nosotros la versión que tenemos de la gente que llegó a separarlos es que eran seis. Hay muchos testigos que ayudaron a abrir la causa que fue caratulada como tentativa de homicidio, porque su objetivo era matarlo en el piso. Nosotros pedimos que se haga justicia porque lo que le hicieron a mi hermano fue una bestialidad y creemos que lo van a pagar. Desde un primer momento la policía estuvo junto a nosotros, y también la fiscalía está trabajando muy bien para que así sea”, aseguró.


FOTO: La familia de Javier Ferreyra espera su pronta recuperación y piden justicia por el brutal ataque que sufrió. (Foto Raúl Urbina)