Juliana Chamorro, cantautora nicoleña, a punto de estrenar su primer disco


El dúo Árbola, fusión entre Juliana Chamorro, artista destacada de San Nicolás, compositora, cantante y guitarristra, y Tomás de Souza, de Buenos Aires, baterista, compositor y cantante, se presenta hoy en Ramallo, luego de dos funciones en Rosario y San Nicolás. Una amalgama de instrumentos y voces en músicas inspiradas en la vida, el amor, la naturaleza y la ciudad.
Actualmente, están editando y mezclando su primer material que fue grabado en Estudio Sonoramica, en Traslasierra (Córdoba). Fue producido por Juan Ignacio Serrano (Juanito el Cantor), con músicos invitados, maestros del bajo, el trombón, trompeta, acordeón y guitarra.
Hoy, en el Teatro de Ramallo (sarmiento 1127), lucirán su estilo singular a las 20.30, con canciones populares, estilos del folk y el soul. EL NORTE entrevistó a Juliana, una artista ya conocida en la movida musical nicoleña, y emergente en el escenario provincial.

Artista emergente
La compositora contó que la música siempre estuvo en su vida casi como una impresión cultural que la atravesó desde chica: “Fui criada en un hogar donde la guitarra era un elemento cotidiano, mi papá cantaba, un tipo muy fogonero, así que de chiquita empecé a cantar sin vergüenza alguna y con total naturalidad”. A los 14 aprendió guitarra y se sumergió aún más en el mundo instrumental, explorando y reconociendo que “era algo que me gustaba mucho, algo que no quería dejar de hacer”, aunque al terminar la secundaria la vida la llevó a estudiar otra carrera, dejando un poco de lado la profesionalización musical, volvió enseguida a su raíz, “la música siempre estuvo en un lugar importante en mi vida”. Comenzó a componer canciones a los 16 años. Su primera banda fue Saint Shine con músicos locales; Silvio Scorchelli fue de sus primeros profesores de guitarra, con él compartió escenario junto a nueve músicos más, cantaba en esta banda con estilo flamenco. El primer grupo propio que armó fue un trío, batería bajo y voz, junto a Dante Cabrera y Pepe Sánchez.
Ya en Buenos Aires, decidida a dedicarse a la música, estudia aún hoy Canto en la Facultad de Avellaneda. “En Capital comencé a conocer gente muy linda, en un viaje al Uruguay conocí a Tomás, mi compañero en Árbola”. Juliana y Tomás, además de compañeros son vecinos, viven en el barrio de Villa Urquiza, en una amistad que converge con el ensayo permanente. Juliana también tiene dos bandas más, en una toca percusión y en otra canta. Es profesora de Canto y Guitarra, así se gana la vida.
El proyecto Árbola es su meta principal. Este dúo se las trae, tiene batería y guitarra eléctrica, suena muy bien y son composiciones propias. “El año pasado comencé a pulsar la idea de grabar nuestro primer disco. Llamamos a un productor amigo, Juan Serrano, con quien se nos ocurrió ir a grabar a Córdoba, al estudio Sonoramica, un espacio perfecto. Convocamos al bajista Joaquín Fridman, y los cuatro nos lanzamos al viaje. Grabamos en vivo y ahora estamos editando, esperamos en marzo lanzar el primer single”, Manuel y Miguel Calvo acompañaron en los vientos, Milagros Blanco, destacada arcodeonista y cantautora, será otra artista que podrá escucharse en el disco para el deleite de los oídos entendidos,“todo lleva su proceso y su tiempo, lleva mucho trabajo hacer un disco, pero sobre todo muchísimo tiempo”. Las presentaciones de este dúo recién comienzan, Juliana ha sido vista en la escena musical local, pero esta vez, el nuevo proyecto seguramente la volverá a ver en distintos espacios.
"Un puente para el mendigo" será el primer single que verá la luz. En ese tema colaboró Joaquín Fridman en bajo, Manuel Calvo en trombón y Miguel Calvo en trompeta. Un fragmento: “Quiero armar un puente para entrar en otra vida, intercambiar lugares, cruzar y que vengas por acá/ No sé quién sos ni vos sabés nada de mí, nacimos bajo el mismo cielo y lo que nos tocó fue vivir así/ Un puente, solo quiero un puente/ Nacimos bajo el mismo cielo”.

Ley de cupo femenino en recitales
“Es muy importante esta ley porque fue un logro de la lucha de mujeres, unidas y organizadas, que junto a toda la lucha feminista se pudo aprobar”, el 30 por ciento del cupo en los escenarios de los festivales debe ser ocupado por mujeres. “Debería ser más del 30, pero es un buen paso. Todo ámbito debe ser más equitativo, y no debemos olvidarnos de la comunidad LGTB, que también debe tener su lugar”. Con respecto a la escena musical en San Nicolás, “siempre que quiero tocar en San Nicolás, encuentro los espacios, los gestiono y organizo yo. A nivel cultural estaría bueno que haya una organización de los músicos de la región, y que estemos más organizados para generar nuevos lugares”, cuando el disco esté listo, el dúo se presentará aquí, “poder hacerlo en el Auditorio municipal o en el Teatro sería maravilloso”. “En San Nicolás hay lugares nuevos que cuidan al artista, como también hay excelentes músicos y bandas que suenan muy bien, pero tal vez todavía falta impulso, siento que todavía que todo es a pulmón, además hay un semillero muy bueno con la escuela de música”, marcó Juliana.


FOTO: El primer single saldrá en marzo, "Un puente para el mendigo", con la colaboración de Joaquín Fridman en bajo, Manuel Calvo en trombón y Miguel Calvo en trompeta.