Malestar en los trabajadores municipales de Ramallo por deuda con las horas extras


Los trabajadores municipales ramallenses expresaron su malestar ante la situación del incumplimiento en el pago de las horas extras correspondientes a los meses de noviembre y diciembre del año 2019. Se trata de una deuda total que supera los cuatro millones de pesos, la mayoría corresponde a trabajadores del Hospital Municipal José María Gomendio, mientras que el resto es de los diferentes corralones.

Este jueves, en horas de la mañana, un grupo de trabajadores del nosocomio local se reunieron en asamblea para encontrar alguna respuesta favorable. Además hicieron extensivos los reclamos a los diferentes gremios municipales. En tanto, desde el departamento Ejecutivo no se han expresado oficialmente sobre el tema, pero advirtieron que se encuentran trabajando para destrabar la situación. El monto total de la deuda asciende a unos 4 millones de pesos en tan solo dos meses. La parte de noviembre es de 1.6 millones de pesos, y la de diciembre llega casi a los 2.5 millones. Las horas extras a los empleados son concedidas por permiso de superiores y responsables de área, por lo que parte de esa deuda corresponde a la gestión anterior. La actual administración se encuentra realizando una auditoria sobre esas concesiones, ya que muchas se otorgaron de manera irregular y la mayoría corresponde a los corralones municipales. Distinto es el caso de las horas del hospital, allí las autoridades continúan, pese al cambio de gobierno. Si bien no han hecho una presentación formal de reclamo, los diferentes gremios municipales han tomado cartas en el asunto.
“En diciembre es un mes que se otorgan muchas horas extras, hay muchos feriados, y en el Hospital se necesita personal las 24 horas. Distinto es el caso de la administración central, donde el horario es de 7 a 14hs y hay más controles. Hay reclamos que son justos, pero muchas veces no se controlan el cumplimiento de las extras y eso perjudica a la mayoría de los trabajadores”, explicaron desde un sindicato cercano al oficialismo local. La actual gestión no esconde la delicada situación económica y financiera que les toco recibir de manos de Poletti. Ya han tenido dificultades con el pago de sueldos y saldar deudas con algunos proveedores. Según fuentes oficiales, la semana entrante el intendente estaría viajando a la ciudad de Buenos Aires donde mantendría reuniones con funcionarios del gobierno Nacional, donde buscara concretar una aporte extra para sanear las cuentas municipales.