El Municipio de Villa Constitución clausuró discotecas


“Acá la responsabilidad es de los empresarios que tienen que ponerse en regla, porque no son altruistas, son actividades comerciales con lucro”. Ante el incumplimiento de la documentación necesaria, el Municipio villense aplicó una clausura preventiva hasta tanto se presenten todos los requerimientos para poder funcionar.

El director de Control Urbano, Javier Garceche, confirmó que algunos de los boliches y salones de fiesta de Villa Constitución no pudieron abrir sus puertas el 31 como lo tenían previsto por falta de habilitación municipal. En el caso de la disco Pacífico, la cual ya había promocionado la fiesta y ya tenía vendidas la mayoría de sus entradas, emitió un duro comunicado en la redes sociales sobre el accionar municipal.
En respuesta, el funcionario se explayó sobre las causas de la medida. “Los motivos reales por lo que se les prohíbe realizar las fiestas programadas es el incumplimiento a las normas de habilitación que corresponden, en el cual el Municipio había trabajado con antelación”, dijo y mostró sobre su escritorio un detalle de los comercios a los que les está faltando documentación. Asimismo aclaró que -debido a que faltaban un par de horas de atención administrativa al momento de realizarse la entrevista aún podían- “llegar a presentar lo que falta y ser habilitados como corresponde”.
Concretamente en el caso de la confitería Pacífico, Garceche informó que adeuda “entre otras cosas, el contrato de comodato, la oblea de habilitación de este año, el certificado de buena conducta, la libreta sanitaria, el informe de Higiene y Seguridad con el legajo firmado por un profesional habilitado. También le falta la constancia del Taller Eléctrico, la de la capacidad máxima permitida, y tiene la póliza de seguro vencida, además de convenios de pagos vencidos. Deudas del periodo 2017 al 2019 del Derecho de Registro e Inspección y también deudas vencidas de la Tasa agroalimentaria también vencida”. “No nos olvidemos que, casualmente se cumplen 15 años de la tragedia de Cromañón, y es bueno traer esto a la gente para refrescarle la memoria”, agregó.
En tanto, desde Pacífico aseguraron que el último jueves realizaron la presentación ante el Municipio de gran parte de la documentación exigida.
Siguiendo con el informe se refirió al boliche Manolo y expuso: “El trámite de habilitación del anexo está sin finalizar; también la libreta sanitaria de alimentos, el informe de Seguridad e Higiene, los croquis adjuntos y el informe del Taller Eléctrico. Además mantienen deuda de Derecho de Registro e Inspección por espectáculos y la Tasa agroalimentaria”.
El otro pub que no podrá abrir sus puertas por incumplimiento de la documentación completa es el Pony Pisador ya que “tiene vencido el certificado de buena conducta, la oblea de habilitación 2019 no está como corresponde, la libreta sanitaria está vencida y también el informe de constancia de capacidad máxima de gente, otras cosas vencidas son: la póliza de seguros y la cobertura médica. La tasa agroalimentaria está adeudada al igual que el DReI. El uso de dominio público con mesas y sillas también se adeuda”.
A su turno enumeró la documentación que adeuda el pub Big Bang. “Certificado de buena conducta vencido, también la libreta sanitaria. No es apto el informe de Seguridad e Higiene y tiene vencido el informe del Taller Eléctrico; constancia de capacidad máxima de personas vencida, póliza de seguro vencido, cobertura médica vencida”.

En regla
“Quien traiga toda la documentación correspondiente será habilitado, no se hace diferencia con nadie”, aseguró Garceche. El funcionario fue indagado sobre cómo puede ser que hasta el propio intendente haya asistido semanas atrás a uno de estos lugares en donde se realizaron cenas y diferentes eventos sabiendo que incumple tantos requisitos. A ello respondió que la clausura o multa de cada lugar depende de los controles de los Inspectores. “Con respecto al boliche Pacífico se le dio un plazo de 180 días para cumplimentarlo, mucho antes de estas fiestas. Y esto no por la deudas, no es una cuestión de dinero, sino que mencionamos la capacidad máxima, los seguros, la asistencia médica y demás”. “Trabajamos con la necesaria antelación para que no tuviéramos que llegar al último día administrativo hábil, para tener que hacer las habilitaciones. Acá la culpa no es del Municipio, acá es responsabilidad de los empresarios que tienen que ponerse en regla, ellos no están haciendo una actividad altruista, sino que son actividades comerciales con lucro y tienen que cumplir con todos los requisitos como cualquier vecino”, reiteró Garceche y recordó que esto se viene conversando con el sector desde hace tiempo.


FOTO : Javier Garceche, director de Control Urbano. WEB