Ni Una Menos exigió políticas para poner freno a los femicidios


Con la firme consigna de que “No hay Ni Una Menos, sin Emergencia Nacional!”, San Nicolás fue parte de la convocatoria del colectivo federal a marchar para exigir políticas públicas que frenen los femicidios. En Argentina, una mujer es asesinada cada 30 horas.
La Plaza Mitre fue el epicentro del encuentro convocado por la Multisectorial de Mujeres de nuestra ciudad, a las 17:30. Allí se sumó un sector que venía de reunirse con anterioridad en Moreno y Lavalle. En un solo bloque, y tras la lectura de un documento, una numerosa cantidad de manifestantes se trasladó a la Municipalidad. “La lucha continúa, y les exigimos políticas públicas a Macri, a Vidal y a Passaglia”, sostuvieron las organizaciones vinculadas a la problemática. Un importante número de personas se dieron cita para marchar, con carteles y diversas consignas.
El grito a viva voz sostenía: basta de violencia machista en cualquiera de sus expresiones, que los gobiernos local, provincial y nacional hagan una verdadera lectura de la realidad y diseñen políticas públicas con presupuesto acorde para frenar los femicidios. La problemática es compleja pero las respuestas del Estado no llegan, la sociedad reclama que se cumplan las responsabilidades de los funcionarios públicos para evitar que las mujeres sigan muriendo en manos de la violencia machista.

“Poderoso y feroz grito”
“Desde 2015, cada 3 de junio, damos un poderoso y feroz grito. Cientos de miles de personas nos encontramos en la calle para ser la voz de quienes ya no la tienen, víctimas de la violencia femicida. Ponemos cuerpo, palabra, banderas y carteles para decir que la violencia machista mata y no sólo cuando el corazón deja de latir. Porque la violencia machista también mata, lentamente, cuando coarta libertades, participación política y social, la chance de inventar otros mundos, otras comunidades, otros vínculos. Hace cuatro años dijimos Ni Una Menos y fuimos muchas más, solo en el primer trimestre de 2019 hubo un femicidio cada 30 horas y un travesticidio cada 4 días, ante estos números sangrientos las mujeres, trans y travestis no nos paralizamos, nos organizamos y damos la pelea porque nos jugamos la vida todos los días. Y sin embargo, el Gobierno de Mauricio Macri ajusta los fondos destinados a palear la problemática: el presupuesto 2019 al Instituto Nacional de las Mujeres equivale a $11,36 por mujer al año e implica una retracción del 18% con respecto al asignado en 2018, mientras que los fondos destinados al monitoreo del Plan Nacional de Acción disminuyeron de 50 millones a 32 millones. Esta precaria situación se ve agravada por la inflación y la corriente subejecución presupuestaria, tornando en casi inexistentes las políticas públicas. A la vez que no declara la Emergencia Nacional en Violencia contra las Mujeres y no destina presupuesto real para la implementación de la Ley 26485 a fin de prevenir, sancionar y erradicar la violencia machista”, sostuvieron desde el movimiento local que se convocó hoy.

Emergencia y Casa de Abrigo
Desde la Multisectorial de Mujeres y diversas organizaciones notaron: “Agravando las bases sociales donde esa violencia se produce y se reproduce: el hambre, el desempleo, el cierre de las fuentes de trabajo (tanto en el sector formal e informal), la precariedad laboral y los tarifazos, llevan en muchos casos a la mujer y a sus hijos a depender de su agresor y empuja a las compañeras trans y travestis a la precariedad y a la prostitución para poder subsistir exponiéndolas a situaciones de extrema vulnerabilidad y violencia. María Eugenia Vidal, la primera gobernadora mujer en la historia de la Provincia de Buenos Aires no se queda atrás en su inacción y en lo que va de su mandato no ha dado ninguna señal de tener vocación, compromiso y voluntad para abordar la violencia a la que somos sometidas todos los días. En San Nicolás, gracias a la lucha de su pueblo y principalmente las mujeres, logramos que en 2017 el Concejo Deliberante trate y apruebe y el Ejecutivo local -a cargo de Passaglia- promulgue, la Emergencia Municipal en Violencia de Genero y la reapertura de la Casa de Abrigo para la mujer víctima de violencia y sus hijos. Sin embargo nunca le dieron efectiva implementación y dejaron transcurrir los plazos de la Emergencia hasta su vencimiento sin hacer absolutamente nada pese a los reclamos constantes; a la vez que contando con un presupuesto municipal de 5 millones de pesos para la Casa de Abrigo siguen sin darnos explicaciones en relación a su efectiva utilización; mostrándose ineficaces e ineficientes en la resolución de las problemáticas de las mujeres nicoleñas. La lucha continúa, y les exigimos políticas públicas a Macri, a Vidal y a Passaglia, responsables de darnos las respuestas que urgentemente necesitamos porque el Estado es responsable!”, concluyeron.


FOTO. La movilización por Ni Una Menos en nuestra ciudad finalizó en el Municipio. DANIEL DORADO EL NORTE.