Los nicoleños “se guardaron” en el feriado de clima inestable


El feriado nacional y las condiciones inestables del clima motivaron que el microcentro de la ciudad se pareciera mucho a esas imágenes de pueblo fantasma, en el día de ayer. Poca gente a pie y algunos cuantos vehículos circularon a lo largo de una mañana de temperatura agradable pero con condiciones meteorológicas inestables. La gran mayoría de los comercios permanecieron cerrados.

Los locales de gastronomía, tiendas deportivas, bazares y cadenas de electrodomésticos abrieron sus puertas «a la caza» de los pocos consumidores que circulaban. Al no haber actividad bancaria, el movimiento habitual en la city nicoleña se vio reducido a su mínima expresión.
Vale agregar que hubo quienes salían frustrados de algunos cajeros automáticos al encontrarse con que no había dinero para retirar por la demanda de billetes durante el fin de semana largo. Para el día de hoy se espera un panorama un poco más activo en virtud de que no todos los comerciantes pueden «darse el lujo» de permanecer tres días cerrados (si se cuenta el domingo, claro).
Lo cierto es que para quienes disfrutan de la tranquilidad el de ayer era un día ideal para recorrer la zona céntrica.