Las aguas del Paraná vienen bajando


El 5 de febrero pasado, la altura del río Paraná en la costa de San Nicolás era de 3,97 m, lo cual generaba preocupación en virtud de que estaba a apenas 23 cm de alcanzar el nivel de alerta. Desde entonces, comenzó un período de descenso del nivel del caudal, hasta alcanzar los 3,32 m en el día de ayer.

Esto no solo trajo alivio a los pobladores de las islas y zonas costeras, sino también a las instituciones deportivas y/o recreativas que se encuentran sobre la margen del río. Desde el Instituto Correntino esperan que persista valores superiores a los normales, aunque con tendencia gradual descendente.
Desde Prefectura piden a los propietarios de embarcaciones mantener precaución a la hora de salir a navegar. Entre otros consejos, se solicita navegar con precaución porque puede haber bancos de arena.
Los navegantes deportivos a veces con una determinada bajante del río, pueden tener inconvenientes con las embarcaciones. Hay que navegar con precaución y verificar las zonas de navegación, principalmente aquellos que se van a dedicar a hacer actividades recreativas en el agua.