Incomprable: La ropa de invierno trae aumentos de entre 50 y 100 por ciento


En la comparativa estacional, la indumentaria de temporada otoño/invierno 2021 duplica los valores del año pasado. Los comerciantes, con poca liquidez y con financiamiento restringido, comenzaron a stockearse a cuenta gotas. Un parca que el año pasado se conseguía a 10.000 pesos hoy cuesta el doble. El calzado, en tanto, viene con aumentos promedio del 70 por ciento.


De la redacción de EL NORTE
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Los comerciantes del rubro indumentaria en San Nicolás comenzaron tímidamente a stockeartse con los productos de temporada otoño/invierno, al mismo tiempo que liquidan la vestimenta de verano con rebajas de hasta el 50 por ciento. Esto último obedece a la necesidad de hacerse de liquidéz para proveerse de los productos de la próxima estación. “El problema es que lo que se recauda por ventas no alcanza para stockearse con los productos de la nueva temporada. Años anteriores a esta altura de febrero ya habíamos comprado todo lo de otoño/invierno. Hoy, en cambio, apenas estamos trayendo unas pocas prendas”, cuenta Ana, propietaria de un local de venta de indumentaria femenina que dio un ejemplo del escenario que describe este diario: “una parca que el año pasado se vendía a 10.000 pesos hoy cuesta el doble”, aseguró.
“No queda otra que stockearnos con lo que se puede. La ropa de producción nacional se consigue un 50 por ciento más cara que el año pasado, y las prendas importadas vienen con incrementos de hasta el 100 por ciento”, se espantó Carlos, dueño de un local que vende indumentaria informal.
“Es una locura”, lo resumió Antonio Ponte, referente de la Cámara de Comerciantes del Microcentro. “El escenario es insostenible porque la gente tampoco tiene plata en el bolsillo. Otra vez vamos a ver un tendal de negocios que bajan las persianas definitivamente porque no pueden sobrevivir a esta situación. El microcentro va a quedar desierto”, advirtió Ponte. Y acto seguido añadió: “No puede ser que un par de zapatillas Nike cuesten 20.000 pesos”.
En efecto, la marca de «la pipa» vende zapatillas cuyo costo equivale al valor de un alquiler mensual de un departamento de dos ambientes en zona céntrica. Ese es el nivel de distorsión de precios que se produce como consecuencia de un proceso inflacionario que no tiene freno.Según publicó el sitio Infobae.com esta semana, el modelo más caro de Nike que se puede encontrar en su web oficial es el Air VaporMax que se ofrece a 27.999 pesos. Para la marca Adidas, el modelo ZK 2K 4D se cotiza en la web oficial a 26.999 pesos. En tanto New Balance tiene el modelo 1978 Made in US a 21.649 pesos. Y cada vez son más los consumidores que eligen comprar ropa o calzado vía web. “El paradigma del comercio cambió totalmente. No sé cómo va a terminar todo esto”, se preguntó Antonio Ponte.

Especulación
En la charla con comerciantes de San Nicolás se repite la queja en relación a la falta de financiamiento conveniente al momento de stockearse. Pero también se esgrimió un argumento entendible al momento de explicar por qué el dueño de un local hoy no compra en cantidades importantes. “Hay muchos comerciantes que están temiendo un rebrote [de contagios de coronavirus] cuando venga el frío. Y nadie quiere clavarse con productos que después no va a vender porque la gente no va a salir de su casa o los comercios volverán a cerrarse”, explicó Mario.
Tras el IPC de 4% en el nivel general que se repitió durante diciembre y enero, las mediciones privadas indican que la inflación de febrero cedería un poco, aunque continuaría en niveles elevados. Según estimó Ecolatina, durante la primera quincena de febrero los precios minoristas registraron un aumento de 3,6% respecto al mismo período del mes anterior.Sin embargo, de acuerdo con el informe de esta consultora, la estacionalidad propia de marzo (educación, indumentaria, por ejemplo), así como los ajustes en medicina prepaga, combustibles y la posible actualización en las tarifas de los servicios públicos le pondrían un piso elevado al tercer mes del año, llevando la inflación acumulada del primer trimestre de 2021 a superar el 10%.