Un camión chocó la garita de seguridad y mató al sereno


Pasadas las 3 de la madrugada del jueves se produjo un trágico accidente, protagonizado por un camión de carga que arrasó la garita de vigilancia donde se encontraba un empleado que se desempeñaba como sereno y que falleciera de manera instantánea. El transporte se dirigía con una carga de trigo con destino a la planta de Bunge Ramallo, pero el chofer se habría equivocado de camino. Se desconoce si se trató de un error humano o un problema mecánico.


De la Redacción de EL NORTE
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Un trágico accidente se produjo en la madrugada de ayer en la bajada a la zona de la caleta del Club Náutico de Ramallo, que dejó el triste saldo de una persona fallecida. El siniestro se produjo pasadas las 3 de la madrugada cuando el camión Ford Cargo, que venía transitando por la Avda. San Martín, cruzó calle San Lorenzo y continuó su marcha en la bajada hacia la zona de la caleta. Se desconoce si el chofer llegó a ese lugar por decisión propia o se habría perdido –su procedencia era la ciudad de Saladillo y no habría conocido el lugar–, pero lo cierto es que no pudo maniobrar el vehículo en la bajada pronunciada y se llevó por delante la garita de seguridad en la que se encontraba el malogrado sereno de apellido Ferreyra.
La información recogida a lo largo de la jornada indicaba que en el momento del impacto la víctima se encontraba dentro de la cabina –extraoficialmente se conoció que en imágenes de una cámara de seguridad se habría observado que ingresó a la garita unos pocos minutos antes luego de hacer una recorrida por el predio– y su fallecimiento habría sido en el acto, según indicaron las autoridades que llegaron en un primer momento al lugar.
En tanto que el chofer quedó atrapado en el habitáculo del camión con diferentes heridas y fue necesaria la participación de los bomberos voluntarios locales para poder extraerlo de entre los fierros. Fue trasladado con posterioridad al Hospital Gomendio, donde se reponía de las heridas.
Hipótesis hay muchas, pero la más firme sería que el camionero desconocía la zona y se vio sorprendido por el final de la avenida que desemboca en la bajada a la caleta del Club Náutico, y que esto le habría impedido frenar para evitar la colisión contra la cabina de acceso al sector de la caleta. Ahora serán las pericias policiales las que determinarán los motivos por los que se produjo el accidente.

Mucha tristeza
Desde la institución se decretó un día de duelo ante el fallecimiento de Pedro Ferreyra, y durante toda la jornada de ayer no se realizó ningún tipo de actividades. Sobre Ferreyra se conoció que tenía 69 años de edad, y aproximadamente hacía unos 5 años que se desempeñaba laboralmente en el club. Familiares de Pedro llegaron hasta el lugar a las pocas horas del accidente y desde calle San Lorenzo, a unos 50 metros del lugar, miraban con incredulidad el camión y los escombros de la garita, sin poder creer lo que había pasado.