“Es una gran alegría que los chicos vuelvan a la escuela”


El Intendente Municipal de San Nicolás visitó en la mañana de ayer la Escuela Primaria Nº 11 de barrio La Loma. “Quiero agradecerles a los integrantes de la comunidad educativa por todo el esfuerzo que hicieron el año pasado y por la energía y las ganas que le están poniendo en el día a día para que los alumnos puedan regresar a clases”, sostuvo. Fue acompañado por la presidenta del Consejo Escolar Malena Albert y la inspectora distrital Eleonora Mangialavori.


De la Redacción de EL NORTE
dairioelnorte@diarioelnorte.com.ar

El intendente municipal Manuel Passaglia visitó en la mañana de ayer la Escuela Primaria Nº 11 de barrio La Loma. En el establecimiento educativo fue recibido por los directivos, docentes y pudo charlar con los alumnos sobre la experiencia de volver a la escuela después de todo un año sin tener clases presenciales.
Quiero agradecerles a los integrantes de la comunidad educativa por todo el esfuerzo que hicieron el año pasado y por la energía y las ganas que le están poniendo en el día a día para que los alumnos puedan regresar a clases”, sostuvo el titular del Ejecutivo local.
Son días de mucha emoción para los chicos y sus familias. Desde nuestro lugar, estábamos convencidos de la necesidad de que los alumnos volvieran a las clases presenciales, por supuesto, respetando todos los protocolos establecidos y cuidándolos mucho”, aseguró.
Por su parte, Alicia Lorenzo, directora de la escuela, marcó la importancia de trabajar en equipo para que la vuelta a clases sea una realidad: “Durante todo el año pasado pensamos este momento. Tengo que agradecer profundamente el trabajo de todas las docentes que forman parte de la institución y agradecerles a los padres de los chicos por el acompañamiento durante todo el 2020 y la confianza por traerlos de nuevo a la escuela”.
Durante su recorrida, el Intendente Municipal estuvo acompañado por la presidenta del Consejo Escolar Malena Albert y la inspectora distrital Eleonora Mangialavori.

Programa Forte
El inicio de la presencialidad en las aulas se da en el marco de la implementación del Programa Especial para el Fortalecimiento de las Trayectorias Educativas de las y los Estudiantes Bonaerenses (Forte), un sistema presencial de recuperación de contenidos del que participan cerca de un millón de estudiantes. Al menos unos 3000 alumnos de San Nicolás están convocados para participar del plan en un total de 120 escuelas primarias y secundarias, de gestión pública y privada. Algunas comenzaron este miércoles con las actividades, otras lo hicieron ayer y algunas lo harán hoy.
Según una resolución publicada la semana pasada por la Provincia, Forte se realizará en los edificios escolares y en otras instituciones complementarias cuando sea necesario. Entre el 17 de febrero y 31 de marzo concurrirán los alumnos de primarios y secundarios que aún no culminan sus estudios, quienes cursarán 12 horas por materia distribuidas en seis semanas. Los más chicos tendrán prácticas de Lenguaje y Matemática, y los de nivel secundario destinarán ese tiempo para “cada área del currículum prioritario”.
En tanto, “los y las estudiantes del último año del nivel (6.º o 7.º año, terminalidad educativa)” cursarán durante diez semanas, entre el 17 de febrero y el 30 de abril. En este caso, las actividades presenciales “se podrán desarrollar de lunes a sábado de manera de poder desarrollarse en forma complementaria y sin interferir con el desarrollo presencial del ciclo lectivo 2021”. Este grupo tendrá una carga horaria de 20 horas totales “para cada área del currículum prioritario”.

“Instancia de intensificación”
“La provincia de Buenos Aires comienza a regresar a la presencialidad (en horarios complementarios a la cursada escolar): son aquellos chicos y chicas que tienen sus trayectorias discontinuas o en proceso, es decir que hay saberes pendientes con los que hay que seguir trabajando”, contó la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila.
La funcionaria aclaró también que “quienes participan de esta instancia de intensificación no son solo los chicos y chicas que tienen trayectorias discontinuas”, sino que la experiencia también alcanzará a “todos los estudiantes que se llevaron alguna materia o que tienen algún contenido pendiente”.
“Todos los años hay instancias de recuperación en esta época del año. A esa población estudiantil que habitualmente requiere instancias complementarias, se las contempla con acompañamiento, y se suma el conjunto de estudiantes con trayectorias discontinuas. Estamos hablando del orden de un millón de estudiantes”, detalló Vila.