San Nicolás recibió cero pesos en la segunda partida del reparto de turismo y cultura


El Gobierno bonaerense distribuyó 500 millones de pesos para que los municipios destinen a distintas entidades. En el anexo de la Resolución los distritos San Nicolás, Ezeiza, José C. Paz y Merlo figuran con cero pesos enviados, aunque desde Provincia afirmaron que se inscribieron así porque olvidaron mandar notas o no entregaron formularios a tiempo. “Se les está terminando de bajar ahora los fondos”, explicaron.


Poco antes de arrancar la temporada veraniega, la gestión del gobernador Axel Kicillof destinó unos 300 millones de pesos para la creación del Fondo Especial Municipal para la Reactivación Cultural y Turística. En los primeros días del 2021 largó la segunda etapa del plan para inyectar dinero a los distritos, también con el objetivo de levantar un poco las jaqueadas vacaciones.
A diferencia de la primera parte, la segunda incluyó una suba en la cantidad de dinero, pasando de 300 millones de pesos a 500 millones para la fase lanzada en enero de 2021. La iniciativa está regida por el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia.
El Ministro Augusto Costa precisó que los 800 millones "son para acompañar a dos de los sectores que mas sufrieron los efectos de la pandemia y para que puedan tener infraestructura y equipamiento para los nuevos protocolos".
Costa detalló que para la primera etapa del fondo se inscribieron 13.737 establecimientos en los 135 municipios de la provincia.
Los fondos de la segunda etapa del plan ya fueron entregados a los municipios, aunque no a todos. Los distritos San Nicolás, Ezeiza, José C. Paz y Merlo figuran con cero pesos enviados, aunque desde Provincia afirmaron que se inscribieron así porque olvidaron mandar notas o no entregaron formularios a tiempo. “Se les está terminando de bajar ahora los fondos”, explicaron.
En tanto Ramallo recibió 2.567.764 pesos, San Pedro 2.567.764, Pergamino 2.567.764, Junín 4.622.017 y Baradero 2.562.245, entre los más cercanos.
Al igual que con la primera fase, el porcentaje asignado a cada comuna dependió de la cantidad de establecimientos culturales o relacionados con el turismo validados en el Catálogo Turístico y Cultural de la Provincia.