“Son pasos que tenemos que seguir dando para volver a la normalidad”, sostuvo el Intendente en relación con las actividades permitidas y la paulatina reactivación de obras. “Siempre entendimos que la pandemia no iba a ser una carrera de 100 metros, sino una maratón. Por eso las decisiones que fuimos tomando tuvieron en cuenta que esto iba para largo”, afirmó.

El intendente municipal Manuel Passaglia defendió los beneficios de la reapertura de actividades permitidas en la fase 4 –en la que actualmente se encuentra San Nicolás– en pos del funcionamiento de la ciudad, siempre enmarcado en el respeto de los cuidados sanitarios y protocolos vigentes.En diálogo con el programa “Una buena mañana” de Radio U – 89.9, el funcionario marcó: “Son pasos que tenemos que seguir dando para volver a la normalidad. Siempre entendimos que la pandemia no iba a ser una carrera de 100 metros, sino una maratón. Por eso las decisiones que fuimos tomando siempre tuvieron en cuenta que esto iba para largo. Si bien hemos atravesado una gran parte de la pandemia, todavía falta. Esto se va a terminar cuando esté la vacuna y haya un tratamiento unificado para las personas que se contagian. Así lo planteamos y cada una de esas decisiones fueron tomadas con responsabilidad y poniendo principalmente la salud por delante de todo”.En ese sentido, aseveró que “la cuidad tiene que funcionar y tiene que tener ciertas actividades”. Ello respetando primero el sistema de fases que es consensuado entre el Ministerio de Salud de la nación y el Ministerio de Salud de la provincia, y es igual para los 135 distritos del territorio bonaerense.“Ellos son quienes establecen que San Nicolás esté en fase 4, lo cual nos da un límite de cantidad de actividades que se pueden hacer y las que no se pueden hacer, para 160.000 nicoleños. Después está en cada persona quedarse en su casa o ir a hacer esas actividades permitidas. Hay gente que necesita salir a trabajar todos los días. No es que salen porque se quieren contagiar, es porque realmente lo necesitan para sacar adelante a su familia. Hay que ser respetuosos de ello y darle la posibilidad, generando la menor cantidad de inconvenientes y riesgo sanitario posible. El que se quiere quedar en su casa está perfecto también que lo haga”, señaló.Y agregó que, en cuanto a la pandemia, en San Nicolás “hay una situación sanitaria estable” y “somos una sociedad unida”.

Actividad comercial
Respecto de la difícil situación que afrontan los comercios de la ciudad, en el marco de las restricciones generadas a partir de la pandemia, Passaglia comentó: “Fuimos trabajando, por ejemplo, en tratar de que los comercios estén cerrados la menor cantidad de tiempo posible, entendiendo que esto venía para largo. En San Nicolás los comercios estuvieron cerrados 30 días, mientras que en zonas como Capital Federal o Conurbano todavía hay comercios cerrados. Así y todo hubo locales nicoleños que no pudieron volver a abrir, imaginen si los cerrábamos 180 días. Desde el principio tomamos la decisión de acompañarlos, que estén el menor tiempo posible cerrados siempre cuidando la cuestión sanitaria. Ahora consensuamos extender el horario de atención (hasta las 20.30 a partir del 5 de octubre) para que aquel que lo necesite pueda estar más tiempo abierto y cortar a la siesta, al mismo tiempo ampliamos el servicio de transporte y de seguridad. El que quiere seguir trabajando horario corrido podrá hacerlo”.Asimismo, indicó que están llevando adelante conversaciones con comerciantes de la zona sur sobre todo lo que es la puesta en valor de Av. Savio, “porque los queremos incluir”, afirmó. Lo mismo ocurre con los comerciantes de la zona del Santuario para la creación del Paseo de María.“Son obras que se harán en la ciudad junto al trabajo con los comerciantes. El comerciante es parte de la ciudad y nosotros los vamos a estar acompañando siempre desde distintos lugares, sea con obras, con trabajo en conjunto o con puestas culturales para que la gente venga a pasear al centro”, declaró el titular del Ejecutivo local.

Ente del Agua
Por otra parte, frente a la reciente creación de una dependencia destinada al servicio de agua, Passaglia remarcó: “El Ente del Agua es público y el agua de San Nicolás sigue siendo de todos los nicoleños. Lo único que hicimos fue, de todos los servicios que brinda la Municipalidad, darle más importancia al agua, y destinar un equipo de personas dedicada a trabajar para mejorar los servicios del agua, cloacas, y tratamiento de efluentes cloacales. Y hacerse cargo de un problema que venimos arrastrando desde hace más de 70 años que son las cañerías. Los nicoleños tenemos una bomba de tiempo debajo de la tierra. Lo más fácil como intendente era mirar para el costado, pero vinimos acá para enfrentar los problemas y hacerse cargo; es más, hay que cambiar la mayor parte de las cañerías de la ciudad, y no lo vamos a poder hacer de un día para el otro, nos va a llevar mínimo unos treinta años. Eso va a solucionar muchos de los problemas que tenemos hoy, como la falta de presión de agua, el sarro, etcétera”. “El tema de los medidores no está en estudio”, aseguró.Al tiempo que declaró: “Hay un trabajo del Estado municipal que es igualar a los nicoleños de la puerta de la casa para afuera en todos los lugares de la ciudad, que todos tengan agua, cloacas, gas, pavimento, etc. Hoy cada vez son menos los vecinos que viven sobre calles de tierra y vamos a seguir trabajando para mejorar su situación. Tenemos que seguir trabajando para que todos tengan los mismos servicios de calidad”.