LOS 100 mm DE AGUA CAÍDA PRODUJERON ANEGAMIENTOS TEMPORARIOS EN VARIOS PUNTOS

Tras recibir varios llamados de los vecinos al 147, poniendo en alerta al Municipio por la cantidad de agua caída en pocas horas, el Comité Organizado ante Emergencias comenzó durante la madrugada, a recorrer distintos barrios de la ciudad. El centro del país está bajo alerta meteorológica por lluvias fuertes o severas hasta el domingo. El agua llega tras un ciclo de varios meses marcado por la sequía.

De la Redacción de EL NORTE
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

En las últimas horas y tras las lluvias intensas, la región registró una caída de 100 mm de agua que anegó temporariamente varios puntos de la ciudad.
Tras recibir varios llamados de los vecinos al 147, poniendo en alerta al Municipio por la cantidad de agua caída en pocas horas, el Comité Organizado ante Emergencias (COE) comenzó durante la madrugada, a recorrer distintos barrios de la ciudad. “En contacto directo con los vecinos, se realizan tareas de prevención y se constata el estado de las calles. Esta actividad se realizará durante toda la jornada ya que existe un alerta metereológico para toda la región. Las calles que solían inundarse, ahora están en mejores condiciones, con buenas pendientes y desagües. La pavimentación de la mayoría de los barrios, ayudó a que el agua drene mucho más rápido sobre las calles, y no se estanque en las zanjas o veredas”, expresó personal del COE.
El Comité recordó a los vecinos tomar todo tipo de precauciones, más aún si se presentan tormentas eléctricas, y ante cualquier duda comunicarse al 147, línea de atención directa al vecino.

Alerta meteorológica

El centro del país está bajo alerta meteorológica por lluvias fuertes o severas.
Las tormentas continuarán con menor intensidad hoy hasta el domingo inclusive, precisó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).
El alerta nivel naranja por tormentas “fuertes a severas” se emitió ayer para el área que comprende el “centro-este de Córdoba, sur de Santa Fe, sur de Entre Ríos, y extremo norte de Buenos Aires”. Esta categoría de advertencia anuncia que “el área continuará afectada por lluvias y tormentas, las cuales podrán presentar intensidad fuerte a severa, con intensa actividad eléctrica, fuertes ráfagas, caída de granizo y principalmente abundante caída de agua. Se esperan valores de precipitación acumulada entre 50 y 100 milímetros, pudiendo superarse localmente los 120 milímetros”.
Para “el este de Córdoba, centro de Santa Fe, norte de Entre Ríos, gran parte de San Luis, centro este de Mendoza, el norte de Buenos Aires, gran parte de la provincia de La Pampa y la Ciudad de Buenos Aires” rige un alerta amarillo. Esto significa que el área mencionada “será afectada por lluvias y tormentas, algunas fuertes. Las mismas podrán estar acompañadas por importante actividad eléctrica, caída de granizo y principalmente abundante caída de agua en cortos períodos. Se esperan valores de precipitación acumulada entre 30 y 70 mm, pudiendo ser superados de forma puntual”.

En relación al campo, las precipitaciones fueron escasas y erráticas durante toda la temporada del maíz y la soja. Asimismo, también faltaron cuando el trigo más las necesitó. Aunque estaba previsto el retiro paulatino de La Niña a partir de finales de marzo, esta condición parece que comenzó a adelantarse.

Campo

Cuando más se necesitaron, escasearon y con el comienzo de la cosecha, volvieron las lluvias. Con epicentro en la zona núcleo, las precipitaciones abundarán en las próximas horas.
Las precipitaciones fueron escasas y erráticas durante toda la temporada del maíz y la soja. Asimismo, también faltaron cuando el trigo más las necesitó. Un ciclo de varios meses marcado por la sequía.
Aunque estaba previsto el retiro paulatino de La Niña a partir de finales de marzo, esta condición parece que comenzó a adelantarse.
El área de agrometeorología de la Bolsa de Comercio de Rosario reseñó en su reporte diario que, desde  el domingo, comenzó un período de inestabilidad climática, “una situación que se vio favorecida por la recarga de humedad en las capas bajas de la atmosfera observada en las jornadas previas”.
Entonces, de acuerdo a la entidad, las precipitaciones se reportaron ayer, desde el sudeste de Santa Fe, las vecindades del noreste de Buenos Aires y el sudoeste de Entre Ríos, pero con el correr del día se esperaba que las mismas se generalicen sobre la franja central, con un epicentro de máximos pluviales que tendería a ubicarse sobre la provincia de Entre Ríos y sectores del centro de Santa Fe, posiblemente alcanzando el sudeste de Santiago del Estero y el noreste de Córdoba.
Asimismo, las lluvias están presentes hacia el sur de la región central, desde el norte de La Pampa hacia el sudoeste bonaerense. En la zona comienza a delinearse la posición frontal, la cual puede dejar una buena provisión de agua en áreas de esta región donde prevalece la sequía.